×
  • Buscar
Publicidad

Estimulación del ojo del bebé

Estimulación del ojo del bebé

Estimular los sentidos del bebé desde una edad temprana ayuda a su desarrollo actual además de tener beneficios a corto y largo plazo. Es importante estimular varios sentidos a la vez para que aprenda a coordinarlos y empiece así a ser más preciso en sus movimientos. Lee este artículo si quieres saber más sobre la estimulación del ojo del bebé.

Publicidad

Índice

El ojo del bebé al nacer

El ojo del bebé pasa por distintas fases hasta que ve por completo y con claridad. Ten en cuenta que al principio sus ojos son más sensibles, por lo que al pasear fíjate en la dirección del sol.

Los párpados del recién nacido pueden estar hinchados. Es posible que tenga manchas de sangre en las áreas blancas de uno o ambos ojos. A menudo, estos son causados ​​por la presión en la cara durante el parto. Los medicamentos para los ojos que su bebé necesita después del nacimiento para prevenir infecciones pueden hacer que los ojos se vean rojos. El hinchazón y el enrojecimiento de los ojos suelen desaparecer en 3 días. Pero pueden pasar hasta 3 semanas antes de que desaparezcan las manchas de sangre en los ojos.

No te puedes perder ...

Peligros en el entorno del bebe y el niño

Peligros en el entorno del bebe y el niño

Totalmente ignorante de los peligros de la casa, tu bebé, en una permanente etapa de desarrollo y exploración del mundo en el que vive, tratará de descubrir todos los secretos que le rodean. Supervisar a estos aprendices de Marco Polo es siempre el mejor remedio para mantenerlos seguros, dentro y fuera de la casa, pero como sabemos que esto es prácticamente imposible, queremos mostrarte los lugares de tu hogar donde debes extremar las precauciones para evitar accidentes domésticos

 

Y tambien:

Su color de ojos puede cambiar durante el primer año. Además, si quieres que tu bebé recién nacido abra los ojos con frecuencia, mantén una luz tenue ya que si las luces son demasiado brillantes, es posible que le molesten y no los abra.

Los ojos de un bebé recién nacido suelen producir lágrimas suficientes para mantener sus ojos húmedos. Entre los 7 y los 8 meses de edad, los ojos del bebé se desarrollarán para que puedan producir más lágrimas. Las lágrimas drenan por pequeños conductos en las esquinas interiores de cada ojo.

Un conducto lagrimal bloqueado es común en los recién nacidos y un signo propio de esto es encontrar una secreción pegajosa amarilla en uno o ambos ojos. El pediatra puede mostrarte cómo limpiar y estimular los conductos lagrimales.

 

Estimulación del ojo del bebé

La mejor forma de empezar a estimular la visión de un bebé es utilizando contrastes que llamen su atención.

Te habrás fijado que suele agarrar las camisetas de la gente si tienen rayas o son muy coloridas, esto se debe a que llaman su atención y les gusta ver como se mueve la tela y cambia de forma. Investigaciones han demostrado que los contrastes de blanco y negro se registran poderosamente en la retina del bebé y envían las señales visuales más fuertes al cerebro. Las señales más fuertes significan un mayor crecimiento del cerebro y un desarrollo visual más rápido.

 Rodea a un bebé de colores pastel no va a ayudar a su desarrollo visual. Esto no quiere decir que llenes su habitación que los omitas por completo, sino que lo tengas en cuenta a la hora de comprar juguetes.

Algunas formas divertidas y creativas con las que puede estimular la visión de tu bebé son:

-Rodear la cama del bebé con rayas o estampados llamativos: sábanas, mantas, protectores de cuna, fundas de almohada…

-Rodee el área de juego del bebé con objetos de distintas formas y colores. El bebé está despierto con los ojos abiertos y mira fijamente lo que llama su atención. Este es el momento perfecto para colocar un objeto delante suyo. Observa cómo tu bebé se fija en esto y lo sigue con la mirada si lo mueves.

-Los juguetes que contrastan colores y además producen sonidos. El sonido es otra buena manera de llamar su atención, si además lo combina con la vista será una señal de que se está desarrollando correctamente.

-La distancia correcta: un recién nacido puede ver claramente a una distancia de 20 a 30 centímetros y esta distancia va aumentando con el tiempo. Tenlo en cuenta a la hora de interactuar con él y estimularlo visualmente.

-No esperes que un bebé recién nacido te mire con los ojos muy abiertos durante horas y horas. Los bebés pasan la mayor parte de sus primeras semanas comiendo y durmiendo. Aprovecha los momentos en los que esté más despierto para jugar con él. Al bebé le encantará fijarse en tu rostro y comenzará a enfocarse en tus ojos en las primeras semanas. Después de un mes, el bebé incluso comenzará a seguirte con los ojos mientras te mueves lentamente de un lado a otro.

 

¿Cómo detectar problemas de visión en bebés?

Los ojos de un bebé necesitan algo de tiempo para adaptarse al mundo, por lo que al principio es posible que no actúe como esperas. Por ejemplo, es perfectamente normal en los primeros tres meses de vida que los ojos del bebé se crucen o que no pueda ver mucho más allá de su cara cuando lo estás sosteniendo.

Ciertos signos pueden indicar un problema por lo que debes hablarlo con el médico si notas alguno de los siguientes:

-Las pupilas son de diferentes tamaños.

-Tu bebé tiene más de 1 mes, pero las luces, los móviles y otras distracciones aún no llaman su atención.

-Solo abre un ojo

-Observa material blanco, blanco grisáceo o amarillo en su pupila, como si los ojos estuvieran nublados

-Tiene un ojo más hacia fuera que el otro

-Los ojos del bebé no se mueven normalmente. Uno se mueve y el otro no, por ejemplo, o uno se ve diferente al otro cuando se mueve.

-Tiene los párpados excesivamente caídos.

-Se frota los ojos con frecuencia cuando no tiene sueño.

-Tiene una mancha persistente e inusual en sus ojos en las fotografías tomadas con flash. En lugar del ojo rojo común causado por el flash de la cámara, por ejemplo, hay una mancha blanca.

-Los ojos del bebé parecen excesivamente sensibles a la luz.


Fuentes: Asociación Americana de Optometría

Fecha de actualización: 29-08-2020

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.