×
  • Buscar
Publicidad

Estimulación del oído del bebé

Estimulación del oído del bebé

Los bebés empiezan a estimular sus sentidos cuando aún están en el vientre de la madre. Una vez fuera empiezan a explorar este nuevo mundo utilizando sus sentidos a la vez que los desarrollan. Descartar cualquier problema de audición y estimular el oído del bebé de forma temprana es esencial.

Publicidad

Índice

 

El oído del bebé al nacer

Hay bebés que nacen con las orejas más grandes, más pequeñas, más separadas… Ahora no es tan importante esa apariencia estética en relación al resto de su cuerpo, sino que esté perfectamente formada. Una ‘’oreja normal’’ tiene todas las estructuras (hélice, antiehélix, trago, antitragus, escafoides / fosa triangular y conducto auditivo externo) presentes y bien formadas.

Pero lo que debería preocupar es que el oído esté formado por dentro y funcione correctamente.

La prueba de detección auditiva para recién nacidos ayuda a identificar a los bebés que tienen pérdida auditiva permanente lo antes posible. Esto significa que los padres pueden obtener el apoyo y los consejos que necesitan desde el principio.

Tras comprobar que no existe ningún problema, es hora de estimular el oído del bebé, siempre con cuidado y evitando sonidos extremadamente sonoros sobre todo al principio que es cuando el oído es más sensible.

No te puedes perder ...

Causas de la enfermedad de perthes infantil

Causas de la enfermedad de perthes infantil

La enfermedad de Perthes infantil (también llamada Legg-Calvé-Perthes) es un defecto de la cadera que provoca la destrucción de parte del hueso de la cabeza del fémur, donde engancha con la cadera. En ocasiones el organismo repara solo el hueso y no causa problemas, pero otras veces, si no se trata correctamente, puede causar una deformidad permanente.

Y tambien:

 

Estimulación del oído del bebé

Aunque parezca increíble el bebé puede oír mientras está en el vientre de su madre. Sí es verdad que ese sonido llega distorsionado y a menos volumen, pero el bebé lo capta.

Los bebés utilizan el sentido del oído para asimilar una enorme cantidad de información sobre el mundo. Es por eso que debemos estimular este sentido durante el embarazo y una vez tengamos al bebé en brazos. Aquí van algunas ideas de cómo hacerlo:

- Habla con tu barriga. La audición del bebé comienza a desarrollarse entre las semanas 23 y 27 de embarazo. Al principio el bebé escuchará principalmente los latidos de tu corazón, el rugido de tu estómago y el sonido de tu voz a medida que avanza el día. Tu voz es la que más clara escuchan, por lo que trata de mantenerte calmada y de hablarle al bebé mientras te acaricias la barriga.

- Deja que la gente más allegada hable con tu barriga también. La vinculación con la familia comienza en el útero. Cuanto antes empiece antes estarán familiarizados a las distintas voces y en el futuro les será más fácil distinguirlas.

- El truco del lenguaje infantil. El lenguaje infantil existe por algo, y es que los bebés entienden mejor ciertas palabras si se dicen de manera sencilla o prestan más atención si se habla con un tono más agudo.

- Lee cuentos con él. Nunca es demasiado pronto para sumergirse en el ritual relajante y enriquecedor de leerle al bebé. No entenderá lo que estás diciendo ni seguirá una historia, por supuesto. Pero el solo hecho de escuchar su voz le enseña a prestar atención a los sonidos y le ayuda a desarrollar sus habilidades auditivas. La hora del cuento también es una oportunidad para abrazarse y estrechar lazos al crear una rutina.

- Repetición de sonidos: a base de repetirle sonidos al bebé notarás cómo poco a poco se va soltando y empieza a balbucear.

- Entonar al hablar: si tú entonas y pones distintas expresiones faciales, el bebé hará lo mismo. Puedes hacer todo tipo de sonidos divertidos mientras prueba los sonidos que puede hacer con la lengua, los dientes, el paladar y las cuerdas vocales. También es probable que empiece a hacer sonidos de consonantes como "b" o "m". Esto no ocurrirá antes de los 5 o 6 meses de edad.

- Juega al escondite de los sonidos. El bebé empezará a darse cuenta que no todo lo que suena está delante de él. Anímale a girarse y señálale aquello que suena si no lo encuentra .

- Canciones infantiles. ¿Qué mejor que una canción animada que ponga al bebé de buen humor? Con el tiempo empezará a reconocer las canciones que escucha a menudo y bailará al ritmo de estas.

 

Cuidados del oído del bebé

Es importante mantener limpios los oídos y orejas del bebé.

Puedes limpiarle las orejas a la vez que lo bañas con una bolita de algodón y un poco de agua tibia.

No es seguro introducir bastoncillos de algodón al principio. Si notas cerumen dentro del oído, no es necesario que lo quites, si ves que es una cantidad normal. La cera es saludable porque protege, lubrica y tiene propiedades antibacterianas. Quitarla puede causar daños potencialmente dañinos.

Para limpiar las orejas del bebé de forma segura puedes seguir estos pasos:

1- Moja la toallita o la bola de algodón con agua tibia.

2- Limpia suavemente detrás de las orejas del bebé y alrededor de la parte exterior de cada oreja.

3- Nunca metas la toallita o la bola de algodón dentro de la oreja del bebé. Esto puede dañar el canal auditivo.

Si al bebé le recetaron gotas para los oídos o si desea usarlas para eliminar la acumulación excesiva de cera, sigue estos pasos:

1- Acuesta al bebé de lado con la oreja afectada hacia arriba.

2- Tira suavemente del lóbulo inferior hacia abajo y hacia atrás para abrir el canal.

3- Coloca la cantidad de gotas recomendada por el pediatra.

4- Mantén las gotas en el oído del bebé manteniéndolo en una posición acostada durante 10 minutos, luego gíralo para que el lado con las gotas quede hacia abajo.

5- Deja que las gotas salgan del oído del bebé sobre un pañuelo de papel.

Utiliza siempre gotas de acuerdo con las recomendaciones de un pediatra. Sigue sus instrucciones sobre cuántas gotas se deben administrar y con qué frecuencia.


Fuentes: National Institute of Deafness

U.S Department of Health & Human Services

Fecha de actualización: 24-08-2020

Redacción: Laura Abad

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.