×
  • Buscar
Publicidad

Estimulación del bebé de 17 meses

Estimulación del bebé de 17 meses

Tu bebé ya tiene 17 meses y parece que tiene muchas ganas de hablar. Ya dice algunas palabras, grita y balbucea ante cualquier estímulo. En estos meses puedes notar diferencias entre bebés de la misma edad en cuanto al habla. Es importante que sepas qué ejercicios de estimulación temprana necesita tu bebé en este momento para que se desarrolle correctamente y se beneficie de sus ventajas a largo plazo.

Publicidad

Índice

 

¿De qué es capaz mi bebé de 17 meses?


Parece que tu bebé hace intentos por ser más independiente, aunque esta posición no le dure mucho rato y te busque, llame o llore. En estos momentos es capaz de entretenerse solito durante un rato, ya sea jugando y creando inconscientemente sus propias reglas, o explorando alrededor de la casa. Mientras esté jugando no querrá que nadie lo moleste y, si llega la hora de irse de casa y le quitas un juguete o se ve obligado a compartirlo con otro bebé, lo más seguro es que la escena acabe en rabieta.

Cada bebé sigue sus propios tiempos en el desarrollo. Aunque compararlo con otros bebés de la misma edad puede ser útil en algunos casos, en otros solo puede traer inseguridades, por lo que lo mejor es que te asegures de que tu bebé avanza en su desarrollo, a su ritmo pero que avanza. Alcanzará los hitos propios de su edad tarde o temprano.

En este mes, puedes notar que tu bebé:

- Amplía su vocabulario: el vocabulario de tu hijo ha empezado a crecer de repente. Esto no es casualidad, y es que ahora tu hijo tiene más consciencia sobre sí mismo y el mundo que le rodea. Además, quiere conseguir ciertos mini-objetivos propios, como alcanzar un juguete, o ver qué se esconde detrás de una puerta. Para ello va a tener que pedir ayuda, y se ha dado cuenta de que ciertas palabras “abren la puerta mágica”, o le llevan a conseguir lo que quieren. En estos momentos las palabras que dominará serán los nombres de sus juguetes u objetos favoritos, de personas o partes del cuerpo. En poco tiempo empezará a unir palabras en su intento por formar oraciones: “quiero balón”.

- Empieza a utilizar verbos activos. Tu hijo pronuncia cada vez con más claridad, pero además está empezando a utilizar verbos activos y a comprender su significado: fuera, dentro, arriba, abajo…

- Mejora la destreza de manos y dedos. Es posible que tu hijo pueda levantar objetos pequeños entre el índice y el pulgar con más facilidad que antes. A medida que su coordinación mejora, es posible que pueda hacer garabatos en un trozo de papel o empiece a modelar formas con plastilina.
 

Estimulación del bebé de 17 meses

No te puedes perder ...

Cómo cuidar a un bebé de 12 meses

Cómo cuidar a un bebé de 12 meses

¡Tu pequeño ya tiene un año! 12 meses que han pasado volando y en los que el bebé ha pasado de ser un recién nacido pequeño que apenas podía moverse, a un inquieto aventurero que gatea o anda por toda la casa, descubriendo cada día nuevas posibilidades. Disfruta cada día con tu niño y aprende cómo cuidarle bien en esta nueva etapa.

Y tambien:


Tu bebé te va a sorprender en muchos aspectos, realizará actividades de las que no lo veías capaz hasta verlo. Esto no quiere decir que el aprendizaje de tu bebé tenga que ser autónomo. Al contrario, durante los primeros años de vida los niños necesitan reaccionar a nuevos estímulos constantemente para ir desarrollándose. Y ahí es donde el papel de los padres es crucial, ya que tienen que asegurarse de que su hijo está expuesto a nuevos estímulos y retos cada cierto tiempo. La forma de estimulación variará según la edad de nuestro hijo, pero siempre buscará el mismo fin: aprender y divertirse.

Aquí van algunas ideas de estimulación para tu bebé de 17 meses:

- Ejercicios de agarre: en estos momentos tu bebé está perfeccionando el agarre modo pinza con su manita, ya sea para coger objetos pequeños o trozos de comida de su plato para llevárselos a la boca. Una buena manera de entrenar esta destreza es ofreciéndole unas pinzas de juguete, un cubo y objetos de un tamaño acorde a las pinzas para que no sea muy difícil. Ponte a su lado, y con ayuda de las pinzas ve metiendo uno a uno los objetos dentro del cubo, luego coge su mano y guíalo para hacer lo mismo. Cuando lo dejes hacerlo solo es probable que suelte las pinzas y utilice las manos; no te preocupes, cada vez las irá cogiendo más.

- Diferenciar colores: tu bebé distingue los colores perfectamente y tú se los repites día a día para que los aprenda. Es buen momento para empezar a realizar clasificaciones de objetos por colores, formas… Puedes empezar con dos colores muy distintos (ej: rojo y azul, verde y negro…), pon piezas de color azul en un cubo y de color rojo en otro, viértelas al lado de él y hazle entender que el juego ahora es colocar las del mismo color juntas en el mismo cubo. Puede que antes de echar una pieza a un cubo te mire buscando tu aprobación. Anímalo en todo momento y, si se equivoca, corrígelo de manera suave.

- Lavarse los dientes: ¡Haz que sea divertido! Establecer buenos hábitos de higiene bucal y cepillado de dientes nunca puede empezar demasiado pronto. Ayúdalo a cepillarse los dientes dos veces al día (lo más probable es que seas su ayudante hasta que tenga entre 6 y 8 años), mejor si te los cepillas tú inmediatamente antes, para que no lo vea como una obligación y quiera copiarte. Para que esto sea menos una tarea y una actividad más agradable, puedes poner música durante unos dos minutos.

- Incorpora libros a su rutina diaria. Guarda algunos libros en el coche o en la bolsa de pañales para poder sacar uno cuando lo necesites. Por ejemplo, cuando estés en el supermercado y quieras mantenerlo entretenido, dale un libro mientras está sentado en el carrito. También en casa y de manera más tranquila, podéis leer un libro juntos. Deja que él pase las páginas mientras tú lees y señalas los objetos de las páginas.
 

La alimentación de tu bebé de 17 meses


Bien es sabido que para que tu bebé se desarrolle correctamente y tenga energía para jugar debes incluir en sus comidas alimentos de los 5 grupos:

- Lácteos

- Carne, pescado o huevo

- Hortalizas, frutas y semillas

- Cereales y legumbres

- Aceite y grasas saludables

No es raro que un bebé rechace un nuevo sabor. Su gusto aún está desarrollándose y que un día rechace un nuevo alimento no depende del sabor en sí, sino también de su textura, temperatura, si tu hijo está cansado, tiene hambre o no…

Por lo que no desistas en darle de probar todo tipo de comidas y recetas, ya que cuanto más amplio sea su menú de pequeño más fácil es que opte por hábitos saludables cuando sea adulto.

No lo fuerces a comer y no hagas que los momentos en la mesa sean estresantes. El niño necesita su tiempo para observar, tocar y probar que va a comer. Además, necesita comer tranquilo y en una buena postura para que la digestión no sea pesada.

No uses la comida como recompensa. No es una buena idea recompensar a tu niño con comida, especialmente dulces. Este enfoque puede ser contraproducente y causar más batallas en el futuro.


Fecha de actualización: 14-10-2020

Redacción: Laura Abad

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.