Actividades de estimulación temprana del lenguaje en bebés

Actividades de estimulación temprana del lenguaje en bebés
comparte

La estimulación del lenguaje en los bebés es fundamental. Para familiarizar a tu bebé con el lenguaje lo primero que debes hacer es reforzar los sonidos guturales, pero ¿qué son estos sonidos? Los sonidos guturales son aquellos sonidos cuyas articulaciones se realizan en el sector posterior del tracto vocal. El término gutural se emplea para calificar aquello vinculado a la garganta.

Para reforzar, por tanto, estos sonidos es importante hacer preguntas al bebé como, por ejemplo: ¿Sí? ¿De verdad? ¿Qué has dicho? Lo fundamental aquí es hablarle con palabras cortas y cantarle algunas canciones durante el día que impliquen movimientos corporales. Está claro, no obstante, que desde el momento en que coges a tu bebé por primera vez ya os estáis comunicando mutuamente. De hecho, su llanto no implica una manifestación de tus habilidades como padre o madre sino más bien una manera de comunicarse contigo.


- Bebé 0-1 mes. Recuerda que el bebé nace con la capacidad de oír y está como loco por hablar. Desde el primer día reacciona si le hablas de manera animada a una distancia de 20 o 25 centímetros y mueve los labios y la lengua para responderte. A las dos semanas emitirá sonidos incoherentes, y a las tres tendrá ya un vocabulario basado en sonidos.


¿Qué debo hacer?


Habla con tu bebé desde el primer momento y nunca dejes de hacerlo. Di su nombre una y otra vez y verás cómo mueve los ojos rápidamente. Aunque al principio pueda sorprenderte debes tener siempre presente que este es el primer paso para que tu bebé comience a hablar, y también para ayudarle a desarrollar, por ejemplo, la capacidad de imitación.

Estimulación temprana de bebés

Estimulación temprana de bebés

Los primeros años de la vida del niño representan el momento fascinante en el que se fijan los cimientos en que basará su futuro desarrollo.  Desde que nace, el pequeño manifiesta deseos de aprender y una curiosidad inagotable. Su cerebro es como una esponja que absorbe todo lo que ve, escucha y experimenta. La estimulación temprana consiste en aprovechar esta capacidad de aprendizaje de los primeros años del bebé, ¿quieres saber cómo?


- Bebé 1-2 meses. Alrededor de esta edad, y como parte de su deseo natural de comunicarse contigo, tu bebé ya te responde emitiendo sonidos guturales cuando le hablas. Tiene un oído especialmente sensible al tono agudo y cantarín que tanto padres como madres adoptan cuando hablan con su bebé (de forma completamente instintiva), y ya comienza a emitir sonidos vocálicos sencillos como “e”, “a”, “u” y “o”. Pronto participará en la conversación emitiendo sonidos si sitúas la cara cerca de él y le miras a los ojos mientras le hablas.


¿Qué debo hacer?


El adulto, ya sea el papá o la mamá, deberá responder siempre a su bebé. Por ello, cuando te demuestre que te necesita debes acercarte a él con los brazos extendidos y llamarlo por su nombre. Dile también que irás enseguida, y extiende los brazos. Ten en cuenta que extender los brazos es un gesto precursor de una conversación y, aunque él no pueda hablarte, esta reacción tan positiva le demostrará que le entiendes.


- Bebé 2-3 meses. Tu bebé a esta edad ya ha descubierto su voz y está aprovechando cualquier oportunidad para practicar todos los sonidos que puede emitir. Por ese motivo el pequeño ya hace todo tipo de ruidos para demostrar que está verdaderamente contento, y le oirás gritar, chillar, y balbucear. También puede que comience a añadir consonantes a los sonidos vocálicos: la primera suele ser la letra “m” y después las oclusivas.


¿Cómo ayudarle?


Ayuda a tu pequeño enseñándole a hacer pedorretas, y no te olvides de responderle a todos los ruidos que ya ha comenzado a hacer hablándole muchísimo y manteniendo el contacto visual en todo momento. Repite todos los sonidos que haga y anímale también a que continúe su charla.


- Bebé 3-4 meses. A esta edad notarás un gran cambio en la forma en la que tu bebé se va relacionando con el mundo exterior porque cada vez pasa más tiempo despierto, es cada vez más capaz de reconocer caras y lugares, y está algo más inquieto y sufre menos cólicos por la tarde. También es capaz de “mantener conversaciones” contigo. Ya intenta imitar tus frases uniendo los sonidos o inventando palabras como “gaga” o “agú”. Utiliza ya un repertorio bastante variado de sonidos.


A las dieciséis semanas aproximadamente va a comenzar a expresar sus sentimientos a través de risas y chillidos, que generalmente serán sentimientos de alegría. También va a comenzar a emitir ya más que simples sonidos vocálicos y consonánticos.


¿Qué hacer?


Es importante que a esta edad lo comentes todo con tu bebé. Ya le encanta reírse y aprenderá a ser divertido y a hacer bromas. Recuerda que a todos los bebés les gusta a hacer reír a los demás porque es una respuesta inmediata. Y tú deberás reír con él. De esta manera sabrá que apruebas lo que ha hecho y habrá conseguido captar tu atención. Por último, recuerda que la risa es muy buena para ambos porque estimula el sistema inmunitario.


- Bebé 4-5 meses. Tu bebé es cada vez más consciente de las situaciones nuevas y está aprendiendo a expresar sus sentimientos. Además, intentará pronunciar diferentes vocales y consonantes, y comenzará también a desarrollar muchas señales no verbales para comunicar sus necesidades.


¿Qué hará tu bebé?


- Comenzará a aferrarse a ti dramáticamente cuando quiera que lo eches a dormir.

- Te alejará cuando no esté contento y no quiera tu atención.

- Mirará hacia otro lado si algo no le gusta demasiado.


¿Qué deberás hacer?


Enseñarle la sensación de realización personal con más juguetes y juegos. Recuerda que durante el quinto mes querrá aprender e imitar a los demás, ya comienza a concentrarse y empieza a controlar sus manos y a disfrutar participando en diferentes juegos. Deberás, finalmente, intentar que las voces sean lo más agradables posibles. A los bebés les encantan y harán cualquier cosa por escuchar una voz así, incluso prescindir de lo que quieren. A tu bebé, por tanto, le va a inquietar el tono de voz enfadado, aunque será una reacción básica para enseñarle disciplina en el futuro. Cuando te oiga se quedará quieto para comprobar si realmente desapruebas su comportamiento.  

- Bebé 5-6 meses. El bebé con cinco y seis meses va a comprender cada vez mejor la importancia de los turnos en las conversaciones y emitirá sonidos nuevos para comunicarse. Por ello, si te fijas podrás darte cuenta de que ya intenta hablar con su reflejo en el espejo y mantiene consigo mismo conversaciones a base de gorjeos. Se va a esforzar sin descanso en imitar tu forma de hablar y, además, saca cada vez más la lengua y juega con ella a todas horas mientras está despierto. Tiene un repertorio cada vez mayor de sonidos como las pedorretas y los soplidos, y los practica muy a menudo.


También va a comenzar a hacer sonidos especiales para llamar tu atención, y a unir vocales y consonantes en sílabas sencillas. Dice “ca”, “pa”, “ma” y “agh”. Puede incluso que ya comience a entender una parte de lo que le dices y comience a balbucear repitiendo todos los sonidos una y otra vez. Los escucha y vuelve a repetirlos.


¿Qué hacer cuando llega a su primer medio año de vida?


Además de no dejar de cantar nunca a tu bebé, deberás también hablarle en todo momento. Cuéntale lo que haces y señálale todas las cosas interesantes que ves, especialmente los animales, o cuando haces algún recado fuera de casa con él. Repite las frases y elógialo cuando creas que ya te entiende, y cántale canciones y entretenlo con rimas infantiles. Intenta enseñarle juegos con palmas, y lee libros con él señalándole los animales. Di el nombre de cada uno de ellos e imita el sonido que hacen. Algunos recursos útiles para los padres y las madres de estos bebés a esta edad pueden ser los discos con canciones infantiles o los libros de animales.


Fuentes:

A. Eisenberg, H. E. Murkoff, S. E. Hathaway, Tu hijo mes a mes, Parramón. 

Redacción: Ana Ruiz

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×