¿Por qué los bebés mueven mucho las piernas?

¿Por qué los bebés mueven mucho las piernas?
comparte

A los papás primerizos les sorprende todo lo relacionado con sus hijos, sobre todo si no han tenido contacto cercano con bebés. Por ejemplo, puede asustarles que su hijo no pare de mover las piernas cada vez que lo tumban boca arriba en la cuna, pero eso es algo natural e incluso bueno para su desarrollo, así que no te preocupes.

Los recién nacidos apenas si pueden moverse, pero ese estado de quietud total dura poco y, conforme avanzan las semanas, van mejorando su motricidad y pronto descubren que pueden patalear sin parar, algo que les encanta. Por eso, es normal que, hacia los 2-3 meses, comiencen a mover sus piernas y sus brazos casi constantemente. Tanto movimiento puede asustarte y hacerte pensar que le pasa algo, está incómodo o tiene dolor, pero lo normal es que se deba solamente a su desarrollo neurológico.


Los bebés nacen con una serie de reflejos primitivos automáticos que les ayudan a sobrevivir, pero estos reflejos van despareciendo a medida que tanto su sistema neuromuscular como neurológico maduran y son sustituidos por movimientos controlados, como los que realiza dando pataditas sin parar, sobre todo cuando lo tumbas boca arriba en la cuna, el carro o la mantita de juegos.


Este movimiento constante e incontrolado, como decíamos, comienza en torno a los 2 meses y medio y es un reflejo que se debe a la percepción de la gravedad. Tu bebé ha estado durante 9 meses flotando en un medio líquido en el que no había arriba ni abajo y del que no se podía caer, pero ahora descubre que esta posibilidad existe, por lo que no para de mover sus brazos y piernas para hacer pruebas.

No te puedes perder ...


Hacia los 4 meses estos movimientos se vuelven más coordinados y le sirven para ejercitarse y ganar fuerza en los músculos inferiores, necesario para que, llegado el momento, puede sentarse, gatear, andar, etc. Por eso, es normal que los bebés de esta edad se pasen el día moviendo sus piernecitas. Debes dejarle libertad de movimientos ya que es esencial para que gane en fuerza y coordinación.


Hacia los 6 meses el pequeño ya es capaz de agarrarse los pies con las manos y llevárselos a la boca, algo que hará siempre que pueda ya que le divierte y le ayuda a explorar el mundo. Este avance denota que su coordinación ojo-mano ha aumentado considerablemente, así como su fuerza, por lo que pronto podrá voltearse solo y reptar por la casa. 


Por lo tanto, es normal que tu mueva incontrolablemente las piernas en los primeros meses de vida, estos movimientos se volverán controlados cuando su sistema nervioso y muscular madure. Solo debes preocuparte si sus movimientos van acompañados de otros gestos o sonidos que puedan indicar dolor o incomodidad, como llanto, arquear la espalda, ponerse rojo, etc. En esos casos, obsérvale bien para ver si tiene gases, le duele algo, tiene hambre, sueño, miedo…


No coartes sus movimientos


Muchos pediatras advierten de que los bebés de hoy tienen un desarrollo psicomotor más lento ya que se pasan mucho tiempo en brazos, en las sillas de paseo o en las hamacas. Aunque es estupendo cogerlo siempre que quieras o dejarlo algunos artos en estos objetos, debes procurar que tu bebé tenga espacio y libertad para moverse y ejercitar sus músculos. Déjalo siempre que puedas sobre la manta de juegos o el gimnasio, o en una superficie en la que pueda jugar y moverse con total seguridad y tranquilidad. Déjale juguetes cerca para que intente alcanzarlos y ponlo tanto boca arriba como boca abajo, así podrá practicar y entrenarse.


Otros ejercicios y juegos que puedes hacer con tu bebé para ejercitar sus piernas son:


1- La bicicleta: tumbado boca arriba, dobla sus piernas alternativamente como si pedaleara, siempre son suavidad para no hacerle daño. Otra opción es encoger y estirar sus piernas hacia ti.


2- Coloca algo en sus pies para que intente darle pataditas, como tu cuerpo o un instrumento que suene al darle con las piernas.


3- Anímale a chapotear y jugar en su bañera. Si es posible, acude con él a clases de matronatación, así fortalecerá sus piernas con divertidos ejercicios acuáticos.




Fuente:

Ajram, Dr. Jamil, Tarés, Dra. Rosa María (2005), El primer año de tu hijo, Barcelona, Ed. Planeta.

Mahé, Véronique (2008), Los 100 primeros días del bebé, Barcelona, Robin Book.

Foto: Freepik.com

Fecha de actualización: 25-10-2018

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>