• Buscar

Mi bebé nunca está tranquilo

Mi bebé nunca está tranquilo

¿Tu bebé es muy inquieto y no para ni un segundo? Aunque puede resultar agotador, también puede ser muy divertido cuidar de un bebé así, solo tienes que tener unos cuantos “trucos en la manga” para calmarle en los momentos necesarios y que no os vuelva locos.

Publicidad

Índice

 

¿Por qué mi bebé no está tranquilo?

Cada bebé tiene una forma de ser y una personalidad diferente que se manifiesta incluso en la tripa de la madre: hay bebés que se mueven mucho dentro de la tripa y otros que se pasan el día tranquilos y apenas se los nota, como anticipo de lo que serán cuando crezcan (aunque no necesariamente tiene por qué ser así, claro).

Articulo relacionado: Mi bebé nunca está tranquilo

Por eso, no todos los consejos para cuidar a un bebé son validos para todos ya que lo que funciona para unos, no sirve para otros y no es lo mismo cuidar de un bebé que se puede pasar horas en su hamaca o su cunita, que hacerlo de uno que no para quieto ni un segundo. Este último caso resultará, sin duda, mucho más agotador para los padres ya que los bebés inquietos y nerviosos no paran ni un segundo y reclaman mucha más atención de los padres. Asimismo, suele ser más complicado dormirlos o darles de comer, lo que no significa que duerman o coman mal, sino que, por su forma de ser, es más difícil lograr que se estén quietos el tiempo suficiente como para conciliar el sueño o comerse la comida. Además, resulta complicado ajustarlos a un horario porque no son regulares y, cuando tiene hambre o sueño, lloran con mucha intensidad hasta que consiguen lo que necesitan.

Una prueba evidente de que están siempre tensos es que cuando duermen mantienen los puños cerrados con fuerza durante más tiempo del normal (todos los recién nacidos lo hacen, pero este gesto desaparece en unas semanas, excepto en estos bebés).

La parte buena es que estos bebés suelen ser más activos y juguetones, por lo que interactúan desde más pequeños con sus papás y es más divertido estar con ellos (aunque por supuesto más cansado). Y, según una investigación realizada en EE UU, los niños que se muestran muy activos hasta los 5 años tienen menos probabilidades de ser obesos de mayores.

Consejos para bebés intranquilos

Pero para que su intranquilidad no te supere ni te vuelva loca, es conveniente que sigas estos 10 consejos:

Articulo relacionado: Mi bebé nunca se enferma

1- Quiérelo y acéptalo como es y no pienses que es mejor ni peor que otros niños o que es más complicado cuidarlo, cada niño tiene sus cosas.

2- No te sientas culpable ni responsable de su intranquilidad ni pienses que es por algo que hiciste en el embarazo; la personalidad no depende de pasaras un mejor o peor embarazo.

3- Ten mucha paciencia y, cuando estés nervioso y no puedas más, tómate un momento de descanso y deja al peque con otra persona ya que, si tú estás nervioso, el niño lo estará aún más.

4- Haz las cosas con más tiempo. Si llegar a la hora a los sitios te cuesta porque no hay manera de vestirle, empieza un rato antes a arreglaros y preparar todo para que no vayas siempre con prisas y nervioso.

Articulo relacionado: Mi bebé nunca se sacia

5- Las rutinas aportan seguridad y confianza a todos los bebés, pero son especialmente importantes en este caso. Cuanto más seguro se sienta, más tranquilo estará. Procura que todos los días coma, duerma y salga a la calle a a la misma hora. Además, bañarlo todas las noches antes de irse a la cama le puede ayudar a dormir mejor y relajarse tras la actividad diurna.

6- Si se pone muy nervioso cuando tiene mucha hambre o sueño, anticípate y, en cuanto notes que llegue la hora de comer o de dormir, dale la leche o lo que coma y ponle a dormir para evitar que se ponga a llorar como un loco, ya que en ese momento será más complicado calmarle.

7- Procura sacarlo a pasear todos los días, jugar en el parque o hacer actividades lo más físicas posibles según su edad para que gaste esa energía extra y esté centrado en diversas actividades que lo entretengan y lo mantengan tranquilo.

8- No lo lleves a sitios ruidosos y con muchas luces o estímulos.

9- Busca momentos de calma y tranquilidad todos los días con actividades relajantes como leer un cuento, contarle una historia, ponerle música relajante… Los niños tan inquietos se ponen nerviosos ellos solos, y necesitan que un adulto los ayude a realizar actividades relajantes.

10- La mayoría de niños intranquilos se mueven mucho también mientras duermen, lo que puede despertarlos por lo que, una vez que se haya dormido, puedes envolverlo en una sábana fina tipo swaddling para que no se agite tanto. Y, cuando sea mayor, puedes probar con una tipo “sábana fantasma”.
Foto: Created by Prostooleh - Freepik.com


Fuente:

Silveira, Dr. Manuel (2011), 50 cosas que debes saber sobre un recién nacido, Barcelona, Libros Cúpula.

Fecha de actualización: 06-10-2021

Redacción: Irene García

Publicidad
Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamentepero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web nosustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a unaconsulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, yen ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×