¿Cuándo se recomienda dar chupete?

¿Cuándo se recomienda dar chupete?
comparte

La decisión sobre si un niño debe usar o no un chupete recae sobre los padres, y hay quienes son adeptos y contrarios a su uso. Los profesionales recomiendan que, si se decide usar, sea a partir del primer mes, cuando la lactancia esté establecida, pues puede interferir en esta. Si el bebé se acostumbra a una succión más débil, a la hora de mamar le generará confusión debido a que el pezón es mucho más blando y flexible, lo que puede causar problemas en el pecho de la madre, como grietas en los pezones, y la frustración del niño.

Para que un bebé pueda succionar adecuadamente en el pecho de su madre deberá abrir bien la boca porque no sólo debe abarcar el pezón, deberá abarcar también la parte de la aréola. Este movimiento de succión es muy distinto al que realiza con el chupete para calmarse. Y ofrecer chupetes o tetinas de biberón antes de tiempo puede hacer que rechace el pecho o que le cueste más comer y se ponga nervioso.

 

En ocasiones, el uso del chupete es una señal de que existen dificultades en la lactancia, por lo que es importante reconocer si existe algún problema y tratarlo.

 

Por otro lado, en los niños lactados artificialmente el uso del chupete es especialmente importante ya que estimula el desarrollo de los caminos neuronales que controlan la potencia de las vías respiratorias superiores, pudiendo reducir hasta un 90% el riesgo de muerte súbita en los bebés. Esta insuficiencia respiratoria es la que explica la causa del síndrome de la muerte súbita.


Debido a este síndrome, se recomienda el uso del chupete tras el primer mes ya que es cuando comienza el riesgo de sufrirlo, de la misma manera que se recomienda dejar de usarlo después del primer año, cuando este riesgo disminuye, así como su necesidad de succionar.

No te puedes perder ...

 

Los bebés nacen con una intensa necesidad de succión, y el mero hecho de hacerlo, aunque no haya alimento de por medio, les calma. Es por esto que, muchas veces, es utilizado no solo para la relajación del niño, sino también la de los padres, que en ocasiones lo utilizan para calmar el llanto del bebé, el cual puede llegar a ser muy molesto. Pero no se debe abusar de esta práctica, el niño necesita antes el cariño y afecto de sus padres, así como el contacto con su piel para calmarse.


Utilizar el chupete solo porque no se sabe por qué llora o dárselo siempre que hay rabietas sin intentar solucionar lo ocurrido con calma es un error. El chupete no es la solución a todos los problemas.

 

El uso de chupete hace que el bebé permanezca boca arriba más tiempo, que es algo que recomiendan los pediatras, y también ayuda a reducir la dependencia del biberón, evitando que tome exceso de líquidos, lo cual disminuye el riesgo de tener caries en un futuro.

 

Pero el uso del chupete también puede tener una parte perjudicial para el bebé, ya que puede producir candidiasis oral, que se trata de un hongo visible a través de placas blancas que puede contraerse al llevarse a la boca objetos contaminados como el chupete. O producir también otitis debido al aumento de la secreción de saliva, que facilita el transporte de gérmenes al oído.

 

Quienes se oponen al uso del chupete argumentan que puede llevar a un mal aprendizaje del habla si no se retira a tiempo, y a una posible deformación del paladar.

 

Es posible también que, si quieres darle un chupete a tu hijo, lo rechace. Esto es normal y le pasa a la mayoría de los niños al principio, algunos incluso no lo cogen nunca y prefieren chuparse el dedo (una práctica que está desaconsejada por los expertos), mientras que otros niños no tienen la necesidad de succionar, más allá del pecho materno.

 

Pero si has tomado la decisión de que tu hijo use chupete, y este se muestra de acuerdo con la idea, existe todo un mundo respecto a la forma, materiales y tamaños. Al principio es recomendable que sea de una sola pieza y que se adapte al niño, que no sea ni muy grande ni muy pequeño, y que tenga orificios de ventilación, los cuales evitan irritaciones.

 

Los materiales más comunes son el látex o la silicona, ambos son blandos y elásticos, pero la silicona es menos resistente, por lo que es recomendable para bebés más pequeños a los que aún no les han salido los dientes.

 

La limpieza del chupete es muy importante ya que es algo que el bebé va a tener constantemente en la boca, y si no está debidamente limpio, puede acarrearle infecciones u hongos. Es recomendable esterilizarlo cada dos días y procurar lavarlo con agua cuando se caiga al suelo, así como cambiarlo por otro inmediatamente si está roto.


Fuentes:

-Post ¿Cuándo le pongo chupete a mi Bebé? Por Arancha Matrona. https://www.aranchamatrona.com/cuando-le-pongo-el-chupete-a-mi-bebe/ - Estudio

- Uso del chupete y lactancia materna, por la Asociación Española de Pediatría. 2011 https://www.aeped.es/comite-lactancia-materna/documentos/uso-chupete-y-lactancia-materna

Foto: Freepik.com

Redacción: Cristina Rodríguez

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>