×
  • Buscar
Publicidad

¿Cómo ayudar al bebé a quitar el hipo?

¿Cómo ayudar al bebé a quitar el hipo?

El hipo es muy frecuente en los bebés en sus primeros meses de vida, incluso sabemos que ya lo sufren durante su estancia en el útero materno. Esto se debe a que no saben comer sin tragar aire, pero, aunque te parezca muy molesto y te ponga nervioso ver a tu bebé con hipo, debes saber que no es doloroso.

Publicidad

Según datos de los pediatras, un 80% de los bebés sufre hipo de manera habitual en sus primeros 6 meses de vida. Pero ¿qué es el hipo? Es un espasmo involuntario producido por el diafragma (el músculo que separa la cavidad torácica de la abdominal) que se produce tras una alteración en los ritmos respiratorios del bebé. Este cambio produce un flujo de aire en los pulmones que hace que la epiglotis se cierre, lo que causa ese característico sonido que produce el hipo.


Como decíamos, el hipo es algo normal en los bebés ya desde el útero, por lo que los expertos piensan que se produce de manera natural para ayudar al organismo a preparar los músculos que intervendrán en la respiración una vez el pequeño nazca.


Y, una vez nace, el hipo se produce principalmente por la inmadurez del sistema nervioso y digestivo que causa contracciones irregulares y repentinas en el diafragma a la vez que el bebé traga más aire de lo normal al alimentarse. Pero existen más causas por las que un bebé puede presentar hipo:

No te puedes perder ...

¿Cómo ayudar a un hijo a superar el miedo a los monstruos?

¿Cómo ayudar a un hijo a superar el miedo a los monstruos?

La imaginación infantil no tiene límites tanto para lo bueno como para lo malo por lo que igual que tienen una capacidad enorme para imaginarse historias y pasarse horas y horas jugando, también pueden tener capacidad para ver monstruos donde no los hay, pero esos monstruos pueden hacerles sentir muy mal y sentir mucho miedo. 

Y tambien:


- Tras una crisis de llanto, muy comunes en los primeros meses del bebé. Cuando un bebé se pone muy nervioso y comienza a llorar desconsolado, su flujo respiratorio se altera y puede aparecer el hipo.


- El reflujo gastroesofágico, habitual en los bebés también en estos primeros meses de vida, puede irritar el diafragma y causar hipo después de comer.


- Incluir en la dieta alimentos que todavía no son aptos para la edad del niño debido a su inmadurez digestiva también puede causar un ataque de hipo.


- Comer muy deprisa o atragantarse también son causa frecuente de hipo. Intenta no dar de comer a tu bebé con ansia y ayudarle a comer tranquilamente. Asimismo, comer mucho puede provocar hipo.


- Por último, algún cambio brusco de temperatura puede hacer que el niño sufra hipo.


¿Cómo evitar el hipo?


Lo primero que debes saber es que el hipo no es doloroso, aunque sí puede resultar un tanto molesto si dura mucho tiempo. Y, como hemos visto, es algo muy habitual, por lo que no debes alarmarte si tu hijo sufre ataques de hipo a menudo. Solo si el hipo no desaparece y persiste durante más de 24 horas hay que acudir al médico, ya que podría ser indicio de alguna inflamación como otitis o meningitis, asma, o la presencia de un cuerpo extraño en el oído.


En cuanto a los remedios naturales y trucos para quitar el hipo, algunos funcionan mejor que otros y no siempre son efectivos ni lo son en todas las personas, pero no pierdes nada por probarlos:


1. Dale de comer sentado o inclinado para que le entre menos aire al comer, sobre todo si se alimenta con biberón. En este caso, es importante también que uses una tetina anticólicos para que no le entre mucho aire al succionar.


2. Procura que coma a su hora para que no se ponga nervioso por el hambre y acabe comiendo con ansia o más de la cuenta. Aunque es cierto que hay que darle de comer a demanda, hay niños muy glotones que siguen comiendo cuando ya no lo necesitan, debes controlarlo si es el caso de te bebé.


3. Si se alimenta del pecho, asegúrate de que su boca cubre todo el pezón y parte de la aréola para que no le entre aire al comer.


4. Tanto la tetina como el biberón deben ser del tamaño correcto para que no se produzca la entrada indeseada de aire al usarlos.


5. Suénale los mocos con frecuencia para que no se taponen sus vías respiratorias.


6. Procura que expulse el aire entre las tomas y al acabarlas para que no se acumulen los gases en su sistema digestivo.


7. Muchas veces, el mejor remedio es el sueño, ya que, al quedarse dormidos, cambia su ritmo respiratorio y se pasa el hipo al relajarse el diafragma.


8. Un remedio muy popular, aunque no siempre funciona, es darle agua en una cuchara evitando que entre aire al tomarla (solo válido para bebés que ya beben agua).


9. Muchos afirman que acariciar la nariz del pequeño para provocarle un estornudo relaja el diafragma y acaba con el ataque de hipo.


10. Nunca le des un susto, no solo no funciona, sino que puedes hacerle llorar y aumentar el hipo.


11. Evita la comida muy caliente, ya que también puede irritar el diafragma.


12. Dale un suave masaje en la espalda, apoyando su cabecita en tu hombro, para que eche los gases.


13. Cámbiale de postura para abreviar el ritmo del diafragma.


Fuente:

Blog EnFamilia de la AEP: "Cosas normales en los recién nacidos", https://enfamilia.aeped.es/edades-etapas/cosas-normales-en-recien-nacidos

Fecha de actualización: 06-02-2019

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.