¿Cómo ayudar a mi bebé con los dientes?

¿Cómo ayudar a mi bebé con los dientes?
comparte

La salida de los dientes de leche puede causar ciertas molestias al bebé, sobre todo los primeros ya que tienen que romper la encía para salir. Por eso, si notas que tu bebé está irritable, babea mucho y se toca mucho la boquita, puede que tenga dolor porque sus dientes de leche están a punto de erupcionar.

Los dientes de leche comienzan a salir hacia los 6 meses, aunque se considera normal tanto que salgan mucho antes (incluso hay bebés que nacen con algún diente, aunque no es habitual), como que no salga ninguno hasta los 11 o 12 meses. Así que lo primero que debes saber es que no hay que preocuparse porque los dientes de leche le salgan a tu bebé antes o después ya que lo normal es que le acaben saliendo todos.


El orden normal de aparición de los dientes temporales es:


Entre los 5 y los 12 meses: dientes incisivos inferiores.

Entre los 7 y los 10 meses: dientes incisivos superiores.

Entre los 9 y los 12 meses: dientes laterales superiores e inferiores.

Entre los 12 y los 18 meses: primeros molares superiores e inferiores.

Entre los 18 y los 24 meses: caninos superiores e inferiores.

Entre los 24 y los 30 meses: segundos molares inferiores y superiores.


Como ves, hay bastante margen entre la edad mínima y la máxima que se considera normal que salga cada uno de los dientes. Hasta los 3 años, se considera normal que falten algunos, por lo que no hay que obsesionarse con edades ya que el orden de aparición y la edad varía enormemente de unos niños a otros, incluso entre hermanos.

No te puedes perder ...


Además, también varían mucho los síntomas y molestias ante la erupción de los dientes de leche: algunos niños apenas notan nada, por lo que los padres descubren los dientes al ver su boquita, mientras que otros se pasan semanas irritables y molestos. Asimismo, es más habitual que duela más la salida de los primeros dientes ya que la encía está más sensible. A medida que van saliendo los dientes las molestias disminuyen.


Por lo tanto, las molestias asociadas a la salida de los dientes de leche son más frecuentes entre los 6 y los 12 meses y son estas:


- Aumento de la salivación

- Erupciones cutáneas alrededor de la boca

- Irritabilidad

- Leve inflamación y enrojecimiento de la encía que causa dolor y comezón

- Muchas ganas de masticar y morder

- Inapetencia

- Problemas de sueño

- Febrícula (ligero aumento de la temperatura corporal, pero sin llegar a tener fiebre)

- Deposiciones blandas a causa del aumento de babas


Para calmar y aliviar estos problemas y que tu bebé pueda comer y dormir bien es conveniente que le ayudes con estas medidas:


1. Ofrécele mordedores u objetos fríos que pueda chupar, morder y llevarse a la boca para calmar la inflamación y la comezón. Asegúrate de que están limpios para evitar infecciones. Puedes usar zanahorias, chupetes, un alimentador… cualquier cosa fría que pueda chupar y mordisquear.


2. Masajéale la encía con una gasa o el dedo limpio. No es necesario usar geles anestésicos a no ser que lo recomiende el pediatra.


3. Intenta que el biberón de leche no esté muy caliente ya que el calor aumenta el dolor.


4. Lava sus manos y todos los objetos que se lleve a la boca con frecuencia para evitar las infecciones ya que chupar y morder es lo que más le calma así que no parará de chuparlo todo.


5. Nunca le apliques paracetamol directamente sobre las encías. Es un remedio muy popular pero muy desaconsejado. Si el dolor es muy fuerte puedes dárselo, pero ingerido de manera normal (consulta antes al pediatra).


Además, recuerda que debes limpiar sus encías desde que nace y sus dientes desde que salen para asegurar una buena salud bucal. Al principio puedes hacerlo con una gasa limpia o un dedal de silicona y, desde el año de edad, comprar un cepillo adecuado para esa edad. Primero deberás limpiar tú sus dientes, pero a medida que crezca debes enseñarle a hacerlo solo.


También es aconsejable que acudas al odontopediatra a su primera revisión hacia los 12 meses o cuando le salgan sus primeros dientes, y que repitas esas revisiones de forma anual.


Te puede interesar:
El percentil del bebé, tanto en talla como en peso, es una variable que utilizan los pediatras para evaluar cómo se está desarrollando un bebé.


Fecha de actualización: 27-06-2018

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>