• Buscar
Publicidad

¿Cómo calmar el dolor de dientes en bebés?

¿Cómo calmar el dolor de dientes en bebés?

A partir de los 6 meses comienza el proceso de dentición en los bebés. Hasta los 3 años, más o menos, le irán saliendo todos los dientes de leche. El momento de romper la encía puede resultar bastante molesto y doloroso… ¿sabes qué hacer?

Publicidad

Índice

 

Síntomas de la salida de los dientes de leche

La mayoría de los bebés inicia la dentición alrededor de los 6 meses. Primero aparecen los dos dientes delanteros inferiores (incisivos centrales inferiores), seguido de los dos dientes delanteros superiores (incisivos centrales superiores). No obstante, se considera normal que los dientes empiecen a salir antes, incluso al mes de vida, o que no salga ninguno hasta los 12 meses, así que no te preocupes por eso.

La salida de los dientes de leche produce una serie de síntomas en los bebés, sobre todo con algunos dientes:

- babeo excesivo

Articulo relacionado: Dolor de episiotomía

- irritabilidad

- febrícula (es decir, temperatura corporal ligeramete elevada, pero sin fiebre)

 - dolor de dientes

Los síntomas que muchos padres creen que también causan la erupción de la dentición decidua es la diarrea o al fiebre, pero si tu hijo tiene estos síntomas debes acudir a su profesional de pediatría, ya que estos síntomas están causados por un virus o enfermedad, no por los dientes de leche.

Consejos para calmar el dolor de dientes

- La inflamación de la encía y el dolor asociado a ella se puede calmar con frío. Ofrécele un mordedor que previamente hayas metido al congelador o cualquier otro objeto adecuado para este uso. Al morderlo, el frío calmará el dolor.

- El biberón de leche no debe estar muy caliente ya que notará más dolor y puede que dificulte incluso la toma. También es bueno ofrecerle de vez en cuando un biberón de agua fría para que chupe la tetina y le alivie.

Articulo relacionado: Dolor de ombligo en el embarazo

- Masajéale la encía con una gasa o el dedo limpio.

- A veces, si la encía se inflama mucho y causa un gran dolor al pequeño, el pediatra puede recomendar una crema analgésica o paracetamol; pero no lo apliques si no te lo receta el médico.

- Lávale las manos regularmente ya que, para calmar el dolor, se las llevará a la boca constantemente y, si las tiene sucias, puede provocarse una infección. 

Lo que no se debe usar son medicamentos para la dentición que contengan benzocaína o lidocaína, ya que pueden ser perjudiciales, incluso mortales, para el peque. Tampoco son recomendables los collares, pulseras o tobilleras para la dentición ya que tienen riesgo de atragantamiento, estrangulación, lesiones bucales e infección.
 

¿Debo consultar al pediatra?

En general, la dentición no es un proceso muy molesto y el dolor se va pasando solo en unos días. Además, suele ser más intenso con los primeros dientes. Incluso hay padres que ni se dan cuenta de que a su hijo le están saliendo los dientes hasta que se los ven asomar.

Por eso, solo hace falta consultar el pediatra si está tan incómodo que no duerme ni come bien.
 

¿Cómo cuidar los dientes de leche?

Los dientes de leche también se deben cuidar, ya que pueden sufrir caries, enfermedad gingival y otros problemas de salud, por lo que se deben empezar a cuidar desde el primer momento.

- Cepilla sus dientes antes de dormir con un cepillo suave especial para bebés.

- Puedes usar pasta dentífrica, pero siempre una cantidad pequeña y que no tenga más de 1.000 ppm de flúor. De 3 a 6 años de 1.000-1.450 ppm de flúor. Y, a partir de los 6 años pueden usarse pastas con 1.450 ppm, la misma cantidad que tienen las pastas de los adultos.

- Acude al experto en odontología al menos una vez al año y siempre que notes algún problema o molestia. La primera visita debe realizarse cuando han salido los primeros dientes, hacia los 12 meses.

- No dejes que se quede dormido con el biberón de leche, puede causar la llamada “caries del biberón”.

- Limita los azúcares que ingiere.


Glosario

Febrícula

Definición:

Temperatura superior a 37º C e inferior a 38º C que se mantiene durante 24 horas. No llega a ser fiebre.

Síntomas:

Malestar, temperatura corporal elevada.

Tratamiento:

Depende de la causa que esté provocando la febrícula. Se puede tomar un antipirético para bajar la temperatura o una ducha de agua tibia.

Fuente:

AEP

Fecha de actualización: 21-09-2021

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×