×
  • Buscar
Publicidad

Bebés con hoyuelos

Bebés con hoyuelos

Los hoyuelos son una característica normal en los bebés debido a la grasa que tienen en las mejillas. Pocos son los hoyuelos que prevalecen con el paso del tiempo, estos son los que se deben a un “defecto” en músculo cigomático mayor.

Publicidad

No te puedes perder ...

Daños cerebrales en bebés prematuros

Daños cerebrales en bebés prematuros

El cerebro prematuro es muy delicado y aun en ausencia de enfermedad el neurodesarrollo de este podría verse comprometido. Por eso, la frecuencia en la que se presentan daños cerebrales es mayor en bebés prematuros que en aquellos que no lo son.

Y tambien:

Índice

 

¿Qué son los hoyuelos?

Cuando alguien menciona esta palabra rápidamente se nos viene a la cabeza los pequeños huecos que se forman en las mejillas. Estos huecos son hendiduras o depresiones naturales que son bastante difíciles de pasar por alto.

Normalmente estos hoyuelos se exponen cuando alguien sonríe o hace alguna expresión facial que tira de los músculos causantes de estos. Se consideran una característica física atractiva, probablemente porque se asocian con la juventud (debido a que casi todos los bebés los tienen).

¿Por qué se forman los hoyuelos en los bebés?

Los hoyuelos en los bebés se forman cuando un músculo muy pequeño llamado músculo cigomático mayor está formado por dos piezas (cuando lo normal es que esté en solo una). Esto puede deberse a dos cosas, a la herencia genética o también pueden formarse debido a la acumulación de grasa en la piel, que hace que se forme ese efecto cuando se pliega en las mejillas.

Los bebés acumulan el tejido en los mofletes porque los ayuda a la hora de succionar la leche, y por eso casi todos los bebés tienen estos hoyuelos. Una vez el volumen facial del bebé mengua, solos los bebés que tienen hoyuelos por herencia genética o los que sufren un alarmante sobrepeso los conservan.

Si yo tengo hoyuelos, ¿mi bebé también los tendrá?

Los hoyuelos son un rasgo altamente heredable. Esto quiere decir que si tú o algún familiar cercano al bebé tiene hoyuelos, probablemente tus hijos tendrán este “defecto” genético. Esto resulta de tener genes que contienen un alelo (una de cada dos partes de un gen) que tiene hoyuelos dominantes.

Cuando hay un alelo dominante (como los hoyuelos), los niños lo suelen contraer, pero esto no ocurre en todos los casos. Sin embargo, los hoyuelos no están muy estudiados, no está claro si es solo un gen (o más de uno) lo que determina si vas a tener estos huecos. Además, es posible que, a pesar de tener este gen, no se tengan los hoyuelos. Por eso se consideran irregulares.

¿Por qué hay casos en los que los hoyuelos desaparecen?

Como ya hemos dicho, muchos bebés tienen hoyuelos debido al exceso de grasa en las mejillas y no a causas genéticas. Por lo que cuando desaparece la grasa del bebé, los hoyuelos desaparecen con esta.

Curiosamente, se sabe que algunos niños que no tenían hoyuelos al nacer los desarrollan más tarde en la infancia. Lo mismo pasa a la inversa, donde algunas personas han tenido hoyuelos durante toda su infancia, pero al llegar a la vida adulta desaparecen.

Llama la atención que muchas veces se aprecia que solo existe el hoyuelo en una de las mejillas, o que tiene hoyuelos en un punto diferente diferente en las mejillas que el padre o la madre. Esto también es genético puede (o no) desaparecer con el paso del tiempo.

Si tanto tú como tu pareja tenéis hoyuelos o tenéis un padre o una madre con hoyuelos, lo más probable es que también tu hijo tenga esos huecos tan llamativos en las mejillas. Como cualquier rasgo del bebé, esto puede durar toda la vida o solo hasta que las mejillas gruesas del bebé desaparezcan.

¿Sólo hay hoyuelos en las mejillas?

A pesar de que las depresiones cutáneas profundas normalmente estén localizadas en las mejillas, existen otras zonas donde se pueden presentar hoyuelos. Algunos de estos sitios son el mentón, la zona acromial (supraespinosa) y, con menor frecuencia, en otras zonas situadas sobres resaltes óseos tales como codos, rodillas, tibia o sacro.

Normalmente estos se consideran variantes morfológicas de la normalidad pudiendo presentarse (o no) por herencia genética. Otras veces se pueden relacionar con procesos congénitos de naturaleza infecciosa (rubéola), traumáticas (amniocentesis, biopsia cutánea) o sincrónica (nanismo campomélico, Síndrome de Silver Russel, etc.)

Los hoyuelos que se forman de manera aislada y no son heredados pueden ser el resultado de la compresión de la piel y la pared uterina, con reducción del tejido celular subcutáneo en la zona donde se encuentra el hoyuelo.

Generalmente los hoyuelos son asintomáticos, aunque se han descrito casos en los que estos causaban limitaciones en la movilidad de los miembros involucrados (debido al dolor).

¿Se diagnostican los hoyuelos? ¿Tienen tratamiento?

En el caso de los hoyuelos en las mejillas no tienes de que preocuparte, como hemos dicho la mayoría de los bebés los tienen.

En cambio, en los hoyuelos en otras partes del cuerpo se pueden presentar dificultades a la hora de diagnosticar diferencialmente las formas congénitas unilaterales o asimétricas de las cicatrices deprimidas secundarias a la amniocentesis o biopsia prenatal.

Debes saber que los hoyuelos generalmente son una simple variante dentro de la normalidad anatómica sin que tengan una repercusión patológica. Además, estos normalmente se atenúan con el paso de los años, aunque pueden persistir en la edad adulta.

El tratamiento quirúrgico será reservado para los casos muy especiales en los que la movilidad de la zona del hoyuelo se vea afectada. También en los casos sintomáticos asociados a otras malformaciones.


Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.