• Buscar
Publicidad

La amniocentesis

La amniocentesis

La amniocentesis es una prueba para diagnóstico prenatal en la cual se toma una muestra de líquido amniótico para analizarla y así descartar la presencia de enfermedades cromosómicas o aquellas que no son compatibles con la vida. 

Publicidad

Indice

 

¿En qué consiste la amniocentesis?

Esta prueba se lleva a cabo mediante una punción del útero, guiada por ultrasonido, para obtener líquido amniótico, el cual es sometido a las siguientes pruebas:

- Pruebas Genéticas: Examinando las células encontradas en el líquido amniótico se realiza el conteo y descripción de los cromosomas del bebé (este estudio se llama Cariotipo). Las mujeres embarazadas mayores de 35 años y con antecedentes de enfermedades genéticas, las que presentan alteraciones en los niveles de marcadores para sospecha de enfermedades genéticas y aquellas que presentan datos morfológicos en el feto se pueden beneficiar de este procedimiento.

- Pruebas de maduración pulmonar: A partir de la semana 32 de embarazo, en el líquido amniótico se puede analizar la maduración pulmonar; lo cual es muy importante de determinar cuando existen condiciones maternas como hipertensión arterial alta o enfermedad renal materna y que provocan que sea necesario que el bebé nazca un poco antes de tiempo. Si el pulmón del bebé se encuentra inmaduro el médico deberá retrasar el nacimiento del bebé. 

- Sensibilización del factor Rh: Cuando existen condiciones de incompatibilidad por el grupo sanguíneo y factor Rh entre la madre y él bebe, el estudio permite determinar el grado de severidad de esta condición y ayuda a los médicos a decidir el tratamiento del bebé y si se llega a requerir una transfusión sanguínea. Aunque este problema es muy raro. 

- Infección: Raramente, el líquido amniótico es analizado para ver si hay infección, porque la bolsa del agua se rompió antes o por otras razones. El líquido ayudará al doctor a saber qué medicamento es efectivo contra la infección.

- Tratamiento: si acumulas demasiado líquido amniótico durante el embarazo (polihidramnios), se podría realizar una amniocentesis para drenar el exceso de líquido amniótico del útero.


¿Cómo debo prepararme para una amniocentesis?

Si te van a realizar una amniocentesis antes de la semana 20 del embarazo, puede ser útil tener la vejiga llena durante el procedimiento con el fin de sostener el útero. Bebe mucho líquido antes de la cita médica. En cambio, después de la semana 20 del embarazo, la vejiga debe estar vacía durante la amniocentesis para minimizar la probabilidad de punción al bebé.

El proveedor de atención médica te explicará el procedimiento y pedirá que firmes un formulario de consentimiento antes de comenzar con el procedimiento. Considera pedirle a alguna persona cercana a ti que te acompañe a la cita médica para que te brinde apoyo emocional o para que te lleve de vuelta a tu casa.

Articulo relacionado: Reposo tras la amniocentesis

 

¿Cómo es el procedimiento en una amniocentesis?

Este procedimiento se puede realizar en una clínica u hospital, el médico encargado de hacer este procedimiento es un especialista en Ginecología y Obstetricia con una subespecialidad en Medicina Materno Fetal, el cual tiene la capacidad y experiencia necesaria para tomar y procesar la muestra, además de asesorar y dar seguimiento a las pacientes que requieren esta prueba.

 

La amniocentesis paso a paso

El médico especialista utiliza el ultrasonido para encontrar un espacion seguro para hacer la punción y elegirá  una zona lejana al bebé y a la placenta. Una vez elegida, se aplica un antiséptico (iodo o clorhexidina) en la zona de la punción y con técnica estéril (bata, guantes y cubreboca), se introduce una larga y fina aguja a través del útero de la paciente y dentro del saco amniótico, para extraer de 10 a 20 ml de líquido amniótico. Se saca la aguja y posteriormente se realiza una revisión de la frecuencia cardiaca del bebé. Este procedimiento lleva pocos minutos y las pacientes suelen requerir reposo durante 24 a 48 horas.

Las complicaciones de la amniocentesis son poco frecuentes y se estima que es de una pérdida del embarazo por cada 400 y el riesgo de aborto es menor si el embarazo se encuentra entre la semana 16 y 18.

 

Complicaciones de una amniocentesis

- Pérdida fetal (0.5-1%): la amniocentesis en el segundo trimestre presenta un leve riesgo de que ocurra un aborto espontáneo. La investigación sugiere que el riesgo de pérdida del embarazo es más alto con las amniocentesis que se realizan antes de las 15 semanas del embarazo.

- Amenaza de aborto

- Lesiones estructuras vecinas (asa intestino, vejiga etc.) o del bebé: durante la amniocentesis el bebé puede moverse y poner alguna extremidad donde se encuentra la aguja. Sin embargo, las heridas con la aguja ocurren con poca frecuencia.

- Hematoma de pared abdominal

- Derrame del líquido amniótico: rara vez, el líquido amniótico se filtra a través de la vagina después de una amniocentesis. Sin embargo, en la mayoría de los casos la cantidad de líquido que se pierde es pequeña y esto deja de suceder en una semana, y es muy probable que el embarazo continúe con normalidad.

- Corioanmionitis

- Parto Pretérmino

- Infección: muy pocas veces, la amniocentesis podría causar una infección urinaria.

- Transmisión de una infección: si tienes una infección, como hepatitis C, toxoplasmosis o VIH/SIDA, podrías transmitir la infección a tu bebé durante la amniocentosis.

- Sensibilización al Rh: es raro (pero puede ocurrir) que la amniocentesis haga que las células de la sangre del bebé ingresen en el torrente sanguíneo de la madre. Si tienes sangre Rh negativo y no has desarrollado anticuerpos para la sangre Rh positivo, luego de la amniocentesis te darán una inyección de un producto sanguíneo llamado inmunoglobulina Rh.

El resultado de las pruebas genéticas generalmente se obtiene en un lapso de 8 a 10 días, debido a que las células obtenidas deben cultivarse y posteriormente ser examinadas.

Si los resultados orientaran hacia la presencia de una enfermedad cromosómica o genética, se debe referir a la pareja con un genetista para la valoración y asesoría (consejo genético) con respecto al pronóstico del bebé y las opciones de tratamiento.

En la actualidad una mujer embarazada que tiene un alto riesgo de presentar una alteración genética o cromosómica en su bebé, debe ser referida con el médico especialista en diagnóstico prenatal (Médico Materno Fetal) y de ser necesario al genetista .

 

 


Glosario

Factor Rh

Definición:

Cuando la madre es Rh negativo y el padre positivo, habrá que tomar las medidas oportunas para prevenir las secuelas de un posible rechazo sanguíneo.Durante el embarazo, si el feto es Rh positivo, esta madre producirá anticuerpos contra el factor Rh negativo en un 5 por ciento de los casos. Son anticuerpos débiles que, normalmente, no causan daños al primogénito, pero destruyen los glóbulos rojos de la sangre de los hijos siguientes que tengan Rh positivo. Como consecuencia, puede sobrevenir la enfermedad del Rh, que produce ictericia, anemia, daño cerebral y con frecuencia la muerte antes o poco después del nacimiento del bebé.

Síntomas:

Ninguno.

Tratamiento:

Antes se recurría a la transfusión de sangre del bebé nada más nacer. Ahora, se analiza el Rh de la pareja antes de la concepción. Si es incompatible, la solución es la profilaxis anti D, en forma de inyección, con una sustancia llamada Rhogam, que evita que la madre produzca anticuerpos contra el Rh positivo.

Redacción:

Dr. Víctor Alonso Madrigal Medina

Dr. Jesús E Luján Irastorza

 

Fecha de actualización: 02-06-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×