×
  • Buscar
Publicidad

¿Qué comer cuando no se puede comer?

¿Qué comer cuando no se puede comer?

Los problemas que afectan al aparato digestivo son comunes en niños de corta edad. En la mayoría de los casos el ayuno formará parte del tratamiento, siempre asegurando que recibe una alimentación capaz de asegurar el mantenimiento de su estado de salud

Publicidad

ndice

 

Gastroenteritis

¿Qué es?: La gastroenteritis es una inflamación del tubo digestivo, causada generalmente por una infección bacteriana o vírica, el consumo de alimentos en mal estado o la ingesta de agua contaminada.

Síntomas:

 

•    Diarrea

•    Vómitos

•    Dolor abdominal

•    Deshidratación

•    Pérdida de apetito

•    Dolor muscular

•    Fiebre

•    Sudoración excesiva

•    Escalofríos

Recomendaciones: Lo más importante en estos casos es evitar o tratar la deshidratación aguda que puede producirse como consecuencia de los vómitos y la diarrea. La mayoría de las gastroenteritis son leves y se resuelven sin tratamiento antibiótico específico, salvo en situaciones muy especiales, y por lo tanto lo único que debe hacerse es reponer los líquidos que se van perdiendo. Si bien, lo primero que hay que plantearse es acudir al médico para descartar otra patología grave.

No te puedes perder ...

Qué comer durante el embarazo

Qué comer durante el embarazo

Son muchas las mujeres que durante el embarazo se vuelven locas para saber lo que pueden o no comer y lo que mejor les sienta en su estado. Además, las opiniones que se escuchan alrededor suelen ser contradictorias, de forma que por intentar ayudar terminan provocando una gran confusión en la embarazada. Por eso, Nutrición Center, empresa de referencia en el sector de la alimentación en farmacias, pone el acento sobre tres pilares fundamentales: variedad, cantidad y frecuencia, para determinar la alimentación más recomendable para la futura mamá.

Y tambien:

Durante las primeras 24 horas, conviene dejar reposar el estómago e ingerir solamente líquidos frecuentemente para evitar la deshidratación. Prepara limonada alcalina, con un litro de agua embotellada o hervida, el zumo de tres limones, una pizca de sal, otra de bicarbonato y azúcar al gusto. Esta bebida puede tomarse durante estas primeras horas, en la cantidad que se desee.

El segundo día ya se puede comer, siempre una dieta suave, con comidas frecuentes pero muy ligeras que incluyan alimentos astringentes como arroz blanco, pescado hervido, granada, manzana, zanahoria, plátano, jamón de york, etc.

A partir del cuarto día se puede reanudar la dieta habitual, si los hábitos intestinales han vuelto a la normalidad.

Qué evitar: Durante la fase aguda de la enfermedad debe evitarse

- Tomar leche o derivados. Se pueden tolerar el yogur natural y los quesos frescos, después de una mejoría

- Las frutas y verduras crudas. Evitar durante una semana verduras de color verde: acelgas, espinacas, lechugas... así como la ingestión de almendras, compotas, nueces, pan negro, por su efecto laxante.

- Comer dulces: caramelos, chocolates, pastelería, azúcar...

- Las bebidas muy frías y todo tipo de bebidas refrescantes.

- Los fritos y alimentos ricos en grasa.

 

Colitis

¿Qué es?: Se llama colitis o diarrea al aumento de la frecuencia de las deposiciones diarias, al incremento de su volumen o a una disminución de su consistencia (deposiciones más líquidas). La colitis puede ser aguda, cuando aparece como un fenómeno aislado o crónica si ésta tiene carácter continuo y su duración supera los quince días.

 

Las causas son muchas y variadas, aunque suele aparecer ligada a procesos infecciosos en individuos con pocas defensas.

Recomendaciones: La dieta dependerá de las circunstancias y características de cada niño, si bien por norma general es recomendable no olvidar incluir en la misma alimentos como el brécol, la zanahoria, el apio, el melón, la fresa o el plátano, por sus nutrientes y propiedades astringentes, depurativas, remineralizantes y de protección frente a infecciones.

Qué evitar: No conviene tomar comidas pesadas y aceitosas. Tampoco es recomendable comer verduras flatulentas ni legumbres, así como calabazas, ya que estos alimentos podrían empeorar el cuadro diarreico.

 

Estreñimiento

¿Qué es?: Se considera estreñimiento a la expulsión difícil, molesta o poco frecuente de las heces. Entre las causas más frecuentes encontramos una dieta pobre en fibra o el no acudir al baño cuando se tienen ganas de defecar. Pese a que estos factores suelen ser causa clara de estreñimiento, en la mayoría de los casos no existe una razón concreta más que la predisposición genética a padecer esta molestia; es el llamado estreñimiento funcional y es frecuente encontrar en la familia casos similares.

 

En los lactantes es más frecuente en aquellos que reciben leche artificial que en los que se alimentan con leche materna.

Síntomas:

•    Dificultad para defecar (el niño menor de 6 meses se pone rojo, hace fuerza y encoje las piernas)

•    Retortijones

•    Molestias en la región anal


Recomendaciones: Cuando un niño padece estreñimiento es fundamental beber mucha cantidad de líquido, entre 1,5 y 2 litros diarios, ya que si el organismo no está bien hidratado, pone en marcha un mecanismo compensatorio que extrae el agua de las heces en el intestino grueso, lo que dificultará su expulsión.

Pero quizás lo más importante del tratamiento es administrar una dieta rica en fibra, que se consigue asegurando que el niño (mayor de 1 año) coma al menos tres veces al día frutas o verduras “fibrosas”, como naranjas, mandarinas, kiwis, ciruelas (frescas o pasas), espinacas, espárragos, lechuga, etc. También se recomienda el consumo de cereales, pan y pasta integrales.

Asimismo deberá adquirir el hábito de ir al baño regularmente cuando ya no utilice pañales. Para ello debes enseñarle a ir después de cada comida principal, especialmente tras el desayuno, y a estar sentado durante un mínimo de 10 minutos.

Si no mejora con las dietas y los hábitos, puede ser conveniente administrar un  medicamento laxante, no obstante no debe hacerse antes del que el niño cumpla un año y siempre bajo supervisión del pediatra.

Qué evitar:

- Tomar leche y sus derivados como helados, yogures o queso.

- Reducir al máximo el consumo de chocolates, bollería industrial y azúcares, porque endurecen las heces.
 


Fuentes:

Dra. Vidales y María Concepción Vidales Aznar (2009), Superalimentos para los niños. Libros Cúpula.

Asociación Española de Pediatría.

Fecha de actualización: 26-05-2020

Redacción: Lola García-Amado

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.