Qué hacer cuando te enteras de que vas a ser padre

Qué hacer cuando te enteras de que vas a ser padre
comparte

Tu bebé va a suponer un cambio en tu vida y te surgen muchos miedos. Es perfectamente normal. “¿Cometeré errores?” ,“¿Seré capaz de hacerlo bien?” La respuesta es sí. Serás capaz, aprenderás y tu bebé estará perfectamente bajo tu cuidado. Solo necesitas paciencia y organización.

Lo primero que tienes que hacer es respirar hondo. Entender a un recién nacido lleva su tiempo. Hacia los cuatro meses de ser padre ya sabrás manejar con soltura a tu bebé, pero mientras, no vendrá mal una ayuda. Aquí te dejamos algunos consejos para que te vayas guiando.

Infórmate, sin obsesiones

Trata de informarte lo máximo posible sin obsesionarte. Existen millones de libros, consejos para padres primerizos, clases prenatales… No caigas en la trampa de la sobreinformación.

Comparte tus dudas con profesionales

Los pediatras son los que mejor pueden aconsejarte y están acostumbrados a tratar y dar consejos a padres primerizos.

Organiza tu tiempo

Las primeras semanas de vida te quedarás encandilado mirando a tu bebé y, sobre todo, tendrás que aprender en poco tiempo nuevas tareas. La clave es organizarse bien y actuar por prioridades, aunque al principio te parezca imposible.

Piensa bien los gastos

La alegría de un bebé en casa conlleva comprar muchas cosas, algunas realmente útiles y necesarias, pero otras, no tanto. Intenta hacer una lista de lo que es imprescindible para tu bebé. Lo que no lo sea, puede esperar.

Alimentación

“¿Cada cuánto comen? ¿Es normal que duerma ahora y se salte una toma?” Los padres primerizos suelen tener muchas dudas sobre la hora de la comida. Ten en cuenta que el estómago de tu bebé es muy pequeño aún por lo que no le fuerces a comer si ves que no quiere. Si se sacia, dejará de comer y, si vuelve a tener hambre, llorará y “te avisará”. La regurgitación es común en muchos bebés. No te asustes.

Cuando el bebé tiene gases

Después de cada toma, el bebé puede sentirse incómodo o llorar. Es probable que tenga gases y necesite expulsarlos. ¿Cómo ayudarle? Coloca a tu bebé erguido, con su cabeza apoyada en tu hombro y, muy suavemente, dale palmaditas en su espalda para que los expulse.

A la hora de dormir

Lo primero que tienes que hacer es concienciarte de que vas a dormir mucho menos, únicamente cuando el bebé quiera que lo hagas.

Los bebés deben dormir boca arriba y con la cabeza ladeada. Además, cambia cada noche el lado de la cabeza que apoya, ya que su cráneo aún está formándose. Evita que en su cuna haya elementos como almohadas o peluches que puedan caer sobre él.

Algunos bebés tienen el sueño cambiado, lo que puede resultar un quebradero de cabeza. Intenta que reciba la menor estimulación (luces, ruidos…) posible por las noches para que adapte a los ritmos biológicos.

Pañales, el gran reto

Cambiar un pañal es sencillo pero los padres primerizos deben tener en cuenta:

No te puedes perder ...


- No apretar en exceso el pañal, ya que los pliegues pueden dañar la piel.

 -La denominada “dermatitis del pañal” es habitual, son unos granitos rojos que le pueden salir a tu bebé. No te alarmes. El pediatra te recomendará la pomada más adecuada.

Pero antes de que el bebé nazca también hay que dar algunos pasos como

Elegir el nombre del bebé,
lo cual puede resultar más difícil de lo que parece; no ponerse de acuerdo, o que ningún nombre os convenza al cien por cien, son ejemplos muy comunes de lo que puede ocurrir.

Dar la noticia a familiares y amigos. Dar la noticia a los amigos no supone ningún problema, basta con decirlo directamente, pero decírselo a tus padres y a tu familia es diferente. Es una noticia que no se da todos los días. Una manera bastante típica de hacerlo es la de enseñar una ecografía. Solo hay un inconveniente, que en la seguridad social la primera ecografía la suelen hacer hacia las 12 semanas y eso son muchas semanas callándose el secreto…

Decidir con tu pareja si queréis asistir a clases de preparación para el parto, que contribuyen a resolver dudas sobre el embarazo, el parto, el posparto y el cuidado del bebé.

Relacionado con lo anterior, deberás ayudar a tu pareja lo máximo posible, durante los nueve meses de embarazo y durante su tiempo de recuperación, donde te necesitará más que nunca.


Fuente:

Stoppard, Dra. Miriam (2006), Padres primerizos, Barcelona, Pearson.

Foto: Freepik.com

Redacción: Cristina Rodríguez

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>