×
  • Buscar
Publicidad

¿Cómo actuar si vuestros hijos os pillan en la cama?

¿Cómo actuar si vuestros hijos os pillan en la cama?

Cuando decides tener hijos la vida en pareja se ve afectada de muchas maneras distintas. El nuevo miembro de la familia va a ser durante bastantes años muy dependiente de vosotros, lo que hará que los momentos de intimidad disminuyan considerablemente. Estos momentos pueden verse interrumpidos inesperadamente por tus hijos, ¿cómo debemos actuar si nos pillan en la cama?

Publicidad

Índice

 

Hijos y vida sexual


Cuando tengas hijos tu vida sexual va a disminuir, es un hecho. Gran parte del tiempo que empleabais en vosotros ahora lo vais a dedicar a vuestro hijo, que no será independiente hasta dentro de varios años.

La mayoría de los padres saben que tener menos relaciones sexuales es parte integral de la vida con un nuevo bebé. Sin embargo, cuando los niños son un poco mayores, cuando estamos menos cansados ​​y tenemos más oportunidades de tener intimidad, podemos esperar que nuestra vida sexual regrese más o menos a lo que era antes de los niños, ¿verdad?

Bueno, aparentemente no. Según una encuesta realizada en EEUU, los padres que menos sexo tienen son aquellos cuyos hijos son adolescentes. El 66 % de los encuestados tiene hijos adolescentes o mayores, seguidos por aquellos con hijos de entre 5 y 12 años (49%). Claramente, estos padres no están luchando con la falta de sueño o agotados por las exigencias de cuidar a un recién nacido. Muchos parecen haber renunciado en gran medida a su vida sexual: poco menos del 45% dijo que tenían relaciones sexuales menos de una vez a la semana, y poco más del 23% confesó que no habían tenido relaciones sexuales en absoluto en el mes anterior.

Una gran mayoría (el 86%) de los que respondieron a la encuesta dijo que habían tenido relaciones sexuales con menos frecuencia desde que tuvieron hijos y el 73% dijo que su vida sexual definitivamente había empeorado desde que los niños entraron en escena.

La mayoría de las parejas tendrán dificultades con su relación sexual en algún momento. Muchos experimentan esto en los meses posteriores al nacimiento de un bebé, cuando la recuperación del parto y el puro agotamiento físico parecen dejar poco tiempo para el sexo. Los expertos aconsejan que las parejas sigan hablando de cómo se sienten durante este tiempo y que se sigan demostrando afecto, incluso si no se sienten preparadas para el sexo completo. Hay que ser honestos el uno con el otro y pensar en el sexo de una manera diferente: abrazos, caricias…

Puede ser buena idea acostumbrarse a planificar horarios regulares en los que poder estar solos. Pedir a familiares y amigos que se queden con los niños para tener unas pocas horas a solas cada semana debe ser una prioridad. Y acuérdate de que nunca es demasiado tarde para empezar a hacerlo.

Incluso si no tener relaciones sexuales se ha convertido en una excusa o en una situación que sientes que no puedes cambiar. Si hay resentimientos entre vosotros, es posible que necesitéis la ayuda de una persona ajena a la familia para pensar en formas de resolverlos. Puedes llamar a un sexólogo o experto en terapia de pareja.
 

Mi hijo nos ha pillado en la cama, ¿ahora qué?

No te puedes perder ...

Qué hacer para que el niño duerma solo en su cama

Qué hacer para que el niño duerma solo en su cama

Alrededor de los 2 o 3 años los niños suelen mudarse de la cuna a la cama. Algunos se adaptan a este cambio sin el menor problema, incluso disfrutan de su nueva libertad y mayor movilidad sin los barrotes de la cuna. Para otros, por el contrario, esta situación supone entrar en una fase de rabietas, andanzas a medianoche y/o resistencia a dormir.

Y tambien:


Habéis encontrado un hueco en vuestra apretada agenda como padres para intimar. Podíais pensar que vuestro hijo estaba durmiendo, fuera de casa, ocupado haciendo algo… pero ha entrado en la habitación y os ha pillado en la cama.

La primera reacción por parte de ambos es muy importante, y obviamente variará según la edad y madurez de tu hijo.

Espera un rato para acercarte a él. Pregúntale cómo está y una pregunta de tanteo como: "¿Recuerdas haber entrado en nuestra habitación anoche?" , "¿Qué crees que estábamos haciendo cuando entraste?".

Según su edad obtendrás una respuesta u otra, pero su contestación será una buena pista para saber cómo continuar la conversación. De esta forma puedes averiguar qué vio y cuánto sabe ya sobre sexo antes de responder con una explicación.

Si es muy pequeño puede que fuera a la habitación medio adormilado y recuerde más bien poco de lo sucedido, aun así debes preguntarle igualmente, porque si se fue de la habitación es porque notó algo extraño para él.

Si tiene menos de 7 u 8 años, simplemente háblale de cómo a veces a las mamás y los papás les gusta hacer cosas privadas juntos y que si se sentían asustados, no había necesidad de tener miedo.

Si tiene más de 7 u 8 años, probablemente deberías explicarle lo que vio. Esta es la edad en la que los niños pueden comenzar a sentirse incómodos al hablar sobre sexo con sus padres, así que puede simplemente ignorarlo y decir que no vio nada.

Hazle saber que no hizo nada malo y explícale que estaba teniendo relaciones sexuales, que es algo que a los adultos hacen a veces.
 

¿Debo hablar de sexo con mis hijos?


Si has vivido una situación como la anterior y todavía no has hablado con tu hijo sobre sexo puede ser un buen momento para hacerlo.

A partir de los 6 años los niños empiezan a tener más consciencia. Además,  actualmente tienen acceso a todo tipo de contenidos a través de internet: pornografía, violencia… Es importante discutir cómo explorar espacios digitales de manera segura. Establece reglas sobre cómo hablar con extraños y compartir fotos en línea, así como qué hacer si tu hijo se encuentra con algo que lo hace sentir incómodo. Si bien no es necesario explicar qué es la pornografía de manera preventiva a los niños, hay que estar preparado para que se encuentren con ella.

A los ocho años la mayoría de los niños ha comenzado a explorar sus cuerpos. Enmarca la masturbación como algo que, aunque es normal, se hace en privado y en condiciones de higiene adecuadas.

A esta edad, los niños empezarán a estudiar el sexo en la escuela como el proceso reproductivo, y poco a poco irán descubriendo más. No hay prisa, es mejor que ellos marquen los tiempos.

Si tu hijo te hace preguntas, no trates de evadirlas, contesta de una manera adecuada teniendo en cuenta su edad. Si tiene dudas que no sabes resolver podéis ir a que un sexólogo las conteste. Lo más importante es mantener una buena comunicación en casa, para evitar el mayor peligro respecto al sexo, que es la desinformación.


Fecha de actualización: 05-10-2020

Redacción: Laura Abad

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.