Por qué y cómo debes hablar de sexo con tus hijos

Por qué y cómo debes hablar de sexo con tus hijos
comparte

El sexo es el elefante en la habitación que muchos padres deciden ignorar. Pero los niños son curiosos, y el sexo forma parte de la vida. Vamos a ver cómo puedes llevar a cabo una comunicación abierta y natural con tus hijos sobre sexo.

Hablar de una manera natural sobre el sexo y la sexualidad con los niños realmente supone una diferencia en positivo para que crezcan informados y llevando una relación sana con sus cuerpos y su sexualidad. No obstante, menos del 10% de los padres dan algún tipo de educación sexual a sus hijos. El pudor o la consideración de que hablar de ello supone de alguna manera romper su inocencia no hacen más que poner barreras para que los niños puedan crecer informados sobre algo tan natural y común a todas las personas como el sexo.

 

Además, a esto se añade que vivimos rodeados de sexo. Para bien o para mal, la publicidad, música, películas transmiten la sexualidad, a veces, de una manera un tanto deshumanizada y que puede resultar un referente equívoco para los pequeños. Por eso, es importante que los padres respondan a sus dudas y les informen de manera clara y natural.

 

¿Te has animado ya a ir hablando con tus hijos de sexo? Aquí van algunos consejos:

 

- Huye de la idea de que informar supone promover. Hablar de algo no hará más que naturalizar y hacer vivir de manera positiva algo que existe y que se va a desarrollar en tus hijos independientemente de que tú hables de ello o no. De hecho, está demostrado que la desinformación es lo que lleva a prácticas de riesgo por parte de los jóvenes.  

No te puedes perder ...

Cuentos de hadas

Cuentos de hadas

¿A tu hijo le encantan los cuentos de hadas y fantasía? ¿La magia y las aventuras? No te pierdas estos divertidos cuentos en los que las hadas son protagonistas para leer a tu peque:

 

- Sí, tus hijos también tienen sexualidad. Los niños se tocan y exploran su cuerpo desde que son pequeños. Por eso, porque es una conducta normal y sana, no debemos cohibirles. En todo caso, enseñarles a partir de una edad que es algo que se desarrolla en la intimidad.

 

- Evita estereotipos y eufemismos. Es común que recurramos a estereotipos de flores y cigüeñas para explicar el sexo y la reproducción. Aunque algunos pueden servir como explicación, los educadores recomiendan hablar de manera sencilla, con palabras que puedan entender, pero contando lo que realmente ocurre y nombrando las cosas por su nombre (sí, puedes hablar a tu hijo pequeño de pene y vagina).

 

- ¿Hasta dónde le cuento? Tu hijo te va a hacer preguntas y a veces puede que dudes hasta dónde contarle. En estos casos, puedes recurrir a la técnica de preguntarle ¿y tú qué sabes de esto? ¿Qué te han contado tus amigos? Y así podrás adecuar la información a lo que sepan y a su edad.

 

- Empieza desde pequeño y ahórrate “La Charla” cuando ya es adolescente. Aunque nunca es tarde, es mucho más fácil cuando son pequeños. Además, los riesgos son reales en la adolescencia si no tienen una formación. Puedes empezar respondiendo a sus preguntas o aprovechando las oportunidades que surgen en el día a día: al ver la televisión, cuando vea a alguna mujer embarazada…Además, su propia curiosidad iniciará muchas veces la conversación, con preguntas que te haga sobre “cómo se mete un niño en la barriga de su madre”, por ejemplo.

 

- A medida que crezca, ve hablándole de más. La ventaja de haber tenido una comunicación abierta con tu hijo sobre sexo desde que es pequeño es que, cuando se vaya aproximando a la pubertad o la haya pasado ya, podrás seguir hablando de más temas concernientes al sexo y la sexualidad: ETS (Enfermedades de Transmisión Sexual), métodos de anticoncepción (importante tanto para chicos como para chicas), identidad sexual…Es muy probable que tu hijo empiece a ser sexualmente activo en la adolescencia (el 70% lo son), con una comunicación clara sobre sexo te asegurarás de que está informado para tener relaciones seguras. 


Te puede interesar:
Los test de inteligencia para niños no están diseñados para detectar las altas capacidades, que es un concepto más amplio. Si se sospecha que un niño tiene altas capacidades se recomienda acudir a un especialista que practique unas pruebas específicas ya que la detección precoz de esta condición permite que alcance al máximo su potencial.


Fecha de actualización: 29-06-2016

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>