“El aumento de los casos de infertilidad es un hecho real”, Jan Tesarik

“El aumento de los casos de infertilidad es un hecho real”, Jan Tesarik
comparte

El ginecólogo Jan Tesarik es experto en reproducción asistida, de hecho, consiguió el primer bebé por fecundación in vitro clásica en la República Checa en 1982. Después, viajó a Francia donde fue contratado por el INSERM (Instituto Nacional de la Sanidad y la Investigación Médica) para elaborar un programa de investigación en el campo de la reproducción. Allí desarrolló importantes técnicas de laboratorio. Después trabajó en la Unidad de Reproducción del Hospital Americano en París y consiguió el primer bebé nacido por ICSI en Francia en el año 1993. En 1994 logró el primer bebé nacido mediante la microinyección de espermátides de eyaculado en el ovocito humano. En 1997 consiguió en Sao Paulo la primera fecundación y el primer embrión obtenido mediante transferencia del núcleo del ovocito de una paciente en el citoplasma del ovocito enucleado de una donante. En la actualidad, es Director de la Clínica MAR&Gen en Granada. Su último trabajo, publicado recientemente en la revista estadounidense Journal of Gynecology and Women´s Health, afirma que "a infertilidad aumenta hasta un 30% en las mujeres con sobrepeso y puede llegar al 100% en las obesas". 

TodoPapás: Parece que cada vez hay más casos de infertilidad en todo el mundo… ¿es realmente así o es que se habla más de tema?


Jan Tesarik: El aumento de los casos de infertilidad es un hecho real. Está causado por varios factores. En primer lugar, mencionaría la tendencia a retrasar la edad de maternidad. Los óvulos de las mujeres envejecen a un ritmo más rápido que los espermatozoides de los hombres, por lo cual muchos de los casos actuales de infertilidad están relacionados con la edad de la mujer. Sin embargo, otros factores, más o menos conocidos, entran también en juego. Varios estudios han demostrado que tanto las mujeres como los hombres tienen, hoy día, más problemas de fertilidad en comparación con personas de la misma edad hace 20-30 años. Estas dos tendencias son las principales responsables del aumento de infertilidad. También es verdad que se habla cada vez más del tema, pero independientemente de esto, el aumento de la infertilidad es una realidad objetiva.

 

TPP: ¿Cuáles son las principales causas de infertilidad en las parejas? ¿Afecta nuestro modo de vida a nuestra fertilidad?

Nombres mitológicos de dioses griegos y romanos

Nombres mitológicos de dioses griegos y romanos

La mitología griega y romana tiene nombres tan usuales en nuestro vocabulario como los de los planetas del Sistema Solar (Mercurio, Venus, Marte, etc.), aunque es poco corriente encontrarlos entre los nombres propios de la población. ¿Quieres saber el significado y la historia de los principales dioses?


JT: El modo de vida afecta a la fertilidad, tanto en las mujeres como en los hombres. Algunos aspectos de este proceso los podemos controlar voluntariamente y otros no. Por ejemplo, sobrepeso u obesidad, nivel de estrés, malos hábitos alimenticios, tabaquismo, o el abuso de alcohol y drogas son cosas que cada persona puede tratar de solucionar. Por otro lado, existen causas de las cuales muchas veces no nos damos ni cuenta, e incluso si somos conscientes de ellas, no hay soluciones a nuestro alcance. Se trata de la polución del aire que respiramos y del agua que bebemos, o de la contaminación de los alimentos que compramos, que se puede producir en las cadenas de su procesamiento industrial y de la distribución. Estas causas tienen que ser supervisadas y reducidas al mínimo, dentro de lo posible, por mecanismos sociales y políticos, tales como normas industriales y el control de su cumplimiento o, a un nivel más alto, acuerdos políticos que permitan mejorar la calidad del medioambiente a nivel mundial.

 

TPP: El sobrepeso y la obesidad están asociados con diferentes problemas de fertilidad, tanto en el hombre como en la mujer. ¿Por qué el peso afecta a nuestra fertilidad?


JT: El sobrepeso y la obesidad pueden ser factores causantes de infertilidad, tanto en el hombre como en la mujer, desequilibrando varios sistemas de regulación hormonal en el organismo. Pero no siempre son la causa primaria del problema. Muchas veces se trata de un efecto colateral de una anomalía endocrina que causa tanto el exceso del índice de masa corporal como la infertilidad. En estas situaciones, el problema no se soluciona con dietas y ejercicios físicos. Cada caso de infertilidad asociada con el sobrepeso o la obesidad se debe estudiar de una manera individual para determinar la posible implicación de anomalías endocrinas, por ejemplo hipotiroidismo, hipogonadismo, síndrome de Cushing, deficiencia de la hormona de crecimiento o  la resistencia de tejidos a la acción de insulina. Un tratamiento adecuado de estas anomalías puede, en el mismo tiempo, reducir el exceso de peso y mejorar la fertilidad.

En cuanto a la mujer, el sobrepeso y la obesidad están a menudo asociados con el síndrome de ovarios poliquísticos. Los hombres con sobrepeso u obesidad suelen tener un mayor grado de fragmentación del ADN de sus espermatozoides y un mayor riesgo de disfunción eréctil y de libido en comparación con los de los hombres con el índice de masa corporal normal. En la mayoría de los casos de sobrepeso u obesidad en los cuales no se alcanza a restituir la fertilidad espontánea, métodos adecuados de reproducción asistida pueden solucionar el problema.

 

TPP: Además, las mujeres con sobrepeso u obesidad tienen más riesgo de sufrir diferentes complicaciones de embarazo… ¿Cuáles son estas complicaciones y a qué se debe este incremento de los riesgos asociado al peso?

 

JT: En caso de embarazo, las mujeres con sobrepeso u obesidad tienen más riesgo de complicaciones, tales como preeclampsia, diabetes gestacional y abortos espontáneos. Durante el parto tienen más probabilidad de tener que recurrir a una cesárea y de sufrir una infección posparto. Los niños nacidos también tienen más riesgos de la salud. Este incremento de riesgos se debe a una disfunción de diferentes sistemas de regulación hormonal y metabólica en el organismo. Es entonces recomendable tratar de reducir el índice de masa corporal, ya sea por dietas y ejercicios físicos o por un tratamiento específico de eventuales anomalías endocrinas, antes de quedarse embarazada.

 

TPP: Si una mujer o un hombre tienen sobrepeso y quieren tener un bebé, ¿qué deben hacer? ¿Solo con perder peso pueden resolver los problemas antes mencionados?

 

JT: Como he mencionado previamente, las personas con sobrepeso que no llegan a tener un bebé tendrían que buscar una ayuda médica. Solo un especialista puede determinar si el problema de fertilidad está causado por un sobrepeso “simple” o si se trata de una anomalía más compleja, con el exceso de peso como una consecuencia. Este diagnóstico es preciso para elegir una estrategia terapéutica adecuada. En algunos casos será suficiente cambiar el modo de vida, mientras otros necesitarán tratamientos más complejos o el recurso a diferentes métodos de reproducción asistida.

 

TPP: ¿Las técnicas de reproducción asistida pueden ayudar a personas con sobrepeso a tener un hijo? ¿Tendrán más dificultases en concebir incluso con estas técnicas debido a su peso?

 

JT: Las técnicas de reproducción asistida pueden ayudar a la mayoría de las personas con sobrepeso. Sin embargo, para alcanzar el resultado óptimo, las técnicas de reproducción asistida tienen que ir acompañadas de tratamientos específicos antes, durante y después de la tentativa. Antes de planificar la tentativa se puede tratar de reducir la masa corporal, mejorar la función del sistema endocrino y disminuir la fragmentación del ADN de los espermatozoides mediante medicación específica hecha a la medida de cada paciente.

El protocolo de la estimulación ovárica tiene que respetar la condición particular de cada mujer para evitar una respuesta insuficiente de los ovarios a la estimulación, por un lado, y para reducir los riesgos sanitarios asociados con una respuesta excesiva (el síndrome de hiperestimulación ovárica) por el otro.

La técnica de fecundación in vitro, actualmente realizada mayoritariamente por una micro inyección de espermatozoides en los óvulos (ICSI o IMSI), tiene que ser también adaptada adecuadamente, sobre todo en los casos de fragmentación excesiva del ADN de los espermatozoides. 

Por fin, dado el riesgo elevado de abortos espontáneos en las mujeres con sobrepeso u obesidad, valores hormonales en la sangre tienen que ser chequeados frecuentemente, y en caso de necesidad, las anomalías tienen que ser corregidas mediante una medicación adecuada.

Respetando todas estas exigencias, debidas a la condición particular de personas con sobrepeso u obesidad, la reproducción asistida puede funcionar muy bien incluso en estos casos.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
Cerrar