×
  • Buscar
Publicidad

Medidas de seguridad en las escuelas

Medidas de seguridad en las escuelas

Los niños pasan gran parte de su día en la escuela, por eso es fundamental conocer qué medidas de seguridad deben seguir las guarderías y centros escolares para evitar accidentes, preservando la integridad física y psíquica del niño en todo momento, tanto dentro de las aulas, como en el recreo, el comedor, en el trayecto escolar o en las excursiones. Te contamos cuáles son estas medidas principales de seguridad que deben cumplir las escuelas.

Publicidad

Tanto los centros infantiles como los de primaria deben regirse por unas normas internas que cubran los aspectos principales de seguridad, como normas sobre los aspectos sanitarios, la alimentación, la realización de actividades, el régimen económico, los horarios, etc. Estas normas suelen estar a disposición de todos los padres y es conveniente conocerlas ya que el incumplimiento de las mismas no solo supone un riesgo para menores, sino que puede interferir en el buen funcionamiento del centro.


Además de estas normas internas, existen también unas normas de seguridad que sirven para evitar accidentes y problemas, así como para mejorar el funcionamiento del centro. Estas normas están relacionadas con los requisitos para las entradas y salidas, incluyendo la recogida de los niños, la indumentaria de los niños, el uso de las instalaciones, qué hacer en caso de emergencia, etc.


Tanto las normas internas como las de seguridad dependen de la legislación de dada comunidad autónoma y del propio centro, pero se entiende que se deben respetar unas normas mínimas iguales para evitar problemas.

No te puedes perder ...

El peligro de la mala colocación de las sillas de coche

El peligro de la mala colocación de las sillas de coche

El 36% de los conductores que viajan con niños cometen errores al colocar Sistemas de Retención infantil (SRI). No probar el dispositivo de seguridad antes de comprarlo, no aprender a instalarlo correctamente o directamente no revisarlo cada vez que montamos al niño en el coche, son tres actitudes que pueden ocasionarnos problemas en caso de sufrir un accidente mientras viajamos con nuestros hijos.

Y tambien:


Normas en las entradas y salidas


Tanto al entrar como al salir los niños hay que tener cuidado para que ninguno se escape, se pierda o lo recoja un desconocido con malas intenciones. De igual modo, en caso de divorcio hay que saber quién tiene la custodia, si ha habido problemas o no con alguno de los progenitores y quién puede recoger al niño para evitar casos de secuestro.


Los objetivos principales en este caso son evitar la entrada y salida de los menores sin la supervisión de un adulto del centro escolar, además de lesiones o heridas causadas por las puertas en sí. También se busca un acceso y salida sencillo, evitando aglomeraciones.


Para ello, las puertas interiores deben ser antipilladedos y tener las manivelas a una altura suficiente para que los más pequeños no puedan abrirlas. Además, si son de vidrio deben contar con un cartel de aviso y ser vidrios de seguridad.


En cuanto a las puertas correderas, deben tener sistemas de bloqueo para impedir que los niños las abran o cierren.


Las puertas exteriores deben contar también con sistema de antiatrapamiento lateral a 1,20 m de altura desde el suelo, distinto de las puertas interiores por sus características propias.


En cuanto a los protocolos para la recogida de los niños, hay que tener en cuenta los siguientes aspectos:


- Presentar una notificación firmada por la persona responsable de la tutela del niño de la relación de personas autorizadas para la recogida del menor, incluyendo el DNI de cada una. Solo estas personas podrán recoger al niño.

 
- Recoger al niño siempre a la hora estipulada salvo casos de emergencia.


- Permanecer con los niños hasta que la persona responsable los recoja, nunca dejarlos solos.


Normas en las salidas y excursiones


Es habitual que a lo largo del curso escolar se realicen salidas y excursiones a diversos sitios como granja escuelas, teatros, museos… En estos casos, hay que tener un cuidado especial para evitar que algún niño se pierda o algún otro accidente.


1- Antes de la salida

- Establecer el recorrido óptimo y que mejor cumplan con los requisitos de seguridad necesarios.

- Identificar los espacios adecuados para cada actividad teniendo en cuenta los posibles riesgos de cada entorno y actividad.

- Establecer un procedimiento en caso de emergencia.

- Informar adecuadamente a las familias sobre el tipo de actividad, las necesidades de vestuario, las autorizaciones pertinentes, etc.


2- Durante la salida


Cumplir con todas las medidas de seguridad y control relacionadas con la seguridad vial, tanto si se va andando como en transporte. Por ejemplo, se recomienda el uso de chalecos reflectantes al ir por la vía pública, usar sistemas de retención físicos en caso de niños pequeños y aprovechar la salida para enseñar al niño las normas principales de seguridad vial (no cruzar en rojo, respetar los pasos de cebra, etc.).


3- Después de la salida


Analizar cómo ha ido la salida y si hay que adoptar alguna medida extra para futuras excursiones.


Normas en los transportes escolares


El transporte escolar debe cumplir con los requisitos de seguridad imprescindibles para garantizar la seguridad física de niño al usarlo. Algunas de estas medidas no son obligatorias, pero deberían serlo.


- Los autobuses escolares deben contar con SRI adecuados a los menores que lo utilizan.


- Se debe disponer de un estacionamiento propio y exclusivo, con visibilidad clara y donde no coincidan con peatones. Para ello, las paradas deben estar en tramos rectos y con acceso directo a la acera.


- El autobús no se puede mover hasta que los menores estén ubicados dentro del centro o del autobús.


- Usar sistemas de control y localización de los menores para evitar que alguno se pierda o se quede abandonado dentro del autobús.


- Los niños deben subir y bajar únicamente cuando el autobús se encuentre totalmente parado. Es importante recoger bien las cintas de las mochilas, cordones o bufandas para evitar que se enganchen en las puertas y otras partes del transporte.


- Dentro del autobús se deben guardar los equipajes o mochilas en los sitios destinados a tal uso para evitar objetos sueltos que pueden causar heridas en caso de frenada brusca. Los pasillos deben estar libres de obstáculos.

Normas relacionadas con la indumentaria


En la mayoría de los centros escolares existen también una serie de normas internas relacionadas también con la seguridad que tienen relación con la indumentaria y los objetos que los niños pueden llevar al centro:


1- No llevar joyas ni colgantes en el cuello, muñecas o dedos.

2- Los pendientes deben ser cortos y que no dispongan de partes que se puedan enganchar.

3- Las horquillas, pasadores, clips o imperdibles son fácilmente extraíbles y suponen un riesgo de atragantamiento o herida, por lo que deben evitarse.

4- El cierre de los baberos debe ser de velcro y las zapatillas de los niños que no saben atarse solos también de velcro para evitar accidentes con los cordones desatados.

5- Las bufandas suponen un riesgo de estrangulación, sobre todo si se usan en áreas de juego (pueden engancharse en columpios, toboganes, etc.), por lo que es mejor evitarlas y usar solo gorros, bragas o verdugos.

6- No se debe llevar ningún juguete u objeto que no sea material escolar. 


Fuente:

Asociación Nacional de Seguridad Infantil, https://www.seguridadinfantil.org/

Fecha de actualización: 23-01-2019

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.