• Buscar

Intoxicación por gel antiséptico de manos a base de alcohol

Intoxicación por gel antiséptico de manos a base de alcohol

La pandemia de COVID ha hecho que todos llevemos a mano un bote de gel antiséptico para poder lavarnos las manos con frecuencia cuando estamos fuera de casa. Incluso en los colegios han tenido como material indispensable este bote de gel a base de alcohol que, si no se usa con cuidado, puede causar intoxicaciones y otros problemas de salud.

Publicidad

Índice

 

¿Por qué ocurre la intoxicación con gel antiséptico?

Los geles antisépticos, que antes apenas si usábamos, se han convertido en un producto esencial que todos llevamos en el bolso cuando salimos de casa para poder lavarnos las manos en ciertas situaciones. Y, para los que no lo llevan encima, deben usarlo igualmente al entrar a comprar, en un transporte público…

Incluso los niños se han habituado a usar este tipo de geles varias veces al día, sobre todo en el colegio, donde ha sido de obligado uso. El problema es que la mayoría de estos geles contienen alcohol o alcohol para frotar (etanol, alcohol etílico o isopropanol, alcohol isopropílico), por lo que su ingesta o su uso inapropiado pueden suponer un riesgo para la salud, sobre todo en bebés o niños pequeños que no entienden el peligro que se esconde detrás de ellos. El metanol es muy tóxico y está prohibido en estos productos.

Los geles de hidroalcohol están compuestos principalmente por alcohol etílico (entre el 60-85%) y agua, aunque también se incluyen otros compuestos como la glicerina, que ayuda a hidratar la piel y a minimizar los riesgos de reacciones adversas. Algunos geles incluyen además aromas dulces y agradables, como flores o plantas cítricas.

El mayor problema es ingerirlo, pero también pueden ser tóxicos al contacto con la piel y los ojos o si se inhala el producto según advierten desde asociaciones como la FDA de Estados Unidos.

Según los responsables en toxicología de nuestro país, se produjeron entre los menores un 900% más de intoxicaciones en 2020 respecto a  2019 por gel antiséptico debido al mayor uso que se ha hecho de este producto desinfectante desde que empezó la pandemia de coronavirus. Y la mayoría fue en menores de 5 años. Por eso, hay que tener mucho con estos geles.
 

¿Qué síntomas produce la intoxicación por gel antiséptico?

- irritación de la boca y/o los ojos

Articulo relacionado: Comer (sano) de tupper

- vómitos

- diarrea

- tos

- problemas para respirar

- lagrimeo o visión borrosa si entra en contacto con los ojos. Incluso en casos graves puede quemar la córnea

- dificultad para mantenerse despierto

- bajada de azúcar en sangre

- convulsiones en los casos más graves

- usados en grandes cantidades también pueden irritar la piel, producir enrojecimiento y sensación de quemazón

Articulo relacionado: Meriendas sanas para niños

Los niños pequeños pueden mostrar síntomas a partir de una alcoholemia de 50 mg/dl.
 

¿Cómo prevenir la intoxicación con gel antiséptico?

- Siempre que se pueda, lavarse las manos con agua y jabón.

- Enseña a tu hijo a usar correctamente el gel: echa una pequeña dosis en la mano y frotarse con ella. No debe tocarse los ojos o la boca justo después de echarse gel ya que puede causar enrojecimiento e inflamación.

- No dejes el gel a mano si tu hijo es muy pequeño, ya que puede confundirlo con una bebida u otra cosa e ingerirlo.

- Elige preferiblemente productos sin alcohol. El problema es que los expertos en salud recomiendan usar desinfectante para manos que contengan entre un 60 a un 95% de alcohol para eliminar al virus que causa el COVID-19, por eso se emplean más los geles con mucho alcohol.

- Usa envases con cierre de seguridad.

- Conserva el producto en su envase original.

- Evita envases de colores atractivos y con sabores agradables como manzana, frambuesa… Busca aquellos que sean desnaturalizados o incluso con sabor amargo, con ingredientes amargos como benzoato de denatonio, octaacetato de sacarosa o butanol.

- Revisa la etiqueta antes de usarlo y lee bien las advertencias y precauciones de cada bote. 

- No hagas geles caseros, pueden ser incluso más peligrosos y causar quemaduras.

- No reutilices el envase ni lo rellenes con otro gel, ya que la composición podría ser diferente y, en caso de problema, no se sabrían los ingredientes específicos.
 

¿Qué se debe hacer ante una sospecha de intoxicación por gel antiséptico?

Lo primero que debes hacer es mantener la calma y no ponerte nervioso. No intentes provocar el vómito al niño, podrías hacerle daño.

Si el contacto ha sido con los ojos o la piel, lávalo con abundante agua.

Conserva el envase del producto, pues en caso necesario, la etiqueta podría ser de gran ayuda para los médicos a la hora de tratar al niño.

Si tienes dudas, llama por teléfono con el Instituto Nacional de Toxicología (915620420), el Servicio de Emergencias (112) o un centro sanitario para saber si debes llevarlo a urgencias o hacer algo.

Además, si el niño tiene mal aspecto, presenta alguno de los síntomas antes indicados o no consigues contactar con teléfono acude a urgencias por si acaso.
 

¿Y si tiene dermatitis por el uso continuado de gel?

Algunos niños han visto cómo sus manos se resecaban e incluso presentaban un eccema o enrojecimiento por el uso continuado de gel antiséptico, bien por su abuso (el alcohol reseca la piel) o por una propensión genética a padecer ciertos problemas dermatológicos.

​​​​Para prevenir este tipo de problemas, se recomienda usar crema hidratante a diario, sobre todo tras lavarse las manos con agua y jabón. No abusar del gel hidroalcohólico y usralo solo cuando sea necesario. Elegir geles sin perfumes para minimizar el riesgo de reacciones de fotosensibilidad que se pueden dar más fácilmente con algunos aromas y esencias.

Una vez ha aparecido el eccema, es necesario aplicar tratamientos tópicos para que no se cronifique, así que deberás consultar al experto en pediatría.


Fuente:

Blog EnFamilia de la AEP: https://enfamilia.aeped.es/prevencion/intoxicacion-por-gel-antiseptico-manos-base-alcohol

Fecha de actualización: 14-07-2021

Redacción:

Publicidad
Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamentepero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web nosustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a unaconsulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, yen ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×