¿Qué puede comer un niño con diarrea?

¿Qué puede comer un niño con diarrea?
comparte

La diarrea es una enfermedad digestiva muy habitual en bebés y niños pequeños. Aunque hasta ahora se recomendaba darle una dieta astringente para curarle, las últimas investigaciones afirman que no hace falta, que en cuanto el niño quiera comer y tenga apetito, se le debe dar de comer como siempre.

Las causas por las que un niño puede presentar diarrea en sus primeros años de vida son varias:


1- Inmadurez del sistema digestivo, que favorece la entrada de gérmenes que provocan una infección.


2- Intolerancia a algún alimento como la proteína de la leche de vaca, la lactosa, etc.


3- Error en la alimentación, es decir, haber dado al niño algún alimento que su aparato digestivo no pueda tolerar por su edad o desarrollo.


4- Intoxicación: haber comido algún alimento en mal estado.


5- Gastroenteritis o infección vírica o bacteriana, la causa más habitual.


¿Qué puede comer un niño si tiene diarrea?


Sea cual sea la causa de la diarrea, esta no suele durar más de 24 o 48 horas. En la fase aguda, es decir, cuando el niño no para de evacuar heces líquidas, lo más importante es evitar la deshidratación, que puede darse con mayor facilidad en los niños.

No te puedes perder ...


Para reponer los electrolitos perdidos, debes darle líquidos. Puedes ofrecerle agua sola si la tolera y le apetece, pero siempre en sorbos pequeños y no grandes cantidades ya que el agua sola no es suficiente.


La mejor opción son las soluciones de rehidratación infantiles. Nunca debes darle bebidas isotónicas para adultos cuando esté malo ya que la composición de las mismas puede ser perjudicial para su organismo enfermo. Es mejor comprarle alguna especial para niños y seguir las instrucciones del farmacéutico.


También puedes darle zumos, sopas, infusiones… pero evita el azúcar ya que puede agravar la diarrea.


Una vez que el niño mejore y deje de evacuar tan a menudo, o en cuanto tenga hambre, lo mejor es que le des de comer de manera normal, empezando por alimentos fáciles de digerir que le apetezcan. Es importante no obligarle a comer ni forzarle, debe ser su cuerpo el que marque el camino a seguir.


Hasta hace unos años se pensaba que lo mejor durante un episodio de diarrea era ofrecer una dieta astringente al enfermo (arroz hervido, manzana cocida…), pero los últimos estudios científicos afirman que una gastroenteritis no es contraindicación para seguir con la misma alimentación de siempre.


Los niños con diarrea pueden llegar a perder entre 100 y 200 gramos por cada día ya que pierden líquidos, el intestino deja de absorber nutrientes y se reduce el apetito. Por eso, es conveniente introducir la alimentación temprana ya que dar de comer al niño en cuanto tenga ganas reduce la duración de la diarrea, haciendo que el niño pierda menos peso. Y, contra lo que muchos puedan pensar, el niño no va a evacuar más por comer antes; el hecho de que después de comer haga caca de nuevo se deberá a un reflejo intestinal, no al hecho de haber empezado a comer antes de tiempo.


Así que si tiene hambre, puede tomar cualquier cereal, verdura, carne, pescado, fruta o lácteo, no sólo yogur, sino también leche. No obstante, lo habitual es que la apetezcan alimentos ligeros y menos grasos, es raro que después de haber tenido diarrea le apetezca meterse un plato de patatas con costillas.


Además, es conveniente que le des de comer más a menudo pero cantidades más pequeñas y le ofrezcas alimentos de fácil digestión como huevos cocidos, fruta fresca, arroz o pasta, verduras cocidas, patatas al horno, etc. Y que evites aquellos más grasos, las frituras, las verduras que causan gases o las bebidas con gas.


Hasta que se recupere del todo, sé flexible con sus comidas y deja que elija él la comida para que se adecúe a sus apetencias.


Por último, evita el uso de medicamentos antidiarreicos, no son recomendables en casi ningún caso, y menos aún en niños. Puedes darle paracetamol si tiene dolores o fiebre, pero nada más.


Te puede interesar:
El percentil del bebé, tanto en talla como en peso, es una variable que utilizan los pediatras para evaluar cómo se está desarrollando un bebé.


Fecha de actualización: 19-04-2018

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>