¿Qué puedo darle a mi bebé con diarrea?

¿Qué puedo darle a mi bebé con diarrea?
comparte

A menudo muchos padres confunden la diarrea con las deposiciones blandas y de color amarillento propias de los bebés durante sus primeros meses de vida. Por este motivo, lo primero que debemos hacer es asegurarnos de si se trata realmente de una diarrea.

En los bebés, las diarreas se presentan con numerosas excreciones y completamente líquidas. Pero si todavía tienes algunas dudas sobre si tu hijo presenta o no diarrea asegúrate también de que la frecuencia de las evacuaciones es mayor de lo habitual o incluso presentan algo de sangre. Asimismo, puedes saber con mayor certeza que se trata de una diarrea si las heces van acompañadas de vómitos o tu bebé presenta fiebre, deshidratación o una transpiración excesiva.


Deshidratación


La deshidratación es muy común cuando un bebé presenta diarrea, por tanto, intenta darle mucho líquido, ya que si no lo haces, puede incluso que tengas que llevarlo al hospital. Muchas veces las diarreas son graves aun tratándose de manera adecuada.


Cuando confirmes que tu bebé presenta diarrea y sufra, quizás, algo de deshidratación, debes saber que perderá una gran cantidad de agua y sales minerales. Por tanto, es necesario mantenerle siempre bien hidratado. Recuerda que cualquier bebida endulzada, es decir, que contenga azúcares, como los zumos de fruta sin diluir, provocará un empeoramiento en la diarrea del bebé debido a que los alimentos con azúcar llevan el agua a los intestinos. Evítalo.

No te puedes perder ...

¿Qué puedo darle a mi bebé con diarrea?

¿Qué puedo darle a mi bebé con diarrea?

A menudo muchos padres confunden la diarrea con las deposiciones blandas y de color amarillento propias de los bebés durante sus primeros meses de vida. Por este motivo, lo primero que debemos hacer es asegurarnos de si se trata realmente de una diarrea.


¿Medicamentos para frenar la diarrea?


No, salvo que el pediatra lo recete. Los medicamentos pueden resultar muy peligrosos para los bebés que ni siquiera han cumplido su primer año de edad.


Lactancia materna o biberón


Si tú bebé sigue alimentándose de tu leche debe seguir siendo así aunque el pequeño presente diarrea puesto que la leche materna contiene anticuerpos que sirven para proteger el tracto digestivo de las infecciones. En el caso de que tome del biberón, debe estar más diluido. Biberones de menor volumen pero más tomas.


También es importante no abandonar la dieta antes de cumplir los cinco días posteriores ya que podría ocasionar una nueva aparición de la descomposición.


Si presenta vómitos es recomendable acudir al médico antes de seguir alimentándole como lo haces habitualmente.


¿Qué darle de comer?


Al bebé que toma ya otros alimentos además del pecho o biberón basta con aportarle alimentos como arroz, trigo, cereal, carnes magras, frutas y verduras, que incluso pueden cortar la diarrea.


A pesar de que durante los primeros días lo más aconsejable sea darle agua o algún que otro caldo a tu bebé, a partir del tercer día podemos ofrecerle compotas de frutas, tales como peras o manzanas, papillas de arroz o purés de guayaba, una rica fruta que contiene vitamina C, y que posee algunas propiedades para frenar la diarrea.


No tiene nada de malo dar a tu bebé alimentos con carbohidratos complejos. Según la AAP (American Academy of Pediatrics), alimentos como las carnes magras, las compotas de manzanas o las frutas y verduras son seguros para los bebés, ya que estos proporcionan algunos nutrientes esenciales para combatir infecciones.


Además, productos tales como el yogur natural, el jamón york o las galletas son buenos para combatir la diarrea, pero siempre asegurándonos de que el bebé toma suficiente agua. Muchos estudios han demostrado que productos alimenticios como el yogur poseen cultivos de bacterias vivos que son una manera segura y eficaz de frenar la diarrea o disminuir su duración. Opta por comprar yogures con cultivos vivos.


En algunos casos existe la posibilidad de que tu bebé se niegue a comer, pero tranquilos, en 2 o 3 días, como máximo, volverán a tener hambre. Lo más importante es una constante hidratación. Y recuerda: los adultos también tenemos menos hambre cuando estamos enfermos.


No dudes en consultar con tu pediatra sobre todo si tu bebé ni siquiera ha cumplido los tres meses de edad o presenta fiebre muy alta, vómito, sangre en las heces o llanto sin lágrimas en cualquier caso. 


Te puede interesar:
Detectar a un niño con altas capacidades de manera precoz permitirá a su entorno hacer los ajustes precisos para que pueda alcanzar todo su potencial y minimizar cualquier problema que pudiera surgir.


Fecha de actualización: 08-11-2017

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>