×
  • Buscar
Publicidad

Enseña a tus hijos a hacer de la actividad física una forma de vida

Enseña a tus hijos a hacer de la actividad física una forma de vida

La actividad física diaria es fundamental para asegurar el desarrollo y la salud de los niños, no solo en el presente, sino también en el futuro. Un niño que hace de la actividad física diaria una forma de vida no dejará nunca de hacer ejercicio o deporte de manera regular, algo que puede evitar que desarrolle enfermedades tan graves como el cáncer, la obesidad, las enfermedades cardiovasculares o la diabetes. Y eso, le puede alargar la vida.

Publicidad

Índice

 

¿Hacéis ejercicio físico de manera regular?

 

Si os hacen estas preguntas, que responderíais a ellas, ¿verdadero o falso?


1- Mis hijos y yo estamos lo suficientemente activos físicamente como para sudar todos los días un rato a causa del ejercicio.

2- Mis hijos probablemente estarán físicamente activos como adultos.

3- Estaré físicamente activo cuando sea abuelo.

Si la mayoría de las veces respondiste "verdadero", le estás enseñando a tu hijo sobre la ejercitación física de por vida. Una persona alfabetizada físicamente puede y quiere ser físicamente activa como niño y como adulto.
 

¿Cuánta actividad física necesitan los niños cada día?

No te puedes perder ...

Y tambien:


La Academia Estadounidense de Pediatría recomienda que los bebés, niños, adolescentes y niños con necesidades especiales tengan tiempo para realizar actividad física todos los días. Aquí está el tiempo que necesitan realizar cada día según la edad:

- Los bebés necesitan al menos 30 minutos de "tiempo boca abajo" y otros juegos interactivos, distribuidos a lo largo de cada día.

- Los niños de 3 a 5 años necesitan al menos 3 horas de actividad física por día, o aproximadamente 15 minutos cada hora que están despiertos.

- Los niños de 6 años en adelante necesitan 60 minutos de actividad física moderada a vigorosa la mayoría de los días de la semana.

Afortunadamente, hay muchas oportunidades y opciones sobre cómo los niños pueden mantenerse activos. Aquí hay algunas ideas:

- Bebés: tiempo boca abajo mientras está despierto. + 30 minutos a lo largo del día

- Niños pequeños: paseos por el barrio o jugar libremente al aire libre. + 3 horas a lo largo del día

- Preescolares: jugar a lanzar y atrapar una pelota. +3 horas al día, incluyendo 1 hora de ejercicio más vigoroso.

- Estudiantes de primaria: juego libre y deportes organizados centrados en la diversión. + 60 minutos de actividad la mayoría de los días además de actividades de entrenamiento de los músculos y los huesos 3 veces a la semana

- Estudiantes de secundaria: actividades que incluyan socialización. Evitar la especialización en un solo deporte. + 60 minutos de actividad la mayoría de los días además de actividades de entrenamiento de los músculos y los huesos 3 veces a la semana

- Adolescentes: actividades que incluyan socialización y competición, cuando sea necesario. + 60 minutos de actividad la mayoría de los días además de actividades de entrenamiento de los músculos y los huesos 3 veces a la semana
 

Beneficios de la actividad física


La mayoría de los niños no se mueve lo suficiente. Solo el 25% obtiene una cantidad saludable de actividad física al día. Muchos padres tampoco están activos. Por eso es tan importante dedicar tiempo a una actividad moderada a vigorosa la mayoría de los días. Estos son solo algunos de los beneficios:

- Ayuda a prevenir la obesidad, las enfermedades cardíacas y la diabetes.

- Ayuda a los estudiantes a concentrarse en la escuela.

- Para los adolescentes, ayuda a evitar comportamientos de riesgo como fumar, beber y usar drogas.

- Mejora el sueño.

- Quema calorías.

- Fortalece el sistema cardiovascular.

- Construye huesos y músculos fuertes.

- Aumenta la flexibilidad.

- Elimina el estrés.

- Enseña trabajo en equipo y deportividad.

- Aumenta la autoestima.

- Mejora la sensación general de bienestar.
 

¿Y si mi hijo no quiere hacer ejercicio?


Algunos niños no pueden esperar para llegar a casa desde la escuela, tumbarse en el sofá y pasar el resto del día mirando la televisión o jugando a videojuegos. La actividad física simplemente no está en su mente. Convertir el ejercicio en un hábito para toda la vida puede requerir algo de creatividad y tiempo.

Si tu hijo se resiste a estar físicamente activo, intenta darle opciones y alentar cosas nuevas. Por ejemplo, probar una nueva actividad con un amigo. Averigüe qué le gusta a tu hijo y hacedlo juntos o busca actividades que toda la familia pueda hacer. Tan solo salir al parque a correr libremente, jugar al escondite o al pilla-pilla puede ayudar al niño a estar físicamente activo y querer más. O ir de escalada. O a explorar por el parque. ¡Deja salir a tu niño interior!

Y recuerda que el ejercicio es la mejor medicina. Las Asociaciones de Pediatría instan a las familias a hacer de la actividad física de por vida una meta. Es la mejor medicina que los padres pueden dar a sus hijos para toda la vida de salud.


Fuente:

AAP: https://www.healthychildren.org/English/healthy-living/fitness/Pages/Making-Fitness-a-Way-of-Life.aspx

Fecha de actualización: 23-06-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.