×
  • Buscar
Publicidad

Terapia psicológica para niños con problemas de aprendizaje

Terapia psicológica para niños con problemas de aprendizaje

Los trastornos del aprendizaje engloban una serie de dificultades en la adquisición y uso de las habilidades del habla, escritura, razonamiento o matemáticas. Estos trastornos complican el aprendizaje del niño y afectan a su rendimiento escolar, por lo que es importante detectarlos cuanto antes para buscar la ayuda profesional necesaria que, en algunos casos, puede incluir la terapia psicológica.

Publicidad

La causa de los trastornos de aprendizaje no siempre está clara ni es la misma, pero no se debe a un retraso mental, puesto que los niños con estos problemas pueden tener un coeficiente intelectual igual o incluso superior a la media. En muchos casos se deben a problemas emocionales o conductuales, aunque también pueden estar causados por alteraciones neuronales como el TDAH o la dislexia. Otras veces, el absentismo escolar, los problemas personales o la falta de hábitos de estudio son los causantes de estos problemas de aprendizaje.


Por lo tanto, el tratamiento de estos problemas variará mucho de unos niños a otros dependiendo del trastorno concreto y de los problemas que presente. Lo primero que se debe hacer cuando se detecta que un niño presenta problemas de aprendizaje es derivarle a un especialista que averigüe qué trastorno concreto tiene el niño para poder aplicar el mejor tratamiento o terapia. En función de los resultados, se podrán llevar a cabo ejercicios que potencien las capacidades perceptivas, ejercicios de reeducación de los procesos motores que intervienen en la escritura, terapia psicológica para fomentar la autoestima, etc.

No te puedes perder ...

Síndrome de Down - Historia de una superación

Síndrome de Down - Historia de una superación

Piluca se llama como su madre, tiene un año y nació con síndrome de Down. Sus padres, Piluca y Pedro, supieron que su segunda hija tenía trisonomía 21 en el mismo momento en el que su pequeña llegó al mundo. Su reacción inicial al recibir la noticia fue la esperada en una situación como ésta. Según Down España el 80% de las familias reconoce haber experimentado sentimientos de protección, rechazo, tristeza, frustración, inseguridad, rabia y vergüenza. Y es lógico. Estos padres ven cómo se desmorona la idea que durante nueve meses se habían hecho de un hijo perfecto.

Y tambien:


El objetivo final del tratamiento es conseguir que los niños superen estos hándicap y puedan estudiar y sacar buenas notas al igual que sus compañeros, evitando de esta manera el fracaso escolar. Generalmente, el tratamiento consta de cuatro pasos:


1- Terapias psicosociales y conductuales, que sirven para enseñar a los niños a potenciar sus habilidades y compensar sus problemas. Dentro de estas terapias encontramos diversas posibilidades:


. Terapia cognitiva conductual: modifica el comportamiento y los pensamientos del niño para conseguir sus objetivos sin poner nervioso. Para ello, les enseñan técnicas para enseñarle a relajarse, cómo pensar paso a paso las tareas cuando estén haciendo deberes, cómo resolver problemas, etc.


. Modificación de comportamiento: modifica el comportamiento a través del refuerzo. Mediante pequeñas recompensas, se intenta que el niño valore la importancia del esfuerzo y el trabajo para dé lo máximo posible en los estudios.


. Capacitación de destrezas sociales: muy útiles para aquellos niños que tienen problemas para relacionarse con los demás o para interpretar las emociones y gestos de las otras personas. Así, mediante diversas técnicas, se le enseña a leer las expresiones faciales y entender las emociones de los demás.


. Psicoterapia: mediante conversaciones, ayuda al niño a aceptar sus limitaciones y cambiar su actitud negativa para enfrentarse de otra forma a los estudios.


. Grupos de apoyo: reúnen a niños con problemas y trastornos similares para que, mediante sus experiencias, se ayuden unos a otros y aprendan cómo afrontar sus problemas.


. Asesoramiento familiar: muchas veces, los trastornos de aprendizaje están causados por problemas familiares (divorcio, ausencia de un progenitor, relaciones desestructuradas…), por lo que el asesoramiento o la terapia familiar es fundamental para reconstruir la relación familiar.


2- Otras intervenciones: dependiendo del trastorno concreto que sufra el niño (dislexia, disfasia, TDAH, discalculia, etc.) puede ser necesario acudir al logopeda, enseñarle a leer, escribir y deletrear de una manera especializada, etc.


3- Terapia de medicamentos: solo si el pediatra o el psiquiatra lo consideran necesario se usarán medicamentos para mejorar los problemas de concentración o tratar trastornos psiquiátricos concretos como depresión o ansiedad que pueden afectar al aprendizaje y ser la causa de estos problemas. Por ejemplo, los estimulantes son el tratamiento farmacéutico más utilizado para el TDAH, pero se debe intentar evitar la sobremedicación y ayudar al niño, siempre que sea posible, mediante las terapias antes indicadas ya que estos medicamentos tienen efectos secundarios importantes.


4- Educación especial: en algunos casos, puede ser necesario que el niño reciba educación especial en el mismo centro escolar o vaya a un centro de educación especializada, pero no es lo habitual en casos de trastornos de aprendizaje. No obstante, deberán ser los especialistas los que valoren cada caso y decidan lo mejor para cada niño según sus circunstancias personales y sus problemas concretos.


Por último, es importante que los padres apoyen al niño en todo momento y alaben sus progresos y sus avances. Nunca hay que juzgarle y hay que conocer bien sus dificultades y limitaciones para poder ayudarle en casa de la manera correcta a la hora de hacer los deberes o estudiar. Hay que tener mas paciencia con estos niños, tanto en casa como en el colegio, y se pueden adoptar además otras medidas para favorecer su aprendizaje como:


- Sentarle cerca del profesor y lejos de distracciones.


- Simplificar las instrucciones y darle más tiempo que a los demás.


-  Permitirle que use dispositivos que puedan favorecer su aprendizaje, como tapones en el caso de niños con problemas de procesamiento auditivo.


- En el caso de los alumnos disléxicos, tener más en cuenta el contenido del texto que las faltas o el orden.


Fuente:

- American Academy of Child and Adolescent Psychiatry (AACAP)

Fecha de actualización: 16-11-2018

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.