×
  • Buscar
Publicidad

Síntomas de trastorno bipolar en adolescentes

Síntomas de trastorno bipolar en adolescentes

La adolescencia puede llegar a ser una etapa crítica: cambios de humor, cambios físicos, cambios en las hormonas… todo esto junto con la presión social y las malas amistades puede provocar en el adolescente miedos, inseguridades o incluso trastornos, como el trastorno bipolar. Es importante estar informado sobre este trastorno y saber identificar los síntomas para poder ayudar al adolescente.

Publicidad

Índice

 

¿Qué es el trastorno bipolar?

Es importante tener en cuenta que muchos adolescentes experimentan cambios de humor durante la pubertad a medida que sus cuerpos se adaptan a los cambios provocados por las hormonas. El trastorno bipolar es una condición que interrumpe la vida diaria de una persona y requiere tratamiento.

Los padres deben comprender el trastorno bipolar y cómo se relaciona con los adolescentes. Esto les ayudará a detectar los primeros signos y diferenciar el trastorno bipolar de los cambios de humor típicos de la edad.

El trastorno bipolar es una enfermedad duradera que causa cambios drásticos en el estado de ánimo y los niveles de energía de una persona. Este cambio radical está generalmente entre dos estados llamados maníaco y depresivo. Sin embargo, algunas personas experimentarán solo manía y no depresión.

Durante un episodio maníaco, una persona se siente extremadamente feliz, activa o como si tuvieran mucha vida. También puede participar en comportamientos impulsivos.

Durante un episodio depresivo, una persona se siente triste, deprimida o sin esperanza. Puede ser mucho menos activa de lo habitual y tener poco o ningún interés en las cosas que generalmente le entusiasmarían.

Entre estas etapas, las personas pueden regresar a un estado de ánimo y comportamiento relativamente típico.
 

¿Qué causa el trastorno bipolar en adolescentes?

No te puedes perder ...

Y tambien:

El trastorno bipolar es una condición compleja, y los médicos aún no han logrado saber exactamente qué lo causa.

Sin embargo, se cree que la genética, los factores ambientales y la química del cerebro pueden ser factores que tengan que ver en el desarrollo de un trastorno bipolar.

Los trastornos bipolares también pueden acompañar a otros trastornos, como:

- trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH)

- desórdenes de ansiedad

- trastornos de conducta disruptiva

- trastornos por uso de sustancias nocivas

Estos trastornos de salud mental que acompañan pueden hacer que el diagnóstico del trastorno bipolar sea bastante desafiante, ya que algunos síntomas de estos trastornos se superponen y pueden parecer síntomas del trastorno bipolar.
 

Signos de trastorno bipolar en adolescentes

Como hemos dicho antes, el trastorno bipolar tiene dos estados, maníaco y depresivo, y para cada uno de ellos hay unos signos distintos.

Entre los síntomas maníacos observaríamos:

- Autoestima del adolescente demasiado alta, sensación de ser todopoderoso

- El adolescente dormirá mucho menos y no se encontrará cansado por el día

- Aumento de las ganas de hablar, compartir experiencias… Habla muy rápido y no deja que nadie le interrumpa

- Aumento de la energía

- Más facilidad para pensar  rápido o reaccionar ante estímulos

- Tiene dificultad en mantener su atención en una sola cosa por mucho tiempo

- Comportamientos peligrosos como abuso de alcohol o drogas

En cuanto a los síntomas depresivos encontraríamos:

- Estado de ánimo deprimido o irritable

- Poca energía y mucha fatiga

- Disminución del disfrute y el interés de las actividades que le gustan

- Dificultad para concentrarse

- Dormir demasiado o dificultad para conciliar el sueño

- Aumento de las quejas por enfermedad, dolores de cabeza, dolores musculares…

- Pensamientos suicidas

- Cambios importantes en los hábitos alimenticios, como disminución del apetito, falta de aumento de peso o comer en exceso
 

Tratamientos para el trastorno bipolar


No existe una cura para el trastorno bipolar, pero las personas pueden controlar sus síntomas utilizando una variedad de tratamientos, como medicamentos, terapia y cambios en el estilo de vida.

El tratamiento dependerá de los síntomas, la edad y la salud general del adolescente. También dependerá de cómo de grave y avanzado sea el trastorno.

Los tratamientos de medicina, aunque suelen ayudar a mejorar, tardan un tiempo en hacer efecto y necesitan de la constancia del adolescente y de la supervisión de un adulto, así como del seguimiento de un experto.

Entre los tratamientos más utilizados están los antidepresivos y las terapias con psicólogos o psiquiatras.

Es importante encontrar a un experto en psicología que encaje con el adolescente para que este se sienta cómodo y se deje ayudar.
 

¿Qué puedo hacer como padre/madre?


Como padre, madre o familiar es importante saber actuar desde antes de que el trastorno bipolar pueda empezar a desarrollarse.

La labor de prevención es esencial y, aunque no se pueda evitar al 100% dado que en algunos casos este puede ser heredado, sí que pueden reducirse de cierta manera los síntomas.

Conocer los factores de riesgo para el trastorno bipolar, detectarlo temprano y obtener ayuda de un experto para el adolescente puede  mejorar mucho su calidad de vida.

Como el trastorno bipolar no tiene cura completa, debemos ayudar al adolescente a saber convivir con ello. Ser paciente es fundamental, ya que el nerviosismo en otros puede agravar su condición.

Otros aspectos que pueden ayudar son:

- Tener un diálogo abierto sobre el trastorno, que no sea un tema tabú en casa. El adolescente debe sentirse cómodo hablando de cómo se siente, sin que lo tomen por loco.

- Ir a las citas con el especialista y, si fuera necesario, realizar una terapia de familia para que un psiquiatra o psicólogo os dé pautas más específicas y personalizadas a vuestro caso.

- Que el colegio o instituto esté en conocimiento de la condición del adolescente para que sepan actuar en una posible crisis de acuerdo a esta.


Fuentes:

American Academy of Child & Adolescent Psychiatry

Fecha de actualización: 30-07-2020

Redacción: Laura Abad

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.