×
Publicidad

Maternidad y bipolaridad

Maternidad y bipolaridad

El trastorno bipolar es algo que se debe tener en cuenta a la hora de buscar un embarazo. A  pesar de que sea posible quedarte embarazada, debes consultar con tu médico sobre el tratamiento que estás siguiendo y la compatibilidad del mismo con un embarazo.

Publicidad

Índice

 

¿Qué es la bipolaridad?

El trastorno afectivo bipolar o bipolaridad es una enfermedad mental de tipo severa, crónica y recurrente. Es bastante común, puede afectar a una buena parte de la población, más hoy en día que el estrés es algo común en las vidas de las personas (se estima que en el 4% de la población adulta).

Puede aparecer a cualquier edad, aunque el pico está entre los 15 y los 25 años.

¿Qué síntomas tiene el trastorno bipolar?

Los síntomas del trastorno bipolar pueden variar. Una persona con bipolaridad puede tener episodios maníacos, episodios depresivos o  presentar síntomas de ambos.

Estos episodios anímicos, o de cambios en el estado de ánimo, ocasionan síntomas que suelen durar una o dos semanas (a veces tienen una duración mayor) y, durante este tiempo, los síntomas duran todos los días y casi todo el tiempo.

Los episodios anímicos son intensos, los sentimientos son fuertes y ocurren junto con cambios en el comportamiento y en los niveles de energía o de actividad, algo que pueden observar las demás personas. En ocasiones, la propia persona puede no notar que algo no va bien, y es su familia o amigos los que notan tanto los cambios en el estado de ánimo, como en los niveles de actividad.

No te puedes perder ...

Maternidad y crianza

Maternidad y crianza

En la actualidad, las madres se enfrentan a grandes dilemas. Por una parte, quieren ser las madres perfectas, pero sin que esto influya en su carrera profesional. Esta generación ya ha sido criada con la idea de que las mujeres pueden llegar en sus carreras profesionales a donde quieran, pero al llegar la maternidad llegan dificultades que no esperabas encontrar.

Y tambien:

 

Síntomas de un episodio maníaco

Síntomas de un episodio depresivo

 

Te sientes muy optimista, animada, eufórica, o bien extremadamente irritable o sensible.

 

 

Te sientes muy decaída, triste o ansiosa.

 

Te sientes sobresaltada o nerviosa, más acelerada que de costumbre.

 

 

Te sientes más lenta o inquieta.

 

Sientes que tus pensamientos van muy rápido.

 

 

Tienes problemas para concentrarte o tomar decisiones.

 

 

Tienes menos necesidad de dormir.

 

Tienes problemas para conciliar el sueño, despiertas muy temprano o duermes demasiado.

 

 

Hablas muy rápido sobre multitud de cosas.

 

Hablas muy despacio, sientes que no tienes nada que decir o se te olvidan las cosas.

 

 

Piensas que puedes hacer muchas cosas a la vez sin cansarte.

 

No eres capaz de hacer hasta las cosas más sencillas.

 

 

Sientes que eres inusualmente importante, talentosa o poderosa.

 

 

Te sientes sin esperanza, o que no tienes valor. Piensas mucho en la muerte o en el suicidio.

 

Tener un apetito excesivo por la comida, la bebida, el sexo u otras actividades placenteras.

 

Pierdes el interés en casi todas las actividades, incluidas las que antes te apasionaban.

 

¿Qué tipos de trastorno bipolar existen?

 

Trastorno bipolar I

Trastorno bipolar II

 

Has sufrido al menos un episodio maníaco que puede estar precedido o seguido de un episodio hipomaníaco o un episodio depresivo mayor. En algunos casos la manía puede provocar desconexión de la realidad (psicosis).

 

 

Has sufrido, al menos, un episodio depresivo mayor y, como mínimo, un episodio hipomaníaco, pero nunca tuviste un episodio maníaco.

 

 

Trastorno ciclotímico

Otros tipos

 

Has tenido durante al menos 2 años (en el caso de los niños y adolescentes 1 año) muchos periodos sin síntomas de hipomanía y periodos con síntomas depresivos (aunque menos graves que la depresión mayor).

 

 

En este tipo están incluidos, por ejemplo, el trastorno bipolar y los trastornos relacionados inducidos por ciertos medicamentos o bebidas alcohólicas, o debido a una enfermedad (esclerosis múltiple, accidente cerebrovascular o enfermedad de Cushing).

 

 

¿Qué puede causar la bipolaridad?

La causa exacta se desconoce. Lo que se sabe es que el trastorno bipolar es que afecta por igual a hombres y mujeres y que se presenta con mayor frecuencia en parientes de personas que padecen dicho trastorno.

Para la mayoría de las personas no hay una causa clara para los episodios de extrema felicidad y mucha actividad o energía (manías) o de depresión y baja actividad o energía (depresión).

Hay factores que pueden desencadenar un episodio maníaco como:

- parto

- medicamentos como antidepresivos o esteroides

- periodos de no poder dormir (insomnio)

- consumo de drogas psicoactivas

¿Es posible quedarme embarazada si soy bipolar?

Esta es una decisión complicada ya que los medicamentos que se deben tomar para el trastorno bipolar pueden ser un problema para el embarazo. Además, los cambios de humor que se presentan pueden afectar hormonalmente, tanto a la madre como al bebé. Por esto, se debe tener en cuenta un tratamiento adecuado a las circunstancias en las que te encuentres.

Las mujeres bipolares son totalmente aptas para tener hijos, pero deben tener un control constante no solo por el médico, sino también por sus familiares, amigos y parejas sentimentales.

Antes de quedarte embarazada deberías hablar con tu pareja de algunos temas como:

- el riesgo genético de que el hijo desarrolle la enfermedad

- posibilidad de recaída después de dar a luz o durante el embarazo

Estas preguntas no suelen ser fáciles de responder pero con asesoramiento médico tendréis más información para contestarlas.

Estoy embarazada y soy bipolar, ¿qué hago?

Cuando se está en esta situación es muy común no saber si seguir con el tratamiento o dejarlo para no afectar al bebé que crece dentro de ti.

Debes consultar con tu médico sobre qué es lo mejor, seguramente  implemente un tratamiento con medicamentos controlados y no demasiado invasivos durante el tiempo que se está gestando, así vas a poder seguir con relativa normalidad con tu vida.

Es importante que sigas una serie de visitas periódicas con el médico para que controle el proceso de embarazo y lo relacionado con la enfermedad (para verificar que todo funciona bien). El seguimiento médico ha de hacerse con constancia, en el caso de las mujeres bipolares hay un mayor riesgo de partos espontáneos, por lo que es necesaria la vigilancia.

En este tiempo las madres pueden acumular estrés por los desequilibrios hormonales que se producen en el embarazo, eso es dañino tanto para la madre como para el feto. Rodearte de personas que te cuiden te ayudará a hacer frente al estrés en el embarazo.


Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.