Miedos en niños de 5 años

Miedos en niños de 5 años
comparte

Los miedos de los niños evolucionan y cambian a medida que el cerebro del niño madura y acumula vivencias diferentes. A los 5 años los miedos más habituales, y normales, sin el miedo a la muerte, a los médicos, a la oscuridad, a los animales o a los personajes imaginarios.

Todos sentimos miedo a diferentes cosas o situaciones: miedo a perder a nuestra pareja, el trabajo, a morir… Generalmente, los miedos de los adultos están relacionados con la pérdida de algo o de alguien, así como con las situaciones peligrosas que pueden desestabilizar nuestra vida. Y es que a todos nos asustan los cambios y lo desconocido, por eso la gran arma para luchar contra el miedo es el conocimiento.


En el caso de los niños, sus miedos también están relacionados con el temor a lo desconocido y a la pérdida, aunque las situaciones que les asustan a ellos difieren de las de los adultos ya que sus vivencias son más limitadas pero su imaginación es mucho mayor, lo que puede suponer una mezcla explosiva. Estas dos circunstancias hacen que los miedos sean mucho más frecuentes y habituales en los niños pequeños, pero no hay que preocuparse ya que forman parte de su desarrollo evolutivo.


A los 5 años, los miedos más habituales son:


1- Miedo a la muerte. A partir de esta edad los niños empiezan a ser más conscientes de lo que significa la muerte, así como de que a todo el mundo le llega en algún momento. Por eso es normal que te hagan muchas preguntas al respecto, algunas muy escabrosas, especialmente si ha experimentado la muerte de algún familiar o conocido recientemente. Intenta responder a sus preguntas de la mejor manera posible y sin transmitirle miedo o ansiedad a la muerte.

Miedos en niños de 3 años

Miedos en niños de 3 años

El miedo es un sentimiento innato al ser humano y forma parte de su evolución personal, es decir, todos sentimos miedo a algo desde bebés, aunque esos miedos van cambiando a medida que crecemos, maduramos y nuestras inquietudes cambian. Por eso, es normal que los niños de 3 años tengan miedo a ciertas actividades o situaciones… ¿Quieres saber cuáles son?


2- Miedo a los médicos. Médicos, enfermeros, dentistas… cualquier profesional de la salud que lleve una bata blanca. Para ellos, estas personas son sinónimo de dolor, daño y enfermedad, por eso es común que los niños experimenten miedo a la hora de ir al médico o al hospital, aunque solo les vayan a hacer una revisión.


3- Miedo a la oscuridad. Este miedo comienza en torno a los 18 meses y puede continuar hasta esta edad ya que los niños relacionan la oscuridad con la soledad y el abandono. Además, la falta de luz puede hacer que su imaginación vuele y les juegues malas pasadas, viendo un monstruo donde solo hay un perchero.


4- Miedo a la separación de sus padres. La ansiedad por la separación, que comienza en torno a los 8 meses, continúa a esta edad aunque de manera diferente. Es posible que muestre miedo en separaciones largas o cuando le dejas en el colegio.


5- Miedo a personajes imaginarios o reales que puedan hacerle daño. Como decíamos, la imaginación desbordada de los niños de esta edad, que todavía confunden realidad con ficción, les puede hacer creer que los monstruos existen y van a aparecer en su cuarto para hacerlos daños. Del mismo modo, a esta edad es normal que ese miedo evolucione y aparezca también ante personajes “malvados” que sí existen en la vida real, como ladrones o asesinos. Procura que no vea películas de miedo ni escuche los sucesos de las noticias.


6- Miedo a los animales. Este miedo, que surge en torno a los 3 años, puede continuar en algunos niños a esta edad. Tienen miedo de animales aparentemente inofensivos como los perros o los gatos ya que temen que les arañen o les muerdan. Este temor desparecerá a medida que entienda que estos animales solo quieren jugar y no hacer daño a las personas.


¿Debo preocuparme?


Estos miedos son normales a esta edad, por lo que no debes preocuparte si tu hijo los experimenta siempre que no se estanquen o se intensifiquen. Si estos miedos persisten al llegar la adolescencia o son tan fuertes que alteran su vida seriamente, debes consultar a un psicólogo.


Mientras no sea así, tan solo debes actuar de la siguiente manera:


- Nunca te rías de él ni de su miedo aunque te parezca una tontería.


- Enséñale las palabras adecuadas para nombrar su miedo y hablarte de él, así podrá expresar lo que siente y no quedárselo dentro.


-  No apeles a la razón para desmontar sus miedos, son algo emocional y no lógico.


- Anímale a tomar parte activa de sus temores para que vea que no ocurre nada, pero sin forzarle ni obligarle. Si le dan miedo los perros, por ejemplo, anímale a tocar uno cogido de tu mano. Si se niega, déjale.


- Léele libros relacionados con sus miedos.


- Muéstrale siempre tu apoyo, cariño y comprensión.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×