• Buscar
Publicidad

Mi hijo de 5 años dice que le gustan los niños

Mi hijo de 5 años dice que le gustan los niños

Son muchos los papás y las mamás que se asustan o se alarman un poco cuando ven a sus hijos varones jugando con muñecas y los carritos de estas, poniéndoles la ropita a todos sus muñecos, etc., pero ¿pasa algo?

Publicidad

Índice

 

¿Qué decir si le gusta alguien del mismo sexo?

No, lo cierto es que no pasa nada porque no hay juguetes para niños y juguetes para niñas, aunque la sociedad durante mucho tiempo haya creado esos estándares de la femenidad y la masculinidad. De hecho, desde siempre ha habido una división muy, pero que muy marcada entre ambos sexos, la misma que ha decidido que las muñecas y los carritos son para las niñas y los coches para los niños.

Por suerte, las cosas van cambiando y los años pasando, y cada vez más marcas dejan claro que no hay que diferenciar por sexos. Además, que un niño se quiera poner ropa de su madre no necesariamente se trata de un indicador de homosexualidad. Sin embargo, la cosa cambia un poco cuando tu hijo de 5 años te confiesa que le gusta alguien del mismo sexo que él. Esa duda o quizás preocupación por llamarlo de alguna manera incrementa en esos momentos en los que además muchos padres no tienen ni idea de qué responder… pero ¿te alarmarías si te dijera que le gusta alguien del otro sexo?

Probablemente a esta edad ni siquiera tengamos que responder a nuestro pequeño pues simplemente podría bastar con preguntar qué es lo que le gusta de su compañero de aula, y sin darle ningún tipo de connotación sexual todavía porque los niños a esa edad todavía no lo tienen concebido así. Los niños de esta edad aún no entienden de sentimientos románticos, por lo que puede simplemente que le guste como amigo. 
 

Articulo relacionado: ¿Por qué mi hijo es agresivo?

¿Y a partir de cierta edad?

Es cierto que a los cinco años todavía es pronto para pensar más allá. Sin embargo, a partir de los 8 años los niños comienzan ya a entrar en esa etapa de exploración pudiendo besar o tocar a sus compañeros de clase, aunque sin ninguna mala intención, ya que muchas veces este comportamiento solamente viene dado por lo que han podido ver en televisión o Internet o en casa y solo pretenden imitarlo.

No obstante, hay que tener claro, tal y como aseguran algunos expertos en el tema, que las conductas homosexuales se van reafirmando con el paso del tiempo, aunque si queréis averiguarlo podréis informaros con algunos profesionales y entender a vuestro hijo cuando quiera revelar realmente su orientación sexual.
 

¿Qué pasa si creo que mi hijo es homosexual?

Lo cierto es que pocos criterios o señales nos muestran hoy en día si un niño o una niña es o no homosexual. De hecho, todavía no se sabe demasiado acerca de cómo los niños llegan a comportarse o por qué se sienten atraídos por personas del mismo sexo. Aunque lo que sí deben tener claro los padres es que no a todos los niños a los que les gusta jugar con muñecas, cocinar o pasear el carrito del bebé son homosexuales.

Cuando son mayores, hombres y mujeres cocinan y se les da bien la cocina, cuidan a sus hijos y los cuidan adecuadamente, etc., por lo que en realidad a lo que jueguen o dejen de jugar no aclara esa identidad sexual de los niños o si se trata o no de un comportamiento homosexual, aunque si fuera así tampoco debería importar.
 

¿Acaso se puede influir en la identidad sexual de los niños?

Lo primero que harán los niños cuando comiencen a notar que tienen preferencias distintas a los demás es negar dicha diferencia, aunque luego piensen que esto puede ser una situación pasajera. Que con el tiempo cambiará. Y será entonces ya más adelante cuando empiecen a dudar y a discutir con ellos mismos acerca de su aceptación.

Sin embargo, también hay que tener en cuenta que, en la gran mayoría de las ocasiones, los padres experimentarán este mismo proceso por lo que tanto uno como otro necesitan encontrar apoyo y comprensión. No obstante, ellos son siempre los adultos por lo que habrá que cumplir y estar al lado de sus hijos siempre sea cual sea su orientación sexual, en cualquier circunstancia en general y, especialmente, ayudándoles a aceptarse a sí mismos desde bien pequeños.

De hecho, lo único que debe (y a su vez no debería) “preocupar” en parte a los padres es lo que pueda sufrir su hijo por esa intolerancia que en muchas ocasiones se produce y también por los posibles desconciertos que pueda provocar esto en su propio hijo. Nada más.
 

Comportamiento sexual en niños ¿qué no es normal?

Probablemente sea mucho más sencillo para los padres hablar con sus hijos de cualquier tema excepto del desarrollo sexual y las distintas ramas que acompañan a este concepto. Y no, no pasa nada en absoluto. De hecho, a una edad muy temprana es normal que los niños comiencen a explorar sus cuerpos y para ello tocan, hurgan e incluso tiran de partes de su cuerpo, incluidos los genitales o el pene. Además, a medida que estos vayan creciendo necesitarán más y más información para aprender acerca de estas partes del cuerpo y también deberán ser conscientes, por supuesto, de los buenos hábitos de higiene personal.

Aunque también es cierto que, a pesar de que algunos comportamientos sean normales y no sean preocupantes en ese rango de edad, lo mejor será decirles que los adultos actúan así en privado y que él también debería hacer lo mismo, pero reafirmando siempre que los niños deben respetarse entre sí y que no está nada bien en absoluto tocar las partes íntimas de nadie y también recordarle siempre que se dirija a papá o a mamá si un adulto (sea o no de confianza) toca sus partes íntimas.

Algunos de los comportamientos sexuales en niños entre 2 y 6 años que son considerados normales por los pediatras son:

- masturbarse o tocarse los genitales en público o privado

- mirar o tocar los genitales de un amigo o hermano o hermana nueva

- mostrar los genitales de sus amigos

- pararse o sentarse demasiado cerca de alguien

Articulo relacionado: ¿Por qué mi hijo no habla?

- intentar ver a sus amigos o a los adultos desnudos.

No obstante, de lo que casi nunca es normal también se ha de tener conciencia plena:

- cualquier comportamiento sexual del que participen niños y niñas que tengan 4 años o más de diferencia entre sí

- diversos comportamientos sexuales que se muestren diariamente

- comportamiento sexual que provoque angustia emocional o dolor físico

- comportamientos sexuales asociados con otros físicamente agresivos

- comportamientos sexuales que impliquen coerción

- los persistentes en los que además el niño se enoja si se le distrae de otra cosa

Los papás y las mamás también necesitan saber cuándo el comportamiento sexual de un niño parece indicar más que una curiosidad inofensiva. Además, los problemas de comportamiento sexual pueden representar un riesgo para la seguridad y el bienestar de su hijo y de otros y ser incluso una señal de abuso físico o sexual, o bien de exposición a la actividad sexual. Y, por eso, cualquier acto que en general ocurra con frecuencia y no se pueda desviar, provoque dolor físico o emocional, o lesiones a sí mismos o a otros, se asocie con agresión física, implique coerción o fuerza o simule actos sexuales de adultos es sin duda señal de alarma de comportamiento sexual.

Esto sí es preocupante, y no la homosexualidad.


Fuente:

Coleman, Paul (2001), ¿Cómo decirlo? A los niños, México, Pearson Educación.

Fecha de actualización: 06-01-2021

Redacción: Ana Ruiz

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×