• Buscar

¿Cómo ayudar a mi hijo que sufre bullying?

¿Cómo ayudar a mi hijo que sufre bullying?

El bullying o acoso escolar es un problema cada vez más habitual entre los escolares españoles. Es necesario un cambio en la actitud de los colegios para prevenir este problema que muchos niños sufren a diario y que puede causarles depresión, falta de autoestima, miedo, inseguridad, problemas para relacionarse con los demás e incluso intentos de suicidio. Si tu hijo sufre bullying es importante que le ayudes cuanto antes para evitar secuelas de por vida.

Publicidad

El bullying o acoso escolar puede ser físico (golpes, palizas, vejaciones) o mental (insultos, humillaciones, aislamiento…) y se da por parte de los acosadores que elijen a sus víctimas de entre los niños más indefensos, inseguros, diferentes… Suelen ser niños tímidos o muy inteligentes a los que les cuesta hacer amigos, y el acosador se aprovecha de eso para burlarse de él y humillarle sin que nadie se oponga ya que el resto de los compañeros de clase tienen miedo a ser ellos los acosados, por lo que permiten, miran a otro lado e incluso ayudan y jalean al acosador, quien se siente superior y poderoso.

Vivir esta situación, día tras día, hace que las víctimas se sientan cada vez más pequeñas e inseguras, lo que perpetúa el bullying ya que no son capaces de enfrentarse a sus acosadores ni pedir ayuda. Por eso, los padres deben estar atentos a cualquier señal que indique que su hijo puede tener problemas de este tipo en el colegio o en cualquier otro sitio (actividades extraescolares, el parque de casa, etc.). Por ejemplo, es posible que tu hijo, que era alegre, de repente esté siempre taciturno y triste. O que no quiera ir al colegio, se invente enfermedades, se ponga nervioso al hablarle del colegio o no duerma por las noches y tenga pesadillas. También puedes mostrarse más apático, sin ganas de hacer nada o tenga problemas de sueño o alimentación. Incluso es posible que presente golpes, moratones o heridas que no pueda justificar y, al preguntarle por ellos, se ponga nervioso.

Si notas estos síntomas en tu hijo o cualquier otro que indique que algo le preocupa y que tiene miedo de algo o de alguien, es importante que hables cuanto antes con él para poder averiguar qué le pasa, si alguien le acosa o no y quién es ese alguien. Pregúntale con sinceridad y hazle ver que no tiene que tener miedo de contártelo ya que tú vas a ayudarle para que no le vuelva a pasar. Debe confiar en ti y en que podrás terminar con el problema para que se abra y te cuente lo que le pasa.

Una vez que sepas a qué tiene que hacer frente tu hijo en clase a diario, es momento de hablar con el profesor. Pide una reunión urgente con él y cuéntale el problema. Lo normal es que el profesor plantee la necesidad de hablar también con el equipo directivo del centro para hacerles participe del caso y buscar juntos la mejor solución. Será necesario después hablar con los padres del niño acosador para buscar su ayuda en el conflicto, lo cual no siempre es fácil ya que ningún padre quiere admitir que su hijo pega o insulta a otros niños. En ese caso, si se niegan a ver la realidad, será necesario buscar testigos y pruebas que les haga ver lo que hace su hijo.

Según la edad de los niños y la gravedad del problema se puede intentar que el acosador entienda que no debe portarse así, imponiéndole algún castigo y vigilancia para asegurarse de que no vuelve a pasar. Será necesario trabajar con él para que desarrolle la empatía y deje de acosar a otros chicos. Si esto no funciona, puede ser necesario expulsarle unos días o incluso para siempre del colegio ya que lo importante es proteger al niño acosado.

Asimismo, es importante concienciar al resto de los compañeros que no se debe permitir nunca el acoso de un compañero a otro y que tienen que denunciar y apoyar al niño acosado para evitar que esto siga pasando.

Es necesario que el centro y el profesorado se pongan de parte del niño acosado, lo protejan y busquen a toda costa evitar que el acoso siga ocurriendo. Si ves que el centro no te respalda y que deja pasar el tema, quitándole importancia, puedes poner una denuncia en la policía o ante la junta de educación de tu comunidad para que intervengan.

Por supuesto, existe la opción de cambiar al niño de centro y olvidarse del acosador, pero siempre será mejor lograr que se sepa lo ocurrido para atajar el problema y que ese niño no siga haciendo la vida imposible a otros.

En cuanto a tu hijo, debes ayudarle a superar el trauma y lograr que vuelva a tener confianza en sí mismo. Si el acoso ha sido muy grave y ha durado mucho tiempo, lo normal es que necesite ayuda psicológica para superarlo, así que busca un buen psicólogo experto en el tema que le ayude a afrontar los hechos y a fortalecer su autoestima. Es importante que el niño no coja miedo a las personas y que sea capaz de hacer nuevos amigos y rehacer su vida.

Además, debes estar pendiente de posibles síntomas de depresión para tratarla cuanto antes o de otros problemas que haya podido desarrollar a raíz del acoso como trastornos alimentarios o problemas en el colegio. Muéstrale todo tu apoyo y cariño y hazle ver que no vas a permitir que siga sufriendo. Si ve que estás a su lado luchando para que toda esta pesadilla termine, se sentirá mucho mejor y sabrá que no está solo y puede contar contigo.

Con apoyo, tiempo, paciencia y mucho amor logrará superarlo y seguir adelante con su vida.


Fuentes:

Álava, Silvia (2016), Queremos que crezcan felices, Madrid, Actitud de Comunicación.

Blog EnFamilia de la AEP: "Bullying: acoso entre iguales", https://enfamilia.aeped.es/vida-sana/bullying-acoso-entre-iguales

Fecha de actualización: 08-02-2021

Redacción:

Publicidad
Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamentepero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web nosustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a unaconsulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, yen ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×