×
  • Buscar
Publicidad

¿A qué edad es recomendable llevar a un niño al cine?

¿A qué edad es recomendable llevar a un niño al cine?

Ir por primera vez al cine con tu hijo puede ser algo emocionante que os haga mucha ilusión a todos, pero puede llegar a convertirse en una pesadilla si lo llevas cuando aún no está preparado. Conocer cuando tu hijo está listo para ir al cine es importante si no quieres irte en medio de la película.

Publicidad

¿A partir de que edad es correcto ir al cine con mi hijo?

 

La Academia Americana de Pediatría no recomienda que los niños menores de 18 meses estén expuestos a pantallas. Para los niños de esta edad sólo recomiendan exponerlos a pantallas en periodos cortos de tiempo y para videochats.

Los niños empiezan a ir al cine sobre los 3 o los 4 años pero dependerá de muchos factores. Hay niños que están preparados para empezar a ir al cine antes que otros, por eso muchos padres prefieren esperar.

Se debe esperar un tiempo si:

-tu hijo tiene miedo a la oscuridad

-tu hijo es sensible a los ruidos fuertes

El niño puede empezar a ir al cine cuando esté preparado para estar casi dos horas sentado y manteniendo la atención sobre la gran pantalla, algo que depende más del desarrollo del niño que de de la edad.

 

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de llevar a un niño al cine?

No te puedes perder ...

Y tambien:

 

-Haz una prueba en casa: prueba a ver si el niño aguanta viendo una película entera en casa manteniendo la atención de principio a fin. Si tu hijo se acaba cansando puede que el cine no sea una buena opción para él.

-Selecciona la película adecuada: se debe ir a ver una película para niños, no para adultos. Casi todas la películas de dibujos están destinadas al público infantil pero también se debe buscar otras características. La película tiene que ser corta y de trama lenta, para que puedan llegar a entender. Esto se debe llevar a cabo sobre todo si eres padre de un niño sensible. Muchas veces este tipo de películas no está en cines comerciales pero sí en cines de barrio. Tú sabes qué es lo que le gusta a tu hijo, así que nadie mejor que tú para elegir una película que le pueda gustar.

-Evita entrar con mucha antelación en el cine: antes de empezar la película emiten una serie de mensajes publicitarios. Los niños menores de 8 años no saben distinguir entre los anuncios previos a la película y la propia película, los puede confundir. Además hay que resaltar que esta publicidad suele estar a un volumen más alto de lo normal y con imágenes muy rápidas, esto puede abrumar a los niños cuando lo ven por primera vez.

-Planea bien la salida al cine: muchos niños está de mejor humor por las mañanas, así que ir por las mañanas puede ser una gran idea. Además en estos horarios suelen ser todo familias con niños pequeños, por lo que es más probable que no les moleste lo que pueda llegar a hacer tu hijo.

-Toma decisiones antes de ir: decide si vais a comprar algún tentempié para la película, si es así recuerda comprar alguna botella de agua, seguramente la necesitéis. Decidiendo antes de salir de casa evitarás peleas al llegar.

-Déjate llevar: en el caso de que salga mal no serás el primero que salga del cine antes de tiempo con su hijo llorando. Como es una experiencia nueva es normal que se asusten o se abrumen, no te preocupes. No sientas que tiraste el dinero de las entradas, piensa que animaste a que tu hijo a que  probase algo nuevo y no estaba preparado. Antes de salir definitivamente del cine podéis salir un rato, daros un descanso y probar a volver a entrar. Puede que tu hijo hubiese tenido muchas ganas de ir al cine y le hiciese muchísima ilusión,  pero no fue lo que esperaba. También puede ser que simplemente no hayas acertado a la hora de escoger la película.

-Intentar sentaros cerca del pasillo: esto es para evitar que si tenéis que levantaros para que el niño haga pipí levante a toda la fila. Además si necesita un descanso estar cerca del pasillo facilita la tarea.

-Empieza por películas en 2 dimensiones y no en 3: esto puede impresionar demasiado a los niños, es mejor comenzar a ir a ver películas en 3D cuando ya llevéis unas cuantas salidas al cine.

 

¿Qué es la sesión teta?

 

Algunas ciudades han desarrollado unas sesiones de cine donde la temperatura, la luz y el volumen están pensados para los bebés. A algunos bebés no les molesta nada, en cambio a otros les molesta cualquier ruido o cambio de temperatura. En estas sesiones no hay que preocuparse de que nuestro niño se inquiete o llore en un momento, porque todos los que están ahí acuden por eso. Las películas no son necesariamente de temática infantil ya que suelen estar pensadas para las madres, pero sí se encuentra alguna película infantil entre la oferta.

Estas sesiones suelen tener lugar por las mañanas y permiten a las madres que no renuncien al cine en los meses que viven volcadas para los bebés. Además otro beneficio que les aporta es que pueden interactuar con otras madres que se encuentran en la misma situación.

 

 

¿Por qué es importante el cine para la educación de los niños?

 

-El niño aprende sin darse cuenta de que está aprendiendo. Esto se debe a que aprende de una manera lúdica, de una manera que se escapa de lo normal.

-Ayuda a que el niño sepa reaccionar en posibles situaciones. El cine muchas veces da una imagen del mundo tal y como es. Al presentarse una realidad cercana a la que pueden tener ellos, pueden relacionar situaciones que le ocurren a personajes con las que les pueden ocurrir a ellos mismos.

-Aunque aprenden de realidades que ven cercanas, también pueden llegar a ver otras realidades muy distintas. El cine puede ser un método de conocimiento de otras culturas.

-Los niños desarrollan la empatía con el cine y les puede llegar a ayudar a mostrar, nombrar y explicitar sentimientos.

 


 

 

Fecha de actualización: 03-12-2019

Redacción: Sara Tizón

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.