¿Es perjudicial para la salud visual de los niños pasar horas mirando pantallas?

¿Es perjudicial para la salud visual de los niños pasar horas mirando pantallas?
comparte

Pía García es Responsable de Comunicación de Empantallados, una plataforma dirigida a padres y madres para acompañarlos en la educación digital de sus hijos. Cada mes, publican artículos, entrevistas con expertos y recursos descargables para ayudarles a convertir la tecnología en una oportunidad más para educar.

1- ¿Cómo surge lanzar la campaña Screen Pollution?

 

Desde Multiópticas deseaban abordar la cuestión de la relación que todos tenemos con las pantallas por su enorme relación con la salud ocular. Del mismo modo que existe contaminación acústica, o del aire, Multiópticas lanza el concepto de Screen Pollution, como una forma de definir esta problemática y de concienciar a la sociedad sobre el consumo excesivo de dispositivos con pantalla y sus posibles efectos perjudiciales para la salud ocular. Por ello elaboraron un estudio junto a Sondea, y con el apoyo del oftalmólogo Manuel Díaz Llopis, y de Empantallados, elaboramos un decálogo para promover un uso más saludable de las pantallas.

 

2- ¿Cuáles son vuestros principales objetivos desde el punto de vista de la comunicación, Pía?

 

Desde Empantallados trabajamos para ayudar a las familias a establecer relaciones responsables, saludables y –por qué no-positivas con las pantallas. La tecnología está aquí para quedarse, y debemos aprovecharla como una oportunidad más para educar, alertando de los riesgos y, al mismo tiempo, potenciando las oportunidades que nos brinda. Con este objetivo, nos parecía oportuno sumarnos a la campaña Screen Pollution promovida por Multiópticas, ya que alertar del uso excesivo que hacemos de las pantallas es el primer paso para generar hábitos más saludables.

Cuida la salud visual de tus hijos

Cuida la salud visual de tus hijos

A pesar de que la vista es uno de los sentidos más importantes para el desarrollo de nuestra vida, el 47% de los padres no toma ninguna precaución para proteger los ojos de sus hijos de la radiación solar, una de las más dañinas para la visión. Además de resguardarnos del sol, hay que llevar a los niños a revisión ocular frecuentemente, ya que de esta manera se pueden detectar a tiempo posibles anomalías en la vista

 

3- ¿Cómo es para vosotros un uso responsable de las pantallas?

 

El uso responsable de las pantallas comienza cuando nuestra interacción con ellas es consciente e intencionada. La tecnología nos ayuda y simplifica la vida, pero muchas veces puede convertirse en una barrera para nuestro rendimiento y nuestras relaciones y, por supuesto, puede traer perjuicios para nuestra salud en todos los aspectos.

Por eso siempre aconsejamos identificar el tiempo que dedicamos a las pantallas, y establecer un plan de uso digital, es decir, una serie de normas y hábitos que moderen el uso que hacemos de los dispositivos digitales, y tratar que el tiempo que les dedicamos sea en positivo. También recomendamos determinar ‘momentos’ de detox digital- como respetar la mesa de las comidas, el tiempo familiar o usarlo sólo en determinadas estancias de la casa, para facilitar la supervisión- e incluso pasar un día a la semana sin pantallas.

 

4- ¿Consideráis que los padres y las madres de la actualidad son demasiado permisivos con el tiempo que permiten a sus hijos estar frente a las pantallas?

 

Desde nuestro trabajo en Empantallados nos encontramos con percepciones y posturas diversas por parte de las familias. Muchas prefieren retrasar el uso de las pantallas, otras tienen una concepción mucho más permisiva, y otras tantas, consiguen encontrar un equilibrio que se integra dentro de su estilo educativo general. Desde luego, para afrontar correctamente la educación digital de nuestros hijos, es preciso estar al día de estas cuestiones –formarse-; tener claro un plan digital familiar con una serie de normas a las que todos nos comprometemos; y, por supuesto, abordar conversaciones con nuestros hijos también sobre lo que pasa en Internet.

 

5- ¿Por qué creéis que no lo limitan?

 

Lamentablemente la falta de tiempo, y muy a menudo la falta de conocimiento sobre Internet hace que muchas familias no establezcan límites en el uso que sus hijos hacen de la tecnología. Sin embargo, prestar atención a la educación digital es un aspecto tan importante como otros en la educación global de sus hijos, para la que existen recursos fiables, y que, además, va a repercutir en el equilibrio y en el desarrollo de los más pequeños.

 

6- ¿Creéis que hay una falta de información en relación con este tema? ¿Son conscientes de lo perjudicial que es y podría ser para sus hijos?

 

A la falta de información se le suma un miedo que es pensar que ’nuestros hijos siempre van a saber más’ sobre pantallas, Internet y tecnología en general. Sin embargo, es preciso que los padres estén al tanto de los riesgos, y también de las oportunidades que brinda la Red, y que se empeñen en incorporar ciertos hábitos saludables de uso de pantallas para poder hablar desde el ejemplo a sus hijos.  En educación – también en ese aspecto – los padres son los principales expertos en lo que concierne a sus hijos.

 

7- Tras una investigación llevada a cabo en el 2017, se dedujo que todos aquellos niños y niñas menores de dos años que juegan con smartphones, tabletas y otras pantallas portátiles tienen mayor probabilidad de sufrir retrasos en el habla. ¿A qué se debe esto?

 

Muchos expertos hablan de la importancia de reducir el sedentarismo, promover la actividad física y el juego al aire libre, como parte del desarrollo esencial de la primera infancia. A veces las pantallas interfieren con estas necesidades. En este sentido, la Academia Americana de Pediatría, y también la Organización Mundial de la Salud, recomiendan que de 0-18 meses, no exista relación con pantallas, y que de los 2-5 años, el tiempo nunca exceda una hora, y que siempre sea frente a contenido de calidad- adecuado a la edad y previamente seleccionado por el adulto, así como ofrecer acompañamiento durante el tiempo de exposición.

 

8- ¿Qué opinión tenéis sobre las nuevas profesiones que quieren cada vez más niños, como la de ser youtuber o gamer, que hace que pasen la mayor parte del día expuestos a la luz de las pantallas? ¿Qué consecuencias graves puede acarrear que estas profesiones se hagan cada vez más populares?

 

Las profesiones relacionadas con Internet ya existen, y seguirán aflorando. Muchos niños y adolescentes encuentran a la mayor parte de sus influencers en las pantallas, y es normal que sean sus referentes también en el ámbito profesional. Lo que nosotros recomendamos es que, si estos talentos surgen, es positivo apoyarlos, siempre que la familia asegure el equilibrio en todos los sentidos del joven: rendimiento escolar, deporte, relaciones sociales saludables, etc…

 

9- Para vosotros como expertos, ¿cómo debería ser el día a día de un menor de 10 años (inicio pubertad…)? ¿Cuánto tiempo deberían dedicar a mirar móvil, Tablet, ordenador, etc.?

 

El estudio elaborado por Sondea para Multiópticas señala que los adolescentes pasan de media al día 3 horas dedicadas a las pantallas, y en la mayoría de los casos buscan sitios oscuros y con poca luz natural, lo que se conoce como el efecto caverna. Como dice además el informe elaborado por la OMS, es necesario remplazar los períodos prolongados en que los niños permanecen dedicados a actividades frente a una pantalla por juegos más activos. Por lo tanto, es muy importante que las familias establezcan normas en este sentido.  El tiempo dedicado a las pantallas dependerá de cada niño y tendrá que estipularse bajo un equilibrio, y siempre y cuando no interfiera con otras actividades tan necesarias para su desarrollo como el estudio, la actividad física, las amistades y la familia.

 

10- Los niños y las niñas ahora tienen móviles y tablets propias (ya ni siquiera de sus padres…). ¿Demasiado pronto? ¿Cuál es la edad recomendada para que comiencen a tener este tipo de dispositivos y, por consecuente, estar expuestos a las pantallas?

 

Efectivamente encontramos que cada vez ponemos antes la tecnología en manos de nuestros hijos, sin reflexionar previamente en la enorme responsabilidad y el inmenso acceso que tienen a contenidos.

Según el estudio ‘El impacto de las pantallas en la vida familiar’, realizado por Empantallados junto con GAD3, los padres entrevistados señalaban que las edades que ellos consideran adecuadas para la primera tableta son los 10, y para el móvil los 13. Muchas familias, además optan por retrasar la entrega de estos dispositivos.

La entrega del primer móvil y la primera Tablet deber ir acompañado por parte de los padres de un plan de uso digital, en el que se pauten normas relacionadas con la seguridad, la privacidad, y el acceso a determinados contenidos. Y nunca debe faltar por parte de los progenitores el acompañamiento, la supervisión, la conversación y el ejemplo.

 

11- Habláis también de los menores de cinco años, que ya superan la media recomendada por la OMS, ¿qué precauciones deberían tener los progenitores en cuenta? ¿Qué pueden hacer para evitar que sus hijos pasen más tiempo del recomendado mirando las pantallas?

 

Efectivamente, tanto la OMS como la Academia Americana de Pediatría recomiendan que los menores no pasen más de una hora el al día frente a las pantallas, y el estudio de Sondea para Multiópticas detecta que la media se encuentra en 1.5 horas al día.

Nuestra recomendación para los padres es que seleccionen el contenido al que están exponiendo a sus hijos, para que sea siempre de calidad y adecuado a su edad, y al mismo tiempo promuevan el juego y las actividades al aire libre que favorecerán un mayor equilibrio en el desarrollo de sus hijos.

 

12- Habláis de miopía, que se ha visto incrementada por el uso excesivo y el tiempo de exposición de pantallas, si seguimos así, ¿continuará creciendo?

 

Efectivamente, en España se calcula que, en 10 años, más del 80% de los menores de 10 años acabarán desarrollando miopía, según el oftalmólogo Manuel Díaz Llopis. Es preciso trabajar desde ya en prevenir los efectos que tiene la exposición excesiva a las pantallas, también para la salud ocular, con consejos como tomar la distancia adecuada cuando estamos con pantallas, realizar pequeños descansos, parpadear con frecuencia, usar lubricantes oculares para evitar la sequedad o añadir filtros de luz azul en el caso de que llevemos gafas.

 

13- ¿Qué otros problemas de salud pueden derivar si los menores continúan dedicando más de la mitad de su tiempo a mirar las pantallas?

 

Otros problemas que ya se están apreciando son el aumento del sedentarismo, los problemas para conciliar el sueño, así como el aislamiento y deterioro en las relaciones. Por eso es tan importante modificar hábitos que nos ayuden a prevenir estos problemas.

 

14- Finalmente, ¿cómo pensáis que se puede ayudar en el hogar para garantizar una buena salud ocular en los hijos?

 

-Formarse, estar al día. Una manera sencilla y útil es seguir Empantallados.com.

-Autoevaluar el uso que todos los miembros de la familia hacemos de las pantallas.

-Establecer un plan de uso digital- una serie de normas sobre límites de tiempo, espacios y momentos de detox-para moderar el uso que todos hacemos de la tecnología.

-Hablar a menudo con nuestros hijos y –como padres- dar ejemplo a través del modo en el que nos relacionamos con la tecnología.


Redacción: Ana Ruiz

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
Cerrar