×
  • Buscar
Publicidad

¿Cómo entretener a niños en Halloween?

¿Cómo entretener a niños en Halloween?

Halloweeen es una festividad típicamente estadounidense, aunque cada vez se celebra más en el resto del mundo, y es normal ¿A quién no le gusta disfrazarse y comer caramelos?

Publicidad

Una de las actividades más clásicas y divertidas de esta fiesta es tallar una calabaza, que puede ser más grande o más pequeña dependiendo de lo que queramos ¡Incluso puede haber más de una!


Es una actividad ideal para realizar en familia y decorar la casa, para ello solo necesitas la calabaza, una cuchara para vaciarla, rotuladores o marcadores para dibujar la cara tenebrosa que le queremos poner, y un cuchillo para tallarla, no obstante, esta última parte es mejor que la realice un adulto. Después se puede colocar una vela dentro, pero también se puede rellenar con caramelos que le salgan por la boca. Es recomendable ponerse guantes ya que el proceso es un tanto pringoso, aunque quizás esto sea la parte favorita de muchos niños. Con el interior sobrante de la calabaza se puede hacer una deliciosa tarta.

 

Otra sencilla idea de decoración que puede hacerse con los niños es utilizar el cartón del papel higiénico para crear pequeños monstruos como vampiros, momias o fantasmas.

No te puedes perder ...

Y tambien:

 

Para los vampiros, primero hay que pintar los cartones con tempera negra, y recortar en cartulina negra unas alas para pegárselas en la parte de atrás. Después se le dibujan unos ojos y unos colmillos con témpera blanca y ¡voila! Estos vampiros resultan más aterradores si se cuelgan del techo con hilo, para que dé la sensación de que están volando sobre nuestras cabezas.

 

Para las momias, solo necesitas envolver el cartón con vendas y ponerle unos ojos saltones, o dibujárselos con un rotulador, después puedes colgarlo del techo o ponerlo sobre los muebles de la casa.

 

Los fantasmas hay que pintar el cartón de blanco, y dibujarles unos ojos y una boca para que parezca que están ululando. Después se le puede añadir una tira de papel higiénico pegada al interior del cartón que sobresalga por abajo para que con el aire parezca que se están moviendo.

 

Tanto para una fiesta con amigos, como para una noche en familia, ver una película terrorífica siempre es una buena opción. Aunque la elección de la película depende de las edades de los niños, hay algunas que nunca fallan, y cada vez se hacen más películas de animación para los más peques con una temática halloweenesca. Algunas de estas películas pueden ser: Hotel Transilvania, el clásico Casper, Pesadillas, Los mundos de Coraline, Frankenweenie o Gremlins,

Si vais a hacer fiesta en casa, aquí tienes algunos juegos escalofriantes para entretenerse y pasarlo bien:

Adivina el fantasma

En este juego los niños se turnan para salir de la habitación y mientras se disfraza a uno de los que se quedan de fantasma, cubriéndole con una sábana blanca. Ve llamando a los niños escondidos para que vengan e intenten adivinar quién es el fantasma, mientras este intenta asustarles cambiando la voz para que sea más difícil reconocerle. El que adivine quién se esconde bajo la sábana, gana un punto. El juego termina cuando alguno alcance 3 puntos.

¿Quién soy?

Escribe varias palabras que tengan que ver con Halloween (momia, Frankenstein, murciélago, etc.) en trozos de papel, y pega uno en la espalda de cada niño sin que la vea. Los otros niños le tienen que dar pistas sobre su palabra. Cuando cada niño adivine su palabra recibe un premio, que puede ser algún caramelo o golosina. Se puede hacer más o menos difícil según las edades.

La momia

Se juega en grupos de 3 o más niños, dependiendo del número de invitados. Un niño de cada grupo hará de momia. A cada grupo le das un rollo de papel higiénico y tendrán que envolver con él a la momia. Ganará el equipo que termine antes ¡sin dejar restos de papel higiénico por el suelo!


Cazafantasmas


Para este juego es necesario que la habitación esté con la luz apagada. Los jugadores están a oscuras y uno de ellos, el cazafantasmas, tiene una linterna. El cazafantasmas grita "¡Luz!", enciende la linterna en una dirección y la apaga rápidamente. A continuación, debe decir el nombre de los niños que ha visto y estos suman un punto. Al cabo de 10 relámpagos de luz, el ganador es el que menos puntos ha tenido, y se convierte en el cazafantasmas de la siguiente ronda.

El monstruo que perdió sus ojos

Cuéntales a los niños una historia sobre cómo el otro día un monstruo terrorífico vino de visita a tu casa, pero lograste ahuyentarle. Al irse corriendo perdió alguno de sus ojos por el camino y necesitas su ayuda para encontrarlos. Los ojos serán pelotas de pimpón que previamente han sido pintadas y escondidas por la habitación o la casa. El que más ojos encuentra, gana.

Si los niños son mayores, puedes proponerles un juego en el que tendrán que adivinar con los ojos cerrados y solo mediante el tacto qué parte del cuerpo están tocando. Para que puedan hacerlo, coloca en varios recipientes algunas de estas partes del cuerpo:

- Uvas peladas (ojos)

- Espaguetis cocinados y enfriados con un poco de aceite (intestinos)

- Bolsitas de té mojadas y frías (corazones)

- Zanahorias peladas (dedos)

- Cáscaras de pepitas (uñas de dedos)

- Gelatina (hígado)

- Guante de látex lleno con agua, atado y congelado (mano)

- Coliflor cocida (cerebro)

- Trozos de tiza (dientes)

- Trozos de piel de naranja (lenguas)

- Puré de plátano (mocos)

- Pan remojado en agua (músculos)

Pintarse la cara también es una actividad muy entretenida y que a los niños les encanta. Hay maquillajes muy sencillos, como el de calavera o, si se quiere poner más color, una catrina, de zombie, de bruja malvada, calabaza… en ocasiones pintar algo más simple como una araña sobre el moflete o una telaraña hace que sea más divertido.


Fecha de actualización: 22-11-2018

Redacción: Cristina Rodríguez

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.