×
  • Buscar
Publicidad

Qué hacer con un niño agresivo

Qué hacer con un niño agresivo

Casi todos los niños pasan por una etapa, entre los 12 y los 36 meses, de mayor agresividad. Pero en algunos niños esta etapa es mucho más violenta o dura más de lo normal, por lo que hay que tener cuidado y enseñar a nuestros hijos a controlar sus enfados desde pequeños.

Publicidad

La agresividad en niños pequeños ante ciertas circunstancias es muy habitual y se considera normal, incluso una reacción adaptativa y necesaria parta la supervivencia y el desarrollo normal de las emociones. Sin embargo, no se puede permitir que la agresividad se convierta en la forma habitual del niño de resolver sus conflictos o de conseguir lo que quiere.

Y es que es cierto que la agresividad es una herramienta muy poderosa y eficaz, lo cual los niños enseguida descubren. Pero las personas agresivas tienen más problemas para relacionarse con los demás, encontrar amigos, pareja o trabajo, ya que a nadie le gusta rodearse de personas así. Por eso, es fundamental que controles la agresividad de tu hijo desde el principio. ¿Cómo? Aplicando estos 15 consejos:

1- Lo habrás oído mil veces pero no nos cansaremos de repetirlo: los niños aprenden por imitación. Es decir, lo que vean en vosotros es lo que harán. Si en vuestra vida diaria sois agresivos, entenderán que esa es la manera correcta de comportarse.

2- Los niños pequeños no conocen alternativas a la resolución de sus conflictos. Si algo les enfada o molesta, enseguida estallan. Pero ahí tenéis que estar vosotros para enseñarles vías alternativas de resolver sus problemas.

No te puedes perder ...

Qué hacer con un niño con varicela

Qué hacer con un niño con varicela

La enfermedad infantil más contagiosa es sin duda el virus varicela zoster, más conocido como varicela. Se propaga a través de la tos y lo estornudos y uno de sus síntomas es la aparición de una erupción en la piel. Esta patología no se considera grave pero existen casos aislados en los que afectan a niños muy pequeños con un sistema inmunitario débil.

Y tambien:

3- Las técnicas de relajación ayudan a controlar la agresividad y la ira y son como un juego para los niños. No dudes en enseñárselas.

4- Debes establecer con tu pareja las normas básicas a seguir y cómo actuar cuando se muestre agresivo. Es importante ser un frente unido en la educación de los hijos.

5- Está demostrado que la educación positiva (premiar o alabar comportamientos buenos) es mucho más efectiva que los castigos.

6- Debes ser consecuente con lo que le pides al niño. No le puedes decir “No pegues” mientras le das un azote. La agresividad debe estar prohibida para todos.

7- La paciencia y la constancia son las claves de la educación. Nada se consigue de un día para otro, es una labor constante cuyos frutos pueden tardar un poco en verse.

8- Cuando le dé una rabieta, lo mejor es ignorarle. Si le haces caso y consigue lo que quiere de ese modo, recurrirá a ellas cada vez que quiera algo.

9- No abuses de la palabra “no”, acaba perdiendo sentido y los niños dejan de hacer caso ante ella. Es mejor buscar formas alternativas de explicarle las cosas.

10- Cuando se ponga muy nervioso no será posible razonar con él. Llévale a otra habitación para que se calme y, cuando esté tranquilo, pregúntale por qué se ha puesto de esa manera y qué le ha llevado a pegar o gritar. Los niños rara vez actúan así porque sí, suele haber una causa. Conociéndola, podemos ayudarle a buscar maneras de solucionar el problema sin recurrir a la agresividad.

11- Es importante que te explique cómo se siente cuando se comporta de manera agresiva. Así él mismo podrá identificar las emociones que le llevan a ese comportamiento para prevenirlo.

12- Nunca le etiquetes como “agresivo” o “violento”. Las etiquetas son una gran lacra en la educación ya que no permiten a los niños evolucionar y cambiar.

13- Enséñale aquellos comportamientos que le pueden ayudar a evitar la agresividad, como pedir las cosas por favor, compartir, saber esperar el turno, decir las cosas en lugar de actuar directamente, etc. En resumen, enseñarle a ser asertivo.

14- La empatía es fundamental para no pegar ni herir a los demás. Si el niño es consciente de cuándo ha hecho daño a otra persona y lo lamenta, dejará de comportarse así.

15- A pesar de todo, habrá veces que estalle. Enséñale a pedir perdón y rectificar, y muéstrate muy orgulloso por eso. 

Foto: Creado por Peoplecreations - Freepik.com


Fecha de actualización: 25-08-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.