• Buscar
Publicidad

Método ABN para aprender matemáticas en infantil

Método ABN para aprender matemáticas en infantil

¿A tu hijo le resultan aburridas las matemáticas? El problema para muchos niños es que el aprendizaje tradicional de las matemáticas, mediante reglas y metodología tradicional, puede resultar un poco aburrido. Sin embargo, gracias al Método de Algoritmos Basado en Números (ABN), creado por el profesor y filósofo Jaime Martínez Montero, las matemáticas pueden llegar a ser una asignatura muy entretenida.

Publicidad

Índice

 

¿En qué consiste el método ABN?

El Método ABN surge con la idea de fomentar el cálculo mental a través de objetos cotidianos para acercar las matemáticas a los niños a partir de situaciones manipulables para hacerles ver que las matemáticas sí se usan en el día a día.

Asimismo, pretende que los niños comprendan lo que hacen cuando resuelven operaciones o problemas, aprendiendo a calcular mentalmente de manera sencilla y natural.

Permite trabajar con cantidades concretas, manipularlas, descubrir sus reglas, construir los números y las relaciones que se establecen entre ellos, permitiendo a los niños y niñas aplicar sus propias estrategias.

Este método científico innovador, creado por el profesor y filósofo Jaime Martínez Montero en 2008, pretende paliar algunos de los problemas tradicionales que presentan las matemáticas:

- falta de capacidad de razonamiento en la resolución de problemas.

- nivel deficiente general de cálculo mental.

- actitud negativa de los niños hacia las matemáticas ya que las consideran aburridas y poco útiles.

- bajos resultados en esta asignatura.

El método ABN comenzó a usarse en dos colegio de Cádiz, pero actualmente se ha expandido por toda España e incluso países como México, Chile, Argentina o Colombia.

Se puede aplicar en niveles a partir de los 3 años en educación infantil (preescolar) y se puede continuar en la educación primaria.
 

Características del método ABN

- Es un sistema abierto, lo que significa que no hay una única manera de realizarlo, sino que cada niño puede encontrar las soluciones en función de sus capacidades y desarrollo, en contraposición a la enseñanza tradicional que no permite salirse de las reglas establecidas.

- Está basado en números completos. Es decir, en el método tradicional se trabaja con cifras que se separan del número del que nos ocupamos. En el método ABN siempre se combinan los números en su totalidad. Las unidades, las decenas, las centenas… se componen y se descomponen libremente sin aplicar una determinada regla o criterio para su resolución final.

Por otro lado, los principios en los que se base este método de aprendizaje son los siguientes:

- Principio de igualdad: “el ser humano nace muy bien dotado para el aprendizaje matemático. Es capaz de desarrollar notables destrezas incluso en ausencia de instrucción”. Con la ayuda necesaria, todo el mundo puede lograr una competencia matemática aceptable.

- Principio de la experiencia: los alumnos tienen que ser el propio constructor de su aprendizaje, tienen que experimentar, probar y manipular, no sirve que lo haga el profesor por ellos.

- Principio del empleo de números completos: es uno de los aspectos característicos de este método, usar números completos y no cifras. El alumno manipula, opera, calcula y estima con números completos. Cuando el tamaño o estructura del número hagan que sea muy compleja su utilización, se puede dividir en números completos más pequeños, pero nunca en unidades sin sentido.

- Principio de la transparencia: en el aprendizaje de los contenidos matemáticos no se ocultan los pasos y procesos con que se construyen los mismos. Todos los algoritmos ABN reflejan con absoluta fidelidad los pasos intermedios.

- Principio de la adaptación al ritmo individual de cada sujeto: la estructura de los algoritmos ABN es muy flexible para adaptarse al ritmo de cada niño.

- Principio del autoaprendizaje y del autocontrol: el niño maneja todos los pasos del proceso.
 

Beneficios del método ABN de matemáticas para los niños

- Los niños aprenden más rápido y mejor.

- Mejora la capacidad de cálculo basándose en el dominio de la numeración, la capacidad de estimación y la capacidad de resolución de problemas.

- Se adapta al alumno y a su ritmo. No hay solo una manera de calcular por lo que el niño puede elegir el camino que prefiera para resolver los problemas y los cálculos. Propone todos los métodos alternativos para poder alcanzar el resultado correcto y cada niño investiga diferentes formas escogiendo aquella que le resulta de mayor facilidad y comodidad.

- Potencia la seguridad en sí mismo al permitir a los niños resolver con éxito los problemas matemáticos.

- Aumenta la creatividad al tener ellos que descubrir cómo resolver las operaciones y cálculos.

- Aporta calidad a la educación, mejorando el nivel individual y general de la clase.

- Consigue que las matemáticas sean algo lúdico y divertido, un juego donde se proponen retos personales, por lo que los niños tienen ganas de aprender matemáticas y no rechazan la asignatura.

- Desaparecen ciertas dificultades y trabas con las llevadas, colocación de las cifras, el orden de los términos, etc.
 

¿Cómo llevar a cabo el método ABN?

Como decíamos, se puede poner en práctica desde los 3 años y se basa principalmente en que los niños aprendan a su ritmo, con situaciones cercanas y materiales manipulables, colocando los números como quieran y calculándonos mentalmente. La idea es que piensen en números, no en cifras.

Al contrario que en el método tradicional, que si cambias un número de sitio el resultado ya no es igual, aquí no ocurre eso y, frente al valor posicional de las cifras, se trabaja la numeración y los cálculos se efectúan de izquierda a derecha y no al revés.

Algunos ejercicio sencillos que se pueden realizar antes de introducir a los alumnos en este método son contar objetos que haya alrededor, actividades de estimación y subitización (decir la cantidad de objetos o elementos que tienen delante sin necesidad de contarlos), plantear situaciones que les obliguen a sumar, restar, multiplicar o dividir, trabajar el número y su estructura, por ejemplo, construyendo de forma manipulativa la decena con cualquier material, estableciendo equivalencias y contando conjuntos de objetos para luego ordenarlos.

A la hora de introducir el método ABN hay una serie de fases que debemos tener en cuenta:

1ª Fase: manipular, tocar, comprobar.

2ª Fase: gráfica. Va introduciendo signos numéricos y fichas.

3ª Fase: abstracta. No necesita materiales para resolver tareas matemáticas.

Además, hay que tener en cuenta una serie de consejos al poner en marcha este método, como no correr ni avanzar hasta que no esté claro lo primero; hay que dominar la numeración para empezar con el cálculo; la base del método es la manipulación; no se debe evaluar al alumno con los niveles que no puede alcanzar, sino conforme a los mínimos.

Es importante que conozcan bien los números del 0 al 10 y cómo se descomponen. Una buena forma de hacerlo es mediante la casa de los amigos del 10. Los amigos del número 10 son parejas de números (iguales o distintos) que al sumarlos dan 10. En esta casa, se coloca cada uno de los números del 0 al 10 con su pareja para sumar 10, por ejemplo, el 0 va con el 10, el 1 con el 9, el 2 con el 8, el 3 con el 7, el 4 con el 6, el 5 con el 5. Así, aprenden a sumar fácilmente al comprender estas equivalencias.
 

¿Qué materiales hacen falta?

Alfombra con los números del 0 al 10 de goma eva. Preferiblemente desmontable.

Recta numérica en horizontal.

Tabla del 100 y maletín de números, a ser posible, desmontables.

Policubos, un recurso polivalente y desmontable que favorece la composición y la descomposición de los números.

Depresores/palillos. Para trabajar las decenas con el ABN, necesitamos palillos o depresores para hacer las decenas y las unidades. 

Tarjetas con las grafías de los números. Debemos tener más de una tarjeta de cada número, decenas completas y signos de sumar, restar e igual.

Platos de plástico para realizar equivalencias o repartos.

Tarjetas de las manos.

Cubiteras o hueveras para trabajar comparaciones.

Cualquier material que sirva para contar: pinzas, botones, tapones, coches, lápices, ceras, rotuladores…


Fuentes:

Aragón, E., Aguilar, M., Navarro, J. I., y Araujo, A. (2015). Efectos de la aplicación de un programa de entrenamiento específico para el aprendizaje matemático temprano en educación infantil. Revista Española de Pedagogía, 260, 99-113.

Aunio, P., Heiskari, P., Van Luit, J. E., y Vuorio, J. (2015). The development of early numeracy skills in kindergarten in low, average and high performance groups. Journal of Early Childhood Research, 13(1), 3-16. doi: 10.1177/1476718X14538722

García, L., y Quirell, Mª.M. (2017). ¿Hay otra forma de enseñar y aprender matemáticas? Es posible…el método de cálculo abierto ABN.

Martínez, J., y Sánchez, C. (2013). Resolución de problemas y método ABN. Madrid: Wolters Kluwer.

Fecha de actualización: 02-06-2021

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×