×
  • Buscar
Publicidad

Cómo enseñar las horas a los niños

Cómo enseñar las horas a los niños

Leer la hora es algo que hacemos todos los días y, definitivamente, una habilidad básica que todos necesitamos aprender desde pequeños para administrar mejor nuestro tiempo. Pero aprender a leer la hora puede ser un poco complicado para los niños.

Publicidad

Para que los niños puedan aprender a leer la hora hace falta que sepan los números, por lo que normalmente no se les enseña hasta los 5 años. A esta edad, los niños ya tienen las capacidades necesarias para comprender lo que significa el tiempo y cómo se mide, son capaces de diferenciar entre los conceptos “hoy” y “mañana” y tienen una noción bastante clara del tiempo que transcurre entre una hora y otra.

Sin embargo, estas capacidades no son suficientes para aprender a leer las horas, también es necesario que el niño sepa contar, al menos hasta el 60. Además, es importante que comprenda que los números siguen un orden creciente que implica que el 3 es más grande que el 2 y menor que el 4, de lo contrario no podrá aprender las horas porque el tiempo es pura matemática.

Otro concepto básico que deberán conocer es contar de cinco en cinco (5, 10, 15, 20, etcétera) para que puedan leer correctamente los minutos en un reloj de manecillas o analógico.

Los relojes más sencillos son los digitales porque marcan la hora precisa y solo se tienen que leer los números que aparecen en la pantalla, lo que hace que sean una mejor opción para comenzar a enseñarle la hora a un niño. Para que puedas enseñarle de forma sencilla a un niño cómo leer la hora, te explicamos cómo hacerlo paso a paso.

- La primera tarea consiste en explicarle que el primer número que aparece corresponde a las horas y el segundo a los minutos.

- Deberás explicarle que el día está dividido en 24 horas, que cada hora tiene 60 minutos y cada minuto, 60 segundos. Para que el niño pueda comprender esto, puedes utilizar piedras o cuentas de tres colores diferentes donde una significará las horas, otra los minutos y la tercera los segundos. Así, podrás explicarle cómo a medida que los segundos avanzan, los minutos pasan y también transcurren las horas. Al inicio será un poco confuso, pero muy pronto comprenderá este concepto.

Una vez que el niño sea capaz de leer las horas en un reloj digital, será el momento de enseñarle a leerla en un reloj de manecillas.

- Para poder hacerlo de una forma sencilla, puedes utilizar una cartulina y, con la ayuda de un plato, dibujar un círculo en su interior, dentro de este, pinta en su orden los números del 1 al 12, además puedes hacer un poco más grandes los números 12, 3, 6 y 9. Coloca dos manillas en el reloj, con la ayuda de un encuadernador para que puedan moverse.

- Una vez hecho, explícale que la manecilla corta indica las horas y la larga los minutos. Ve poniendo diferentes horas y explicándole cómo se dice cada una. Lo ideal es comenzar con las horas exactas: 1 en punto, 2 en punto...

- Cuando asimile esos conceptos pasa a las medias horas, luego a los cuartos. Si doblas la cartulina por la mitad (con el doblez del 12 al 6) podrá entenderlo con más facilidad, al doblarlo verá cómo el reloj se divide en dos mitades y cuando la aguja llegue al 6 será "una hora y media". Repite la misma acción con los cuartos.

- Leer los minutos puede ser complicado de memorizar, pero una forma de ayudarles a comprenderlo es indicando los minutos a los que corresponde cada número en la parte exterior del reloj, de forma que el 1 tendrá una anotación que será “:05”, el dos “:10” y así consecutivamente.

Al hacer su propio reloj los niños aprenderán desde el inicio en dónde va cada número, se divertirán haciéndolo y les resultará más atractivo y fácil familiarizarse con él.

A los niños les cuesta mucho más aprender las cosas cuando se sienten obligados a hacerlo, por lo que es muy importante para que todo salga bien que se le plantee este aprendizaje como un juego. Podéis hacer un concurso para ver cuántas horas acierta, o dejarlo colgado en su habitación para que juegue con él. Otra opción es darle un reloj viejo para que lo manipule y pueda mover él mismo las manecillas. Si tiene sonido, mucho mejor.

Puedes aprovechar y comprarle su primer reloj de pulsera, se sentirá mayor, importante y estará motivado a aprender a leer la hora.

Otro truco para que los niños vayan familiarizándose con las horas es incluir sus actividades diarias dentro del reloj, para que puedan comenzar a asociar los momentos y horas del día con la rutina que realizan cada día.

No te puedes perder ...

Cómo enseñar las horas a los niños

Cómo enseñar las horas a los niños

Leer la hora es algo que hacemos todos los días y, definitivamente, una habilidad básica que todos necesitamos aprender desde pequeños para administrar mejor nuestro tiempo. Pero aprender a leer la hora puede ser un poco complicado para los niños.

Y tambien:


Infórmale de las horas a las que tiene las actividades, para que vaya asociándolas y aprenda el concepto del tiempo. Por ejemplo: salimos hacia el cole a las 9 en punto, merendamos a las 5 y media, la clase de inglés es a las 6 y cuarto, etc.


Foto: Freepik.com

Fecha de actualización: 16-04-2019

Redacción: Cristina Rodríguez

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.