• Buscar
Publicidad

¿Cómo enseñar divisiones de dos cifras?

¿Cómo enseñar divisiones de dos cifras?

En matemáticas, la división es una operación parcialmente definida, una operación binaria que a dos números asocia el producto del primero por el inverso del segundo, y sí, hay que enseñárselas a los niños. Pero ¿cómo hacerlo? ¿Cuándo empiezan a conocer las divisiones en el cole? En este artículo te contamos todo sobre el aprendizaje y la enseñanza de las divisiones.

Publicidad

Índice

 

Empezando con las divisiones

Sí, de niños dibujan y pintan, pero en Primaria, aunque continúen haciéndolo, la cosa cambia un poco, y las matemáticas si no se entienden se pueden convertir en una auténtica pesadilla para los peques. En Educación Infantil es cierto que lo que más se va a valorar será el desarrollo físico de los niños, el desarrollo afectivo, el control corporal y también la iniciación en la lectura y la escritura. Sin embargo, la Educación Primaria va a estar dividida en tres ciclos, aunque las asignaturas fundamentales aquí sean las matemáticas y el lenguaje. De hecho, será en el segundo ciclo dentro de la Educación Primaria cuando se aumenten las horas de matemáticas e inglés. Será en estos momentos cuando en matemáticas comiencen ya con operaciones con números naturales, pero también con la iniciación de las fracciones y también las divisiones.

Y si tu hijo ya empezó en su día con las divisiones de una cifra, y ahora ya tiene que empezar con las de dos cifras, estará familiarizado entonces ya con las divisiones y ese mundo a veces algo enrevesado, pero no está de más nunca recordar de nuevo algunos términos. El dividendo es el número que hay que dividir, el divisor el número que divide al dividendo, el cociente es el resultado de la división, y el resto lo que sobra de la división.

En primer lugar, se deberá colocar las primeras cifras del dividendo, el mismo número de cifras que tenga el divisor. Sin embargo, aquí se debe tener en cuenta que, si el dividendo es más pequeño que el divisor, se tiene que tomar una cifra más del dividendo para hacer la división.

A continuación, se debe dividir la primera cifra del dividendo entre la primera cifra del divisor. El resultado se deberá escribir en el cociente. Después, habrá que multiplicar la cifra del cociente por el divisor, y escribir el resultado debajo del dividendo y restarlo, pero si no se puede porque el dividendo es más pequeño, lo que el niño debe hacer es escoger un número más pequeño en el cociente hasta que sí se pueda restar.

Finalmente, una vez tenga ya hecha el niño la resta habrá que bajar la cifra siguiente del dividendo y repetir la acción.

 

¿Qué pasa con las divisiones de dos cifras?

Aquí se complica algo más la cosa. Se debe hacer lo siguiente:

1- Tomar las dos primeras cifras del dividendo para hacer la división entre las dos cifras del divisor. En el caso de que, por ejemplo, las dos primeras cifras del dividendo sean menores que las dos cifras del divisor habrá que, por tanto, tomar otra cifra más del dividendo para poder dividir.

2- Una vez tenga el niño las tres cifras del dividendo y las dos cifras del divisor deberá subdividir estas tres primeras cifras y quedarse con las dos primeras.

3- Dicho resultado se escribe en el cociente (debajo del divisor) para, a continuación, multiplicarlo por el divisor. Si el resultado de esta operación, es decir, la cifra como tal es mayor que el dividendo habrá que escoger el número anterior y multiplicar de nuevo. Si el resultado aquí sí da una cifra menor que el dividendo entonces sí cabe el número del cociente, se escribe el resultado debajo de las cifras del dividendo y listo.

4- Ahora solo queda bajar la siguiente cifra del dividendo y, cuando tengas el número completo, se repite el proceso, es decir, se dividen las dos primeras cifras del dividendo otra vez entre la primera cifra del divisor y se coloca en el cociente. Se multiplica la cifra que te haya dado por el divisor y si el número vuelve a ser menor se hace la resta.

Los niños aprenden a dividir en Primaria, pero no está de más que desde casa los papás y las mamás fomenten esto. Podéis comprarles libros que expliquen las divisiones de una manera divertida o practicar ejercicios en casa para que en el cole se vayan superando también día tras día. No obstante, recordad también no angustiaros demasiado si todavía para el niño resultan las divisiones algo complicadas. Hay que tener en cuenta que estas suelen empezar a enseñarse en torno a los nueve o diez años, pero teniendo en cuenta siempre también que antes de esto las multiplicaciones deben saber hacerse perfectamente y el término de multiplicación, por tanto, debe estar bien asentado.


Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×