Cómo enseñar a dividir con dos cifras

Cómo enseñar a dividir con dos cifras
comparte

Las matemáticas, al principio un gran enemigo, pero, con el tiempo, un enorme aliado. Las sumas, las restas, las multiplicaciones y las divisiones son operaciones básicas que se aprenden desde pequeños y que estos utilizarán en su día a día el resto de su vida. Eso sí, al principio a muchos se les atragantan.

 

Las divisiones suelen ser los cálculos que más complicados le resultan a los niños y a las niñas que comienzan su inmersión en el mundo matemático ya que antes deben dominar el resto de las operaciones. Una buena explicación y la práctica son los pilares fundamentales para un correcto aprendizaje ya que, en muchas ocasiones, a los menores les cuesta aprender porque no entienden desde un primer momento la explicación y les da vergüenza tener que pedir que se lo repitan. Los adultos deben estar pendientes y notar estos pequeños obstáculos que se producen para que, en ningún caso, los pequeños se sientan mal por no conseguir aprender.

 

Asimismo, no todos los menores tienen el mismo ritmo de aprendizaje y, sobre todo con las matemáticas, a muchos les costará seguir el ritmo de una misma clase. Es en este momento cuando el apoyo y la ayuda de los padres y de las madres resulta indispensable para sus hijos. Es fundamental que los progenitores se impliquen en el aprendizaje y desarrollo de sus hijos más allá del hogar, deben estar al tanto de cómo les va en el colegio y, también, de si necesitan una ayudita extra.

 

Una división se trata sencillamente de repartir una cantidad en partes iguales, es decir, es lo contrario a una multiplicación. Antes de empezar a dar lecciones sobre como dividir es necesario conocer los diferentes elementos que componen una división y que sin los cuales no se podría llevar a cabo.

Cómo enseñar a los niños a cuidarse los dientes

Cómo enseñar a los niños a cuidarse los dientes

Según estima la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre un 60 y un 90% de los escolares tiene caries dental, una de las enfermedades más frecuentes entre la población infantil. Esto se debe a que los niños son uno de los grupos de mayor riesgo, ya que tienden a comer con más frecuencia, ingieren más dulces y además de no ser expertos en el cepillado dental, no están concienciados de la importancia de cepillarse los dientes después de comer

 

-El dividendo es la cantidad de objetos que se quieren repartir.

-El divisor es el número de personas o cosas entre las que se quieren repartir los objetos (dividendo).

-El cociente es la cantidad exacta de objetos con los que se quedará cada personas o cosa una vez se repartan todos por igual.

-El resto es la cantidad de objetos que han sobrado al realizar la repartición de manera equitativa a todas las personas. Una división puede tener un resto exacto, es decir, que sea 0 o inexacto, que de un número diferente.

 

Para que los niños vean y entiendan más claramente estos elementos se les puede poner un ejemplo muy sencillo, “tengo 15 helados y los quiero repartir entre mis 3 amigos”. En este caso, el dividendo serían los 15 helados y el divisor los 3 amigos. Tras realizar la operación, aunque no hace falta si se enseña visualmente, se determinan el resto de los elementos. El cociente sería 5 ya que, es el número de helados que le tocan a cada amigo y el resto sería 0, es decir, exacto.

 

Una de las maneras más efectivas de que los niños aprendan y comprendan los diferentes conceptos que se les enseñan es hacerlo de manera visual y gráfica. Por ello, una de las mejores formas para que entiendan el concepto de repartir es utilizar objetos y distribuirlos entre diferentes números de personas. Una vez sean capaces de entender lo que significa se puede comenzar a introducir el concepto de división, dividiendo X número de objetos entre un número de personas de dos cifras, de 10 a 99.

 

Al principio, es mejor que los niños tengan a mano una hoja que puedan utilizar de borrador para realizar todas las operaciones necesarias en sucio. Están aprendiendo algo nuevo y es muy difícil que hagan los cálculos de memoria, aunque con el tiempo, cuando ya dominen la realización de divisiones es importante acostumbrarlos a que los hagan desde su cabeza y no con la ayuda de un borrador.

 

Uno de los métodos más fáciles y sencillos para realizar divisiones con dos cifras se trata de multiplicar el divisor. Esto consiste en multiplicar el divisor para conocer qué número multiplicado por el divisor se acerca más a la cantidad que hay en el dividendo.

 

Por ejemplo, si se quiere dividir 372 entre 25 se puede hacer en el borrador las multiplicaciones de 25x1, 25x2, 25x3…hasta el 9. A continuación, como el divisor es de dos cifras se cogen también dos cifras del dividendo, siempre y cuando sean mayores que el divisor, si no habría que coger tres. Por lo tanto, se selecciona 37 y con ayuda de las multiplicaciones que se habían realizado anteriormente se saca el número más cercano y sin pasarse, que en este caso sería 1.

 

Ahora hay que multiplicar el cociente por el divisor, es decir 25x1, y la solución se le resta al 37, dando como resultado 12. Lo siguiente que hay que hacer es bajar el siguiente número, el 2 y habría que volver a buscar en las multiplicaciones que número se acerca más a 122, el cual sería 4. Y habría que realizar el mismo proceso que se ha hecho anteriormente, pero multiplicando 25x4. El resultado de esta operación es 14.


Fuentes:

Smartick

https://www.smartick.es/blog/matematicas/divisiones/como-dividir-por-dos-y-tres-cifras/

Cristina Álvarez, profesora de Educación Primaria

https://www.unprofesor.com/matematicas/ensenar-a-dividir-entre-dos-cifras-142.html

Cuadernos Rubio

https://cuadernos.rubio.net/con-buena-letra/aprenderensenar-a-dividir-por-dos-cifras

Redacción: Andrea Rivero

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
Cerrar