¿A qué edad aprenden los números los niños?

¿A qué edad aprenden los números los niños?
comparte

El aprendizaje de los números comienza a los 2 o 3 años, todavía en la guardería, aunque con esta edad lo que se pretende es que el niño aprenda a contar hasta 10 y a relacionar los números más pequeños (1, 2 y 3) con la cantidad correspondiente. Más tarde, ya en el colegio, aprenderán a escribirlos y a comprender la cantidad que indica cada uno.

Los niños de 2 a 3 años ya con capaces de contar hasta 10, aunque muchas veces se equivocan y alternan números o no los dicen en el orden exacto, pero es algo normal. Además, son capaces de comprender que 1 indica una sola unidad, 2, dos unidades… sobre todo con números pequeños, lo que les permite contar pequeñas cantidades de objetos.

Después, ya en Primero de Infantil, comienza en aprendizaje de los números de manera más reglada, aunque aprender a reconocer los números y comprender la cantidad de cada uno es una actividad compleja que lleva un tiempo. Por eso, será más en Segundo de Infantil, ya con 4 años, cuando puedan comprender y fijar mejor sus primeras nociones matemáticas, lo que incluye el orden de los números, a contar hasta 100, el valor de cada número, a contar pequeñas cantidades, a escribir los números e incluso operaciones sencillas de sumar y restar con objetos concretos.

Un acercamiento correcto a las matemáticas en la etapa de infantil es fundamental para que los niños aprendan a disfrutar de ellas, por eso en estos primeros cursos se usan canciones, juegos y actividades divertidas para enseñar a los niños los números, a sumar y a restar.

¿Cómo enseñarles los números?


1- Lo primero es enseñarle los números del 1 al 10 y el orden en el que van, para que comprenda que 10 es mayor que 7, por ejemplo. El apoyo visual es esencial, así que debes ir enseñándole a la vez a escribir cada uno de los números y a reconocerlos si los ve escritos. Puedes dibujarlos en la pizarra o cartulinas y dejar que adivine qué numero has escrito.

2- Después, debe asociar cada número a una cantidad concreta, para lo cual lo mejor es coger piezas, objetos o figuras y mostrarle que 2 es igual que dos gomas de borrar o 3 son tres pegatinas. Debe comprender la cantidad que indica cada número, por lo que podéis hacer juegos de hacer montones o grupos de x objetos y dejar que sea él quien los cuente y agrupe.

3-  Luego, es importante que aprenda a trazar cada número. Muéstraselos en la pizarra o un cuaderno y enséñale cómo dibujar el 1, el 2, el 3… Puedes hacer un punto de partida y decirle cómo debe ser el trazo; por ejemplo, el 1 es una línea hacia arriba y una que baja.

4- Las actividades cotidianas nos pueden ayudar a afianzar este aprendizaje. Por ello, es importante que en casa le pidas ayuda para contar cuántas manzanas habéis comprado, cuántos lápices de color azul tenéis o cuántos platos hay que coger para poner la mesa si sois cuatro en casa. Cualquier momento y actividad es buena para usar los números y afianzar su comprensión.

5- Es muy probable que haya un momento de su aprendizaje en que el pequeño se obsesione con los números y te pregunte a todas horas si sabes contar hasta x números, cuál número va detrás del 28 o cuántos son dos más dos. En estos casos, aunque estés cansado y tengas muchas cosas que hacer, es importante que le hagas caso para que se sienta escuchado y motivado. Piensa que tiene curiosidad e interés por aprender, y que es el momento exacto para potenciar ese interés para que no se desvanezca.

6- Los números y las matemáticas en general se trabajan con todo tipo de razonamientos o pensamientos lógicos, es decir, cualquier actividad que implique este tipo de pensamiento, por lo que hay muchas actividades y juegos que le ayudarán a comprender mejor las cantidades y el orden de los números. Los emparejamientos, las ordenaciones, las edades… todo ayuda a comprender mejor los números.

7- Un buen ejercicio es darle varias cajas con más o menos piezas dentro de ellas y pedirle que las ordene de mayor a menor según la cantidad de piezas que tenga cada una. O dibujarle cartulinas con diferentes grupos de frutas (4 manzanas, 3 peras, 2 plátanos…) y pedirle que las ordene de mayor a menor o haga operaciones sencillas con ellas como sumarlas o restarlas.

8- Es importante que trabaje primero las cantidades y luego ya los números escritos. Una vez que sepa bien cuántas son 4 manzanas, puedes incidir más en que aprenda a escribir el 4 correctamente, algo que, además, irá ligado al aprendizaje de las primeras letras, lo que se suele enseñar a la vez.

9- Las canciones, los cuentos, los juegos, los puzles, los dibujos o las pantallas digitales pueden completar este aprendizaje de manera lúdica y diferente, apóyate en ellas, pero sin dejar de lado el papel y el lápiz. 


Redacción: Irene García

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×