¿Quieres que tu hijo sea mentalmente fuerte? Evita hacer estas 13 cosas

¿Quieres que tu hijo sea mentalmente fuerte? Evita hacer estas 13 cosas
comparte

Criar a un niño mentalmente fuerte no significa que no llorará cuando esté triste o que no fallará a veces. La fuerza mental tampoco hará que tu hijo sea inmune a las dificultades, pero sí conseguirá que sepa recuperarse de los reveses sin hundirse. Que sepa seguir adelante incluso cuando esté lleno de dudas. Que sepa explotar al máximo su potencial y luchar para cumplir sus sueños. Así que si quieres criar a un niño fuerte, solo tienes que evitar estos 13 comportamientos.

1- Permitir una mentalidad de víctima


Fallar un penalti o en una prueba de ciencias no convierte a un niño en una víctima. El rechazo, el fracaso y la injusticia son parte de la vida y el niño tiene que aprenderlo. Enséñale que no importa cuán duras o injustas sean sus circunstancias, siempre puede adoptar medidas positivas. No permitas que se considere a sí mismo una víctima.


2- Educar en la culpa


Ceder a los sentimientos de culpa le enseña a tu hijo que la culpa es intolerable. Los niños que aprenden esto no podrán decirle que no a alguien que le diga: "Sé un buen amigo y déjame copiar tu examen", o "Si me quieres, harás esto por mí".


Demuéstrale a tu hijo que, aunque a veces te sientas culpable, lo cual les pasa a veces a todos los buenos padres, no vas a permitir que tus emociones incómodas te impidan tomar decisiones acertadas.


3- Hacer que tu hijo sea el centro del universo


Si haces que tu vida entera gire alrededor de tu hijo, crecerá pensando que todos
deben atenderlo y hacerle caso. Y los adultos auto absorbidos no es probable que lleguen muy lejos en la vida.

Descubre el talento de tu hijo

Descubre el talento de tu hijo

¿Has soñado alguna vez con que tu hijo sea el próximo Ronaldo? ¿O quizá un futuro Mozart o Van Gogh? Seguro que sí, ya que todos los padres piensan que sus hijos son los mejores y que llegarán muy lejos. Es muy común imaginar a nuestros retoños ganando el Premio Nobel o siendo un gran científico que descubre la cura contra el cáncer. Todo esto son la mayoría de las veces nada más que eso, sueños. Pero es cierto que muchos niños tienen un talento oculto y es tarea de los padres sacarlo a la luz y potenciarlo


Enséñale a tu hijo a concentrarse en lo que tiene para ofrecerle al mundo, en lugar de enfocarse en lo que puede obtener de él.


4- Permitir que el miedo dicte sus elecciones


Aunque mantener a los niños dentro de una burbuja protectora te ahorrará mucha ansiedad, una vida demasiado segura enseñará a tu hijo que debe evitar el miedo en todo momento. Pero el miedo puede ser una sensación positiva que nos ayude a superarnos y salir de nuestra zona de confort, logrando metas más altas. Demuéstrale que la mejor manera de vencer el miedo es enfrentarlo de frente, y criarás a una persona valiente.


5- Otorgar a tu hijo poder sobre ti


Dejar que los niños decidan qué comerá la familia durante la cena o dónde os vais de vacaciones les da más poder de lo que están listos para manejar. Tratar a los niños como a un igual - o al jefe - en realidad les roba fuerza mental.


Bríndale a tu hijo la oportunidad de practicar escuchando cosas que no quiere oír y haciendo cosas que no quiere hacer. Deja que tu hijo tome decisiones simples mientras mantiene una clara jerarquía familiar.

 

6- Esperar la perfección


Esperar que tus hijos hagan bien las cosas es saludable, pero esperar que sean perfectos es contraproducente. Enséñale a tu hijo que no pasa nada por fallar. Está bien, y normal, no ser excelente en todo lo que hace.


Los niños que se esfuerzan por convertirse en la mejor versión de sí mismos, en lugar de ser los mejores en todo, lograrán que su autoestima dependa de las comparaciones con los demás. Y pueden no salir bien parados.


7- Dejar que los niños eviten la responsabilidad


Dejar que los niños se salten las tareas domésticas o no hagan los deberes después del colegio puede ser tentador. Después de todo, es probable que desees que tu hijo tenga una infancia despreocupada. Pero los niños que realizan tareas apropiadas para su edad no están sobrecargados. Al contrario, están ganando la fortaleza mental que necesitan para convertirse en ciudadanos responsables.


8- Proteger a los niños del dolor


Los sentimientos de dolor, tristeza y ansiedad son parte de la vida. Permitir que los niños experimenten esos sentimientos dolorosos les brinda la oportunidad de practicar la tolerancia a la incomodidad.


Proporciona a tu hijo la orientación y el apoyo que necesita para lidiar con el dolor para que puedan ganar confianza en su capacidad para manejar las inevitables dificultades de la vida y no se vea superado por ellas.


9- Sentirse responsable de las emociones de tu hijo


Animar a los hijos cuando están tristes y calmarlos cuando están molestos significa asumir la responsabilidad de regular sus emociones. Los niños necesitan adquirir competencia emocional para que puedan aprender a manejar sus propios sentimientos.


Enseña de manera proactiva a tu hijo maneras saludables de sobrellevar sus emociones para que no dependa de que los demás hagan por él.


10- Evitar que los niños cometan errores


Corregir las tareas de matemáticas de tu hijo, comprobar dos veces que ha cogido los libros correctos para las clases o recordarle constantemente que haga sus tareas no le hace ningún favor.


Deja que tu hijo se equivoque a veces y muéstrale cómo aprender de sus errores para que pueda volverse más sabios y fuerte.


11- Disciplina vs. castigo


El castigo implica hacer sufrir a los niños por su maldad. La disciplina, sin embargo, trata de enseñarles cómo mejorar en el futuro.


Criar a un niño que teme "meterse en problemas" no es lo mismo que criar a un niño que desea tomar buenas decisiones. Usa las consecuencias para ayudar a tu hijo a desarrollar la autodisciplina que necesita para tomar las mejores decisiones.

 

12- Tomar atajos para evitar molestias


Aunque ceder ante un niño quejumbroso o hacer los deberes de tu hijo hará que tu vida sea un poco más fácil en ese momento, esos atajos inculcarán hábitos poco saludables a largo plazo.


Enseña a tu hijo a esperar pacientemente las gratificaciones y evitar atajos tentadores. Le enseñará que es lo suficientemente fuerte como para perseverar incluso cuando quiera rendirse.


13- Perder de vista sus valores


Muchos padres no inculcan los valores que quieren que sus hijos posean a causa del caos y el estrés en el que están inmersos.


Asegúrate de que tus prioridades reflejan con precisión las cosas que más valoras en la vida, lo que dará a tu hijo la fortaleza para vivir una vida significativa.


Fuente: Morin, Amy (2017), “13 Things Mentally Strong Parents Don't Do: Raising Self-Assured Children and Training Their Brains for a Life of Happiness, Meaning, and Success”.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×