Pautas de relación para niños

Pautas de relación para niños
comparte

Es importante que enseñemos a nuestros hijos desde pequeños a relacionarse de manera sana con los demás, evitando conflictos y discusiones que pueden derivar en problemas mayores al crecer. Si tu hijo saber relacionarse de manera adecuada con sus compañeros, tendrá más amigos y será más feliz.

Los niños nacen con habilidades sociales innatas y deseos de comunicarse con los demás desde el primer minuto de vida. Al fin y al cabo, somos seres sociales y necesitamos a los demás para conseguir alcanzar el bienestar emocional y la felicidad. Desde la primera sonrisa hasta el primer amigo, cada paso que nuestro hijo da en sus habilidades sociales es importante para fomentar esta capacidad y saber cómo comportarse con los demás, cómo tratarlos, cómo hacer amigos, etc. Por eso, debemos fomentar las relaciones de nuestros hijos con otros niños y con adultos desde pequeños.


Al relacionarse con los demás, hay diversos factores que se ponen en juego y que pueden influir, y mucho, en nuestra forma de relacionarnos. Por una parte, la autoestima, puesto que las personas seguras y confiadas, con una autoestima alta, son capaces de intervenir en las conversaciones, iniciar nuevas relaciones y jugar con otros niños en el parque o en clase. Por eso, una primera pauta para conseguir que nuestros hijos se relacionen de manera adecuada con los demás es fomentar su autoestima y su confianza en sí mismos.

No te puedes perder ...

Informe TodoPapás 2007 - La mitad de las familias españolas gasta en sus hijos más de 25% de sus ing

Informe TodoPapás 2007 - La mitad de las familias españolas gasta en sus hijos más de 25% de sus ing

¿Cómo compran los padres de hoy? ¿Cuánto gastan en un hijo? ¿Y en dos? ¿En qué invierten este gasto? Te damos la respuesta a estas preguntas y muchas más. Gracias a una completa perspectiva de mercado elaborada por TodoPapás durante el pasado año, te mostramos una fotografía de las necesidades, comportamientos y motivaciones de todos aquellos que afrontamos el reto del crecimiento de un niño.


También es muy importante la asertividad, es decir, la capacidad de expresar lo que queremos y necesitamos sin miedo y de defendernos sin someternos a los deseos de los demás. Reivindicar nuestras propias opiniones sin dejar que los demás nos impongan las suyas. Ser asertivos es fundamental para disfrutar de las relaciones sociales y evitar conflictos y problemas como el acoso escolar.


Otro factor a tener en cuenta es la empatía. Si un niño no tiene empatía, no será capaz de imaginar y saber cómo se sienten los demás en determinadas situaciones, lo que le puede llevar a meter la pata o hacer daño a los otros, limitando y dificultando sus relaciones sociales. Es importante que fomentemos la empatía en los niños desde pequeños, así como la amabilidad, para que sepan entender las emociones de los demás y ayudarlos cuando lo necesitan.


Pautas para mejorar las relaciones sociales


Para que tu hijo sepa relacionarse con los demás, especialmente con los niños de su edad, de manera satisfactoria, puedes seguir estos consejos:


1- Fomenta, como hemos dicho, valores esenciales en él como la empatía, la amabilidad, la tolerancia, la asertividad, etc.


2- Fortalece la comunicación con tu hijo y enséñale a escuchar a los demás y a contar sus problemas a las personas cercanas para crear vínculos fuertes de amistad y relación. Si no se abre a los demás, no será capaz de crear relaciones fuertes y duraderas, aunque siempre debe hacerse con las personas adecuadas, por lo que también debes enseñarle a no ir contando sus intimidades a cualquiera, solo a los amigos verdaderos.


3- Aprovecha las películas que veáis juntos para hablar sobre las escenas que aparezcan en ellas en las que se produzcan relaciones insatisfactorias o inadecuadas, como discusiones o peleas, preguntándole qué cree que se debería de hacer en cada caso o qué no se debería hacer nunca.


4- Presta atención a tus propias relaciones sociales y enséñale con el ejemplo. Si tú no sabes cómo comportarte con los demás, es más complicado que tu hijo se relacione de manera adecuada.


5- Si su problema es que no encuentra compañeros con sus mismos gustos e intereses, debes ampliar su abanico de relaciones y apuntarle a talleres o cursos en los que haya niños a los que le gusta lo mismo que a él. Y, además debes hacerle ver que muchas veces es necesario amoldarse a los demás y que siempre se puede descubrir algo bueno en actividades que, a priori, no nos interesan. Tiene que saber relacionarse con todo tipo de personas, no solo con aquellas que piensan igual que él.


6- Si le cuesta relacionarse con todos los niños, no solo con los de clase, y muestra otros problemas como ansiedad o depresión, debes hablar con un psicólogo infantil por si esos problemas están causados por algún trastorno emocional o mental que deba ser tratado.


7- Reconoce sus logros en este campo (y en cualquier otro) y ayúdale a superar sus límites y sus problemas al relacionarse con los demás, como la timidez, pero sin forzarle ni obligarle.


8- Crea un entorno seguro y cariñoso para aumentar su autoestima y confianza y anímale a hablarte de cualquier problema que tenga con sus compañeros u otros niños en cuanto surjan para poder hacerles frente cuanto antes.


9- Enséñale a relacionarse con los demás de manera amable y diciendo siempre gracias, por favor, cumplidos, pidiendo perdón de manera sincera cuando se comete un error, etc.


Las habilidades sociales se forjan y mejoran desde la cuna, así que empieza desde que tu hijo sea un bebé y estate atento a cualquier dificultad o problema para que no se vaya haciendo más grande a medida que tu hijo crezca.


Fuente:

Álava, Silvia (2016), Queremos que crezcan felices, Madrid, Actitud de Comunicación.

Juan Pedro Valencia, psicólogo infantil. 

Redacción: Irene García

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>