×
  • Buscar
Publicidad

¿Hasta qué edad madura el cerebro?

¿Hasta qué edad madura el cerebro?

La palabra madurez esconde muchas acepciones y, según la persona, puede significar una cosa u otra. También hay mucha discrepancia en cuanto a la edad a la que maduran (o deberían) madurar las personas en el sentido psicológico, pero ¿te has preguntado alguna vez cuando acaba de madurar el cerebro?

Publicidad

Índice

¿Qué es la madurez?

La RAE define madurez como: -Condición o estado de maduro. –Período de la vida en que se ha alcanzado la plenitud vital y aún no se ha llegado a la vejez. –Buen juicio o prudencia, sensatez.

La rama de la Psicología por su parte la describe como la capacidad de responder al medio ambiente. Ser consciente del momento y el lugar correctos para comportarse y saber cuándo actuar de acuerdo con las circunstancias y la cultura de la sociedad en la que uno vive.

No te puedes perder ...

Y tambien:

En el día a día utilizamos esta palabra para referirnos a las actitudes que diferencian a un adulto de un adolescente o un niño. En nuestra sociedad, actuar con madurez es sinónimo de hacerlo de manera correcta. Es por eso que cuando los hijos van teniendo más consciencia sobre sus actos les pedimos que ‘’actúen con madurez’’, pensando las cosas dos veces, haciendo juicio ético y poniendo en práctica lo enseñado en casa y en el colegio.

Al ser una palabra con tantas acepciones, es difícil responder a la pregunta de cuándo se alcanza la madurez. Aun así, cada persona se desarrolla y actúa de una manera según su entorno, por lo que la edad en la que una persona ‘’empieza a comportarse como un adulto’’ puede variar por muchos años de diferencia.

 

Madurez del cerebro

Otra cosa es el momento en el que nuestro cerebro acaba de desarrollarse. Esto ocurre generalmente sobre los 24 años de edad, aunque hay estudios contradictorios que dicen que este sigue desarrollándose durante toda la vida.

Para cuando el adolescente cumple 18 años, todo el cerebro, a excepción del córtex frontal, está desarrollado. Un córtex inmaduro explica de cierta manera la toma de decisiones de algunos adolescentes, más arriesgadas de lo habitual e impulsivas.

Al ser esta la última parte del cerebro en formarse, está más influenciada por el entorno y las vivencias de cada persona, y no tanto por el factor genético.

Además de en la toma de decisiones y la impulsividad, el córtex frontal juega un papel muy importante en la capacidad de atención y concentración, en la capacidad de planificación (metas, planes complejos…), en el pensamiento lógico (justifican comportamiento basados en emociones y no en la lógica), en el desarrollo de la personalidad y en la memoria a corto plazo.

Un córtex frontal no desarrollado al completo hará que todas las funciones anteriores no se lleven a cabo como lo haría una persona adulta y responsable.

 

Factores que impulsan la madurez cerebral

Lo recomendable es ayudar a tu cerebro a moldearse antes de que este acabe de desarrollarse por completo. Siguiendo unos hábitos saludables conseguirlo será más fácil.

- Dormir: no dormir las suficientes horas o un sueño de mala calidad puede afectar negativamente el desarrollo del cerebro.

- Come ‘con cabeza’: realiza una dieta saludable y equilibrada, que incluya muchas verduras y frutas, proteínas, grasas y los carbohidratos adecuados. Evita los ultraprocesados y todo aquello con niveles muy altos de azúcar.

- Deporte: a largo plazo, hacer ejercicio no solo ayuda a tu físico, también tiene beneficios psicológicos: el flujo sanguíneo mejora y los niveles de neurotransmisores se optimizan, las emociones se vuelven más positivas y se pueden desarrollar nuevas neuronas.

- Aprende cada día: siempre se ha dicho que los niños son como esponjas. Aprovechar la energía y las ganas de aprender de la adolescencia será muy beneficioso de cara al futuro.

- Reducir el estrés: meditar o guardar un rato al día para relajarte y reflexionar pueden contribuir en gran medida a reducir la actividad en centros cerebrales ansiosos que provocan estrés y puede mejorar el desarrollo del cortex frontal. Los cerebros que están bajo estrés crónico pueden no desarrollarse tan bien como los que tienen tiempo de inactividad para relajarse.

- Rodearse bien: el ambiente que nos rodea juega un papel importante en la manera en la que se desarrolla el cerebro. Es importante enriquecerse del entorno: buenas amistades, estar abierto a cosas nuevas…

- Desafía tu mente: entrenar el cerebro con tareas cognitivamente exigentes o desafiantes puede ayudar a estimular el desarrollo.

 

Factores que frenan la madurez cerebral

Desafortunadamente, no siempre estamos rodeados de buenos estímulos para el desarrollo cerebral.

Algunos factores que tienen un impacto perjudicial en la madurez y que deberíamos evitar a toda costa son:

- Influencias sociales negativas: estar en relaciones abusivas o de dependencia es muy perjudicial ya que inhibe la capacidad de expresión de la persona afectada. Estar aislado socialmente también puede tener profundos efectos sobre la personalidad, el estado de ánimo y la capacidad para desempeñarse en situaciones sociales.

- Abuso de sustancias nocivas: el uso inadecuado de alcohol y drogas puede desencadenar en una cognición mucho más pobre en la edad adulta.

- Nivel alto de estrés: estar bajo mucha presión o ansiedad severa bloquea a nuestro cerebro de seguir avanzando

- Dieta inadecuada: la comida es la gasolina para el cuerpo, pero también para el cerebro, por lo que si queremos funcionar al 100% necesitamos una ‘gasolina’ de calidad. Un exceso de azúcares y carbohidratos refinados pueden crear problemas en el futuro.

- Problemas de sueño: aquellos que no logran dormir lo suficiente (en términos de calidad y cantidad) pueden tener cerebros subdesarrollados. El sueño ayuda a evitar el estrés y se sabe que dormir lo suficiente ayuda a promover un desarrollo cerebral saludable.

 

Madurez y edad legal

Es España una persona se considera legalmente adulta a la edad de 18 años. A esta edad ya pueden conducir, fumar y beber alcohol legalmente y son tratados ante la ley con las obligaciones de un adulto.

En ese momento existe una discrepancia entre ser un adulto legal y uno biológico.

El hecho de que el cerebro no acabe de desarrollarse hasta unos años más tarde significa que los "adultos legales" (mayores de 18 años) pueden tomar decisiones de “adultos biológicos”, sin cerebros completamente maduros.

Con 18 años las decisiones que se toman son más arriesgadas que cuando se toman con 24, en parte debido a la falta de experiencia, pero principalmente debido a un cerebro subdesarrollado.


Fuentes:  Adolescent Maturity and the Brain: The Promise and Pitfalls of Neuroscience Research in Adolescent Health Policy- Sara B. Johnson, Ph.D.

Examining the Developing Brain in Dutch Child and Adolescent Psychiatry- Tijdschr Psychiatr

Entrevista a la Doctora Sandra Aamodt para NPR News

Fecha de actualización: 18-07-2020

Redacción: Laura Abad

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.