×
  • Buscar
Publicidad

¿Hasta qué edad crecen los pechos?

¿Hasta qué edad crecen los pechos?

Con la llegada de la adolescencia las niñas empiezan a notar una serie de cambios en su cuerpo. Las hormonas empiezan a actuar y, además de los cambios emocionales, se experimentan cambios físicos: aparición de acné, crecimiento del vello… Los pechos también empiezan a crecer, pero ¿cuándo dejarán de desarrollarse?

Publicidad

Índice

 

Mujer y pubertad


La pubertad a menudo comienza antes de lo que piensan los padres, especialmente en las niñas. Es importante que los niños sepan los cambios que van a percibir en su cuerpo, porque, aunque sean de forma gradual, no siempre logran entender por qué les sucede eso.

En cada sexo los cambios físicos son distintos. En las niñas, estos son los principales:

- Vello corporal: comenzará a crecer vello más grueso en el área genital, debajo de los brazos y en las piernas. En algunas niñas (alrededor del 15%), el vello púbico puede ser el primer signo de la pubertad, que aparece antes de que comience el desarrollo de los pechos. Con el crecimiento de cada vez más vello, algunas niñas mostrarán interés por depilarse. Hay que hacerles saber que esto es una decisión personal, que no hay ninguna razón médica para depilarse. Si prefieren hacerlo, les mostraremos los distintos métodos y elegiremos el que mejor se adapte a las necesidades de cada parte de su cuerpo.

- Secreción vaginal: algunas niñas experimentan una cantidad pequeña de flujo vaginal transparente o blanco que comienza entre 6 y 12 meses antes de su primera menstruación. Esta es una respuesta normal a cantidades crecientes de la hormona estrógeno en el cuerpo.

- Desarrollo mamario: las niñas suelen comenzar la pubertad entre los 8 y los 13 años. La señal más temprana de la pubertad en la mayoría de las niñas es el desarrollo de los pechos. No es inusual que el crecimiento comience en un lado antes que en el otro. También es común que los pezones estén algo sensibles o adoloridos. El crecimiento desigual y el dolor son totalmente normales y generalmente mejoran con el tiempo.

- Menstruación: si bien los plazos pueden variar, la mayoría de las niñas tienen su primer período dentro de los 2 a 3 años posteriores al desarrollo de los pechos. La edad promedio para que las niñas tengan su primer período es alrededor de los 12 años. Es importante enfatizar que los períodos son una parte normal del crecimiento. Las niñas deben saber que está bien hablar y hacer preguntas sobre ello. Algunas jóvenes pueden tener ansiedad sobre cómo manejar su primera menstruación, dado que puede suceder inesperadamente. Poner suministros (compresas, tampones…) en la mochila del colegio puede ayudar a aliviar esta preocupación.

Si bien algunas niñas tendrán sangre de color rojo brillante con su primer período, otras niñas solo pueden tener manchas con secreción marrón rojiza, ¡ambas son normales! Algunas personas tendrán períodos una vez al mes, los ciclos menstruales pueden ser irregulares en los primeros años a medida que el cuerpo se adapta a los cambios fisiológicos rápidos. Además, los ciclos normales de períodos pueden ser tan cortos como 21 días o tan largos como 35… ¡así que incluso las personas con ciclos regulares podrían no tener el período todos los meses!

También son comunes los calambres abdominales o el dolor con la menstruación. Si son muy intensos se consultará con el profesional de la medicina qué medicamentos puede tomar para aliviar el dolor

- Aumento de altura: la mayoría de las niñas experimentan su crecimiento acelerado a una edad más temprana que los niños. Una vez que una niña ha tenido su primera menstruación, su crecimiento ya ha comenzado a disminuir.

- Caderas más anchas: sus caderas se ensancharán y su cintura se reducirá. El tejido adiposo se distribuye de manera diferente. 

- Otros cambios comunes: muchos jóvenes desarrollan acné durante la pubertad. Esto puede estar relacionado con cambios en los niveles hormonales. La sudoración debajo de las axilas y el aumento del olor corporal también son cambios normales. Dado que la piel produce más grasa y sudor, las niñas de esta edad pueden comenzar a querer ducharse o lavarse el cabello con más frecuencia.
 

‘’Montaña rusa emocional’’

No te puedes perder ...

Y tambien:


Además de los cambios físicos que acabamos de nombrar, los cambios de humor en la adolescencia son algo recurrente.

La pubertad puede ser un momento difícil para los niños. Están lidiando con los cambios en su cuerpo, y posiblemente también con el acné o el olor corporal, en un momento en que se sienten cohibidos.

Esta época también puede ser un momento emocionante, ya que los niños desarrollan nuevas emociones y sentimientos. Pero la "montaña rusa emocional" en la que se encuentran puede tener efectos psicológicos y emocionales, como:

- cambios de humor inexplicables

- baja autoestima

- agresión

- depresión

Hablar con ellos día a día, preguntar cómo se sienten e intentar que nos muestren sus sentimientos para ayudarlos si es necesario puede hacer que esta etapa sea más llevadera para todos.
 

¿Cuándo deja de crecer el pecho?


Los pechos generalmente dejan de crecer cuando se completa la pubertad y, en general, el crecimiento.

Las niñas tienden a tener su último brote de crecimiento entre los 10 y los 14 años. La mayoría habrá alcanzado su estatura adulta a los 15 años. Este estirón final de crecimiento describe el período de la vida de una niña cuando entra en la fase de desarrollo sexual y físico, conocida como pubertad. Las niñas tienden a experimentar un crecimiento acelerado que las lleva a su estatura adulta en la adolescencia, a medida que atraviesan la pubertad.

Cada persona comienza la pubertad en un momento diferente y la genética determina en gran medida los patrones de crecimiento. Esto significa que las tasas de crecimiento "normales" en humanos ocurren dentro de un rango. Para algunos, la pubertad puede comenzar antes o después, y esto es completamente normal. Tiende a durar hasta que una persona tiene alrededor de 16 años.

Ciertos aspectos del tamaño de los pechos son hereditarios. Después de la pubertad, el tejido mamario continúa cambiando y respondiendo a las hormonas a lo largo de la vida de la mujer, incluso durante el ciclo menstrual, el embarazo, la lactancia y la menopausia.

Aunque el crecimiento acelerado de los pechos cese antes, no es raro que sigan creciendo levemente y cambien de forma o contorno hasta los 18 años. También es bastante común tener un pecho de un tamaño diferente al otro.
 

Problemas y complicaciones


Con el crecimiento de los pechos en nuestras hijas adolescentes pueden presentarse algunas anomalías como bultitos o zonas con más grasa.

Debemos concienciar y enseñar a las niñas a realizarse autoexploraciones de los pechos en busca de anomalías.

El examen regular de los pechos por su cuenta puede ser una forma importante de detectar un cáncer de mama temprano, cuando es más probable que se trate con éxito. Si bien ninguna prueba puede detectar todos los cánceres de mama en forma temprana, realizarse un autoexamen de mama en combinación con otros métodos de detección puede aumentar las probabilidades de una detección temprana.

Hay distintos pasos que deben seguirse para una exploración completa:

- Paso 1: empieza por mirar tus pechos en el espejo con los hombros rectos y los brazos en las caderas. Debes buscar que tengan su tamaño, forma y color habituales, su forma sea uniforme sin distorsión ni hinchazón visibles. Si observas uno de estos aspectos, comunícaselo al médico: hoyuelos, arrugas o protuberancias de la piel, un pezón que ha cambiado de posición o un pezón invertido (empujado hacia adentro en lugar de sobresalir), enrojecimiento, dolor, sarpullido o hinchazón.

- Paso 2: ahora, levanta los brazos y busca las mismas características que en el paso 1 pero en esta posición.

- Paso 3: busca cualquier líquido que salga de uno o ambos pezones (esto podría ser un líquido o sangre acuoso, lechoso o amarillo).

- Paso 4: estando tumbada, haz una exploración utilizando las yemas de los dedos, haciendo movimientos circulares. Busca posibles bultos por toda la superficie, desde el pezón hasta la axila.

- Paso 5: finalmente, haz la misma exploración de pie o sentada. Muchas mujeres encuentran que la forma más fácil de sentir anomalías es cuando su piel está mojada y resbaladiza, por eso les gusta hacer este paso en la ducha. Cubre toda la superficie, usando los mismos movimientos de la mano descritos en el paso 4.

Si detectas alguna característica nueva, consulta con tu médico para saber de qué se trata.


Fuentes:

National Healthcare System

American Cancer Society

AECC

Fecha de actualización: 15-09-2020

Redacción: Laura Abad

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.