• Buscar
Publicidad

Niños zombies, ¿por qué no duermen?

Niños zombies, ¿por qué no duermen?

¿Tu niño duerme poco por la noche y se pasa el día zombie, vagando de un lado para otro? Hay muchos niños a los que les ocurre esto por diferentes motivos pero es una mala costumbre que hay que evitar ya que los niños necesitan descansar para crecer, desarrollarse y aprender.

Publicidad

Indice

 

¿Qué son los niños zombies?

Después de los padres mombies, llegan los niños zombies. Pero si bien los primeros no tienen más remedio que estar medio zombies todo el día porque su bebé no les deja dormir, los niños zombies (aquellos que apenas duermen por la noche y se pasan el día medio dormidos) lo son por diferentes causas:

- Los niños en edad escolar, de 3 a 12 años, deben dormir unas 10 horas por la noche. Generalmente, a partir de esta edad se les quita la siesta diurna, por lo que es más importante aún que descansen bien por la noche. Sin embargo, no todos los niños necesitan dormir lo mismo, algunos con 8 horas tienen suficiente. Puede que tu hijo sea de estos últimos.

- A la mayoría de niños no les gusta irse a la cama y prefieren seguir jugando, viendo la tele, etc. Esto hace que la hora de irse a la cama se alargue y, aunque empieces a mandarle a la cama a las 9 de la noche, no se duerma hasta las 11. Si tiene que despertarse sobre las 7.30 para ir al colegio, solo ha dormido 8.30, lo que es insuficiente. Eso hará que se pase el día zombie.

- También puede ser que tu hijo sufra algún trastorno del sueño o parasomnia, como insomnio, hipersomnia nocturna, terrores nocturnos, sonambulismo, etc., que le impida dormir bien. En estos casos se deberá consultar a un especialista.


¿Qué hacer para que el niño duerma?

Dormir poco lleva al cansancio, la fatiga, asimilar mal los nutrientes, rendir menos en el colegio, tener menos energía para jugar y divertirse, etc. Por eso verás a tu hijo todo el día de un lado para otro como un zombie. Para evitarlo, debes seguir estos consejos:

- Lo habrás oído muchas veces pero es que es cierto que funciona: establece unas rutinas diarias para la hora de irse a la cama. Tanto en bebés como en niños un poco mayores funciona y ayuda a que se vayan a la cama sin remolonear y a que se duerman antes. Baño, cena, un cuento, un poco de tele si son mayores… y a la cama. Todo a la misma hora, al menos los días de diario.

- Evita, justo antes de que se vaya a la cama, programas de televisión o videojuegos que le puedan alterar. Nada de imágenes violentas o películas de miedo.

- Si le cuesta conciliar el sueño, puede ser porque esté preocupado o le pase algo. Habla con él para averiguar la causa. Si no le pasa nada concreto, dale técnicas que le ayuden a dormir, como contar desde 100 hasta 0, leer un poco, relajarse y dejar la mente en blanco, etc.

- Nunca asocies la cama con los castigos. Si se porta mal, no le digas: “Te vas a la cama castigado”. Debe asociar el momento de irse a dormir con algo placentero y agradable, no con un castigo.

- Como hemos dicho antes, si tiene algún trastorno del sueño, acude al pediatra para consultar.


Glosario

Hipersomnia

Definición:

La Hipersomnia Diurna consiste en un exceso de Sueño o somnolencia, y aparece por un déficit de Sueño nocturno. Generalmente se habla de Hipersomnia refiriéndose a la Hipersomnia Diurna, esto es, la que se padece durante las horas en las que se permanece despierto. Dicho esto, conviene también aclarar que al hablar de Hipersomnia nos referimos a una Hipersomnia duradera o crónica.

Síntomas:

Exceso de sueño crónico durante el día. Fatiga, cansancio, somnolencia.

Tratamiento:

Terapia del sueño.

Fecha de actualización: 20-07-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×