¿Puede un niño tomar tila?

¿Puede un niño tomar tila?
comparte

Beber una tila es una de las maneras más comunes y naturales de calmar los nervios, inducir al sueño y ganar la tranquilidad que a veces necesitamos. En el caso de los niños funciona igual, y aunque no tenga comprobaciones científicas o médicas, no parece afectarles negativamente. 

Las  principales propiedades de la infusión de tila se relacionan con beneficios relajantes. La tila nos puede ayudar tanto a niños como mayores en estos casos:


- Cuando se produce insomnio y otros trastornos del sueño. Debido a sus propiedades tranquilizantes y relajantes, es conocida por producir un efecto sedante y que induce al sueño.


- Como remedio para la tos continuada, la tila es antitusiva debido a que calma las mucosas respiratorias cuando tienes tos.


- Contra el asma la flor de tila es antiespasmódica, tiene un efecto relajante sobre el músculo liso bronquial.


- Para el dolor de cabeza esta infusión, al ser relajante, es un buen remedio natural para las cefaleas provocadas por tensiones y contracturas.


- Contra los nervios y ansiedad el poder sedante de la tila la ha convertido en uno de los remedios más populares para calmarlos y lograr relajarnos en momentos de ansiedad.

No te puedes perder ...

Aprender a tocar un instrumento

Aprender a tocar un instrumento

A muchos padres les hace ilusión que sus hijos se conviertan en pequeños músicos prodigio, pero casi todos se plantean las mismas dudas: ¿a qué edad puede un niño empezar a tocar instrumento?, ¿cuál será mejor para él?, ¿le gustará o le estoy obligando?


- Para disminuir el dolor estomacal, debido a que es relajante y antiespasmódica, la tila ayuda a disminuir los cólicos provocados por la gastritis nerviosa, los gases y otros problemas estomacales.

 

¿A partir de qué edad le puedo dar tila o infusiones a mi hijo?


Los especialistas recomiendan que no se les dé este tipo de bebida hasta aproximadamente los 7 meses de edad. Pero la pregunta es más bien por qué ofrecérselas. Si es una costumbre cultural o si las toman de vez en cuando, no hay problema. Pero si ofreces hierbas medicinales a tu hijo para curar una enfermedad, conviene que preguntes a su pediatra porque algunas potencian o reducen la acción de los medicamentos.


Las propiedades beneficiosas de la infusión son bien conocidas, contienen una gran cantidad de diversos antioxidantes y ayudan a prevenir contra los microbios. Pero por otra parte, tiene efectos no deseados como la inhibición de la absorción de hierro y la aparición de posibles reacciones alérgicas. Se debe evitar también mezclar de hierbas hechas a base de colorantes añadidos o saborizantes de infusión, porque pueden causar estas reacciones alérgicas.


Aparte de la tila, hay otras infusiones con las que nos puede surgir la misma duda. Es importante saber que las que tienen propiedades estimulantes, como las distintas variedades de té, no son aconsejables en los niños. Otras tisanas comunes, como la manzanilla, la valeriana, la hierbabuena, la melisa o la tila, pueden tomarlas sin problemas.

 

La manzanilla ejerce un efecto calmante sobre el sistema nervioso ayudando a sentirse más relajado. Tomar una infusión de manzanilla es un remedio eficaz para ayudar a los niños a conciliar el sueño cuando están nerviosos o estresados. Por otra parte, la manzanilla también tiene propiedades antiinflamatorias, por lo que es un valioso remedio para los niños que también padecen molestias digestivas. Para preparar la infusión, es tan sencillo como añadir una bolsita de manzanilla en una taza de agua hirviendo, dejar reposar unos minutos y añadir un chorrito de miel para endulzar.

 

 

La infusión de valeriana también se puede dar a los niños. Es conocida sobre todo por sus propiedades analgésicas, antiespasmódicas, hipotensor y sedante. En el caso de los niños, se puede recomendar cuando presentan problemas de insomnio, ansiedad, palpitaciones, nerviosismo, irritabilidad o rabietas continuas. La valeriana les ayudará a sentirse más relajados y también es un remedio contra el dolor de cabeza.

 

La hierbabuena como hierba medicinal es utilizada en infusiones para mejorar desórdenes digestivos como acidez y dolor estomacal, diarrea, bilis, gastritis, estreñimiento e infección intestinal, ya que favorece la digestión. Tiene propiedades antiespasmódicas, es carminativo, antiséptico, analgésico, antiinflamatorio y estimulante. Ayuda también a la expulsión de gases.

 

La infusión de melisa también ayuda a controlar el estrés de los niños más nerviosos y ayudarles a relajarse. Para prepararla de forma casera solo necesitamos hervir un poco de agua y algunas flores secas de melisa. Debemos colocar el agua para hervir en un cazo y, en su interior, colocar una taza con flores de melisa. Después echar el agua hirviendo sobre la taza y taparla para que la melisa no pierda sus propiedades. Dejamos reposar 15 minutos, la colamos y la bebemos muy caliente. Puedes endulzarla con miel.

 

Algunos consejos para la preparación de las infusiones para los bebés y niños son:

 

-  Preparar siempre la infusión con agua hervida.

 

- Reducir el tiempo de la elaboración recomendada a la mitad.

 

- La temperatura de la infusión no debe ser superior a la de una comida para niños (26-36º C).

 

- Generalmente no se recomienda endulzar la infusión para niños menores de un año, es apropiado añadir como máximo, por taza, media cucharadita de miel o azúcar.


Puedes estar interesado en:
Muchas personas aún en crecimiento se preguntan "¿cómo saber qué estatura voy a tener?". De manera orientativa se puede calcular la estatura final tomando en consideración la altura de los progenitores. Pero si se desea un resultado más preciso, es necesario realizar una serie de pruebas prescritas por un médico.


Fuente:

Blog EnFamilia de la AEP: "Cómo cuidar a un niño enfermo", https://enfamilia.aeped.es/temas-salud/como-cuidar-un-nino-enfermo

Redacción: Cristina Rodríguez

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>