Útero bicorne y embarazo

Útero bicorne y embarazo
comparte

¿Es posible quedarse embarazada si se padece esta anomalía del útero? ¿Presenta algún riesgo?

El útero bicorne es una malformación congénita que implica que el útero está dividido por un tabique o septo que puede llegar hasta el cérvix separando el útero en dos partes, o solamente alcanzar un tercio o la mitad de la cavidad. A causa de esta anomalía, el útero tiene forma de corazón en vez de tener forma de pera, como si tuviera dos cuernos (de ahí el nombre de bicorne o útero septado o útero didelfo).

Esta malformación no causa síntoma alguno ni molestias, y solo se descubre si se realizan determinadas pruebas (como una ecografía o una histeroscopia).
El mayor problema que presenta es que puede afectar a la fertilidad de una mujer.

En el caso del útero unicor, solo se produce el desarrollo de uno de los conductos müllerianos. El resultado es un útero de menor tamaño, con una forma curva y elongada (parecida a un plátano) y una sola trompa de Falopio. 


Fertilidad y embarazo

Muchas de las mujeres que sufren esta malformación se quedan embarazadas sin problemas. Sin embargo, para otras puede traer consigo diversas complicaciones:

- Infertilidad: En general, las mujeres con útero bicorne no tienen más dificultades para lograr un embarazo que una mujer con un útero sin anomalías, aunque en muchos casos será una gestación de riesgo.

- Abortos: Diversos estudios sugieren una relación alta entre el aborto espontáneo en las primeras semanas de gestación y el útero bicorne. Solo cuando una mujer presente varios abortos sucesivos, habrá que plantearse una intervención quirúrgica.

- Gestación: Aparte del riesgo de aborto (que existe en cualquier embarazo), estas gestaciones suelen transcurrir sin problemas hasta el tercer trimestre, momento en el que el bebé puede tener poco espacio al tener el útero esta forma tan extraña. Esto provoca en muchas ocasiones un parto prematuro, por lo que si se tiene consciencia de este problema, el ginecólogo recomendará reposo desde la semana 28 para evitarlo. Asimismo, el cuello del útero puede ser más débil y padecer incompetencia cervical, lo que obligará en ocasiones a realizar un cerclaje o a estar de reposo casi toda la gestación.

- Trabajo de parto: Las anomalías del útero también provocan que los bebés se sitúen en posición de nalgas en vez de con la cabeza hacia abajo. En estos casos, se recurre a la versión podálica externa o a una cesárea.

En resumen, la mayoría de mujeres con útero bicorne no presentan problemas de fertilidad, aunque sí tienen mayores riesgos de sufrir un aborto espontáneo, un parto prematuro o una cesárea, por lo que se debe seguir esta gestación más de cerca.



Fuentes:

Útero bicorne. Dr. Jorge Joaquín Álvarez Fontanet, http://bvs.sld.cu/revistas/san/vol10_04_06/san08406.htm

 

Fecha de actualización: 30-01-2012

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>