La infertilidad y sus tratamientos

La infertilidad y sus tratamientos
comparte

Según los datos publicados en 2001 por el Instituto Nacional de Estadística, el número de mujeres entre los 15 y los 49 años que, hasta la fecha, se habían sometido a un tratamiento de fertilización era de 239.427, el 2,4% de la población femenina. De ellas, un 49% consiguieron tener, al menos, un hijo. Aunque en nuestro país no existe un registro obligatorio para estos tratamientos, que se regulará en la nueva ley del 2006, en países donde sí hay control como en Suecia, un 6% de los niños nacidos se deriva de técnicas de reproducción.

 

Las causas más comunes

Esterilidad e infertilidad son dos términos que mucha gente percibe por igual, pero cuyo significado es diferente. Hablamos de esterilidad cuando una pareja tras mantener relaciones sexuales sin control anticonceptivo durante uno o dos años, no ha conseguido un embarazo. Mientras que nos referimos a la infertilidad como la incapacidad de dar a luz un bebé sano.  En ambos casos se aplican los mismos tratamientos de reproducción asistida.

 

Entre las principales causas del aumento de la infertilidad destacan, por un lado, las sociales, provocadas fundamentalmente por los cambios en nuestro estilo de vida, y, sobre todo, al retraso de la maternidad, motivado en gran parte por la incorporación de la mujer al mundo laboral. Así, a partir de los 35 años, la fertilidad de la mujer empieza a caer y desde los 40, las probabilidades de sufrir un aborto son de entre el 40 y el 45%.

 

Por otro lado están las causas de origen médico, entre las que se encuentran las disfunciones de los ovarios y de las trompas de Falopio, los problemas hormonales causados por el estrés, las alteraciones del tiroides, la anorexia nerviosa o el tabaco, que afecta a la fertilidad femenina a partir de los 10 cigarrillos al día.

No te puedes perder ...

¿Cómo se comunican los bebés?

¿Cómo se comunican los bebés?

Los gestos y sonidos son las únicas armas de que dispone un bebé para transmitir sus necesidades y emociones. Por eso, comprender qué significan los signos faciales de los recién nacidos es fundamental para entenderlos, puesto que, sólo llorando, los bebés pueden expresar miedo, enfado o dolor. Para lograr discriminar sus sentimientos en cada momento, se ha llevado a cabo un estudio pionero en España sobre la comunicación gestual y prosódica del neonato

 

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (la OMS), estadísticamente las causas de infertilidad o de esterilidad corresponden en una proporción similar a hombres y mujeres. O lo que es lo mismo, la OMS afirma que un 40% de las parejas estériles lo son por problemas de la mujer, y otro 40% por problemas del hombre. El 20% restante corresponde a un causante mixto. A pesar de esta paridad en las cifras, parece que en la actualidad el porcentaje de hombres con este tipo de problemas está creciendo, dado que sus espermatozoides están sufriendo un importante descenso en cuanto a su calidad.



Infertilidad masculina

Al eyacular, el hombre expulsa de media alrededor de 100 millones de espermatozoides. Pero de esta cantidad, según los últimos estudios, hasta unos 25 millones están defectuosos o son inservibles. Parece que en las últimas décadas los espermatozoides están sufriendo un importante descenso en cuanto a sus niveles de concentración, movilidad y calidad, lo que dificulta su capacidad de fecundación.



Tomar más de 6 unidades de alcohol a la semana o fumar más de 20 cigarrillos al día, la contaminación ambiental, utilizar ropa interior y pantalones muy apretados o los efectos de los pesticidas, son sólo algunos de los factores causantes de esta reducción en cuanto a la calidad y la cantidad de los espermatozoides.

 

Tratamientos de reproducción asistida

La primera técnica de reproducción asistida que llegó a España fue la inseminación artificial, en 1978, año del que data el primer banco de semen. En este mismo año se dio a conocer a nivel mundial la sofisticada, para aquel momento, técnica de Fecundación in Vitro con el nacimiento del primer bebé probeta el 25 de agosto de 1978: la inglesa Louise Brown. Hace dos años, Louise volvió a las cadenas de televisión de toda Europa con motivo de la celebración de su 25 cumpleaños.

 

En España tuvimos que esperar hasta el 12 de junio de 1984 para ver nacer a Victoria Ana, la primera niña española concebida mediante Fecundación in Vitro. Actualmente hay más de 80.000 niños españoles nacidos por este procedimiento.

 

El tratamiento de reproducción asistida más utilizado a día de hoy, sigue siendo la Fecundación in Vitro, seguido de otros como la inseminación artificial, la estimulación ovárica y la donación de óvulos. Entre estos tratamientos se determina cuál es el más indicado para cada caso concreto en función de la edad de la mujer y de las características de la pareja; con la Fecundación in Vitro se consiguen un 40% de embarazos en el primer intento y un 75% a los tres intentos.

 

¿En qué cosiste la fecundación in vitro?

 

Esta técnica de reproducción asistida empieza por una estimulación de los ovarios con hormonas femeninas para que éstos produzcan entre 8 y 10 óvulos en lugar de uno.


El siguiente paso consiste en extraer esos óvulos, mediante una punción a través de la vagina.

Después se mezclan con espermatozoides en una probeta. De aquí se obtienen los embriones en un plazo de 24 horas.

El embrión más apto o los que mejor se hayan desarrollado vuelven a implantarse en el útero materno. (Un máximo de 3 embriones)

Se espera 15 días para comprobar si algún embrión se ha implantado y adherido a la pared uterina, lo que producirá un embarazo.

Dos semanas después, si hay latido cardiaco en una ecografía, se diagnostica el denominado “embarazo clínico”. 

 

 


Te puede interesar:
Hay algunas parejas que exploran la idea de combinar dos nombres. Esta práctica tiene como ventaja que hace que el nombre resulte original pero, por contra, puede que el resultado no sea muy afortunado y no guste a todo el mundo.


Victoria Verdú, coordinadora de Ginefiv. 

Fecha de actualización: 25-08-2005

Redacción: Lola García-Amado

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>