×
  • Buscar
Publicidad

Precauciones después de una transferencia embrionaria

Precauciones después de una transferencia embrionaria

La transferencia embrionaria es el último paso en la técnica de fecundación in vitro. Aunque es un proceso habitualmente sencillo, hay que seguir una serie de recomendaciones para aumentar las posibilidades de embarazo. ¿Quieres saber cuáles?

Publicidad

¿Qué es la transferencia embrionaria?

La transferencia embrionaria consiste en introducir los embriones procedentes de una fecundación in vitro en el interior del útero de una mujer. Esta introducción se hace a través del canal cervical (no requiere pinchazos o maniobras molestas ya que es un canal natural). Las molestias de este procedimiento no son mayores a las de una citología rutinaria.

Expertos aconsejan realizar este procedimiento con la vejiga llena ya que esto mejora la posición del útero y hace que los médicos mejoren su visión ecográfica, facilitando el proceso. El día óptimo para la transferencia embrionaria lo determinarán los expertos en fertilidad. La transferencia se lleva a cabo con un catéter muy fino y flexible para evitar dañar las paredes del endometrio.

¿Cuántos embriones transfieren?¿Qué pasa con los embriones no transferidos?

La decisión del número de embriones que se quieren transferir se realiza de forma individualizada, es una decisión que depende de la edad de la pareja, los embarazos previos, tratamientos fallidos, la causa de la esterilidad, cantidad y calidad de los embriones, deseos de la pareja, etc. En España el máximo número de embriones que se pueden transferir es tres.

Por norma general se escogen los mejores embriones (según los parámetros de calidad embrionaria). Normalmente en estos procedimientos se suele recomendar transferir un embrión y casi nunca se aconseja transferir tres.

De manera frecuente se fecundan todos los ovocitos maduros que se obtienen de la punción folicular por lo que se suelen generar más embriones de buena calidad que los que van a ser transferidos. Estos embriones serán vitrificados por si necesitasen repetir el procedimiento en ciclos posteriores sin que la mujer se tenga que volver a someter a otra estimulación ovárica y punción folicular. Además, aunque se consiga el embarazo, estos embriones se pueden volver a tranferirse en  los años posteriores.

¿En qué momento se transfieren los embriones?

La transferencia embrionaria se puede llevar en cualquier momento del desarrollo de los embriones. Es una decisión que depende del centro. Existen centros de reproducción asistida que transfieren en estado de cigoto (el día 2 o en estadio de mórula), pero lo normal es hacerlo en día 3 (estadio embrionario temprano) o en día 5 (estadio de blastocito o blastocisto).

Además, según si los embriones se encontraban congelados o no existen dos tipos de transferencias:

- transferencia en fresco: en el que los embriones no han sido congelados y se transfieren en el mismo ciclo que en el que se han creado.

- transferencia diferida: donde se congelan los embriones para transferirlos en otro ciclo. Este procedimiento recibe también el nombre de criotransferencia o transferencia de embriones congelados.

¿Hay que seguir recomendaciones después de la transferencia embrionaria?

- Se debe seguir la medicación que ha pautado el médico especialista, quien la habrá recomendado mediante receta médica o en el informe de alta. En el caso de que sientas molestias en la zona baja abdominal, dolor de cabeza o dolor en los senos se puede tomar analgésicos como el paracetamol o Nolotil (pero no se recomienda ni Ibuprofeno ni Aspirina).

- El reposo después de una transferencia embrionaria no debe exceder al tiempo de reposo que te han recomendado estar en tu centro. Una vez te hayan dado el alta debes llevar una vida normal durante los próximos días, pero de forma tranquila y relajada. Hasta la prueba de embarazo se debe evitar el ejercicio físico intenso. Puedes hacer las actividades diarias normales; puedes conducir, trabajar e ir a pasear siempre que no implique grandes esfuerzos o actividades físicas elevadas prolongadas.

- Deben evitarse los baños en inmersión (bañeras, piscinas, etc.). Esta precaución es para evitar posibles infecciones ya que puede entrar agua en la cavidad uterina y que la medicación vía vaginal que se está administrando no haga efecto. Por otra parte, hay que decir que ducharse sí está permitido.

- Tampoco se deben tener relaciones sexuales (incluyendo tanto penetración como orgasmos). Se quiere evitar que el útero en los próximos días tenga contracciones, además hay posturas que pueden tocar el cuello del útero provocando contracciones parecidas a las de los orgasmos.

- Se debe tener una alimentación sana y equilibrada comiendo todo tipo de alimentos sin restricciones excesivas. Recuerda que no existen alimentos mágicos que vayan a conseguir que te quedes embarazada.

- Evita el consumo de alcohol o de sustancias tóxicas por si el embrión  ya se ha implantado en el útero.

¿En qué casos se tiene que cancelar la trasferencia?

Para que se cancele una transferencia embrionaria tiene que darse alguno de los dos casos:

- que el endometrio no esté preparado para la implantación de los embriones. En este caso se congelan los embriones y se transfieren en otro ciclo, es decir, se hace una transferencia diferida.

- que no haya embriones que transferir. Esto puede deberse a que ha existido un fallo en la fecundación (no se fecunda ningún óvulo por lo que no hay embriones que transferir) o que se detiene el desarrollo embrionario (se produce alguna alteración genética o del desarrollo del embrión). En estos casos hay que empezar un nuevo ciclo de fecundación in vitro para poder hacer la nueva transferencia.

¿Es normal un sangrado o manchado tras una transferencia embrionaria?
 

No te puedes perder ...

Y tambien:

Si el manchado o sangrado es leve, no tienes que alarmarte, no tiene por qué ser signo de no implantación o de aborto. Puede que la progesterona esté induciendo este síntoma.
 

En el caso de que el sangrado no cese, lo mejor es reposar hasta que se esté sin manchar de 24 a 48 horas. No se puede averiguar la evolución del embrión hasta la prueba del embarazo ni se puede ver nada ecográficamente hasta que pase un tiempo.
 

Lo mejor que puedes hacer es intentar estar tranquila. Debes ser consciente de que es normal que pases por una gran cantidad de emociones y sentimientos por lo que intenta evitar las situaciones que causan estrés o ansiedad. Rodéate de familiares y amigos con los que más cómoda te sientas.

 

 


Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.