• Buscar

Congelación de embriones

Congelación de embriones

Muchas mujeres que se someten a un tratamiento de reproducción asistida, concretamente a una fecundación in vitro o a una ICSI, son informadas de que los embriones que no han sido utilizados en un primer intento van a ser congelados a la espera de ser transferidos en un futuro. ¿En qué consiste esta técnica? ¿Cómo se congelan? ¿Para qué sirve?

Publicidad

Indice

 

Los avances en técnicas de reproducción artificial han permitido conservar los embriones que sobran inevitablemente de un tratamiento de fecundación in vitro, en lugar de desecharlos.

 

¿Por qué  hay embriones sobrantes?

Durante el tratamiento de fecundación in vitro e ICSI-microinyección, se somete a la mujer a una estimulación ovárica mediante la cual se hacen madurar varios óvulos en un solo ciclo (en lugar de uno como sucede de forma natural). Cuando están en su fase óptima se extraen del cuerpo de la mujer y en un medio de cultivo externo se exponen al semen para que sea fecundado y se obtenga un embrión. En el caso de la técnica ICSI, del semen se selecciona un espermatozoide que será introducido mediante una microinyección en el óvulo. De esta forma se asegura la fecundación. Tras unos días, este embrión resultante, se transfiere al útero de la mujer para que continúe la gestación.

De este proceso, si se ha fecundado más de un óvulo, surgen varios embriones, pero solo podrán ser transferidos al útero de la mujer hasta 3 de ellos. El resto, si se desarrollaron de forma óptima, se conservarán congelados para ser transferidos en otra ocasión.

Articulo relacionado: Este año, regalos solidarios

Los criterios que deben cumplir los embriones para ser congelados son muy exigentes ya que los procesos de congelación y descongelación pueden ser agresivos para los mismos, así que deben tener una gran calidad. Por eso, no se congelan todos los embriones sobrantes, solo los mejores.

Esta técnica de vitrificación permite optimizar el tratamiento de reproducción asistida aumentando la tasa de embarazo por punción, ya que con un solo ciclo de estimulación ovárica se pueden transferir embriones más de una vez al congelar los que no se transfieran en fresco.

 

¿Qué es exactamente la congelación de embriones?

La congelación o criopreservación de embriones consiste en exponer a las células del embrión en desarrollo a temperaturas extremas bajo 0 en nitrógeno líquido para detener su actividad fisiológica celular y poder almacenarlo en perfectas condiciones. Cuando se desee volver a utilizarlos en un nuevo ciclo de fecundación asistida, los embriones son sometidos a un proceso de descongelación y posterior desarrollo en los mismos medios de cultivo que en una fecundación in vitro. Horas o días más tarde, en el momento idóneo, se podrán transferir a la mujer.

 

Ventajas de la congelación

Gracias a la congelación de embriones los embriones sobrantes con una calidad alta no son desechados.

Tener una reserva de embriones congelados, permite no volver a repetir todo el proceso de fecundación in vitro o ICSI, sino solo realizar la última parte, la transferencia; reduciéndose de esta forma el tiempo, los costes económicos y la administración de fármacos y tratamientos.

Articulo relacionado: Congelación de embriones

Además, la criopreservación de embriones también contribuye a la disminución del riesgo de embarazo múltiple, ya que se puede transferir solo uno porque los otros no se desechan, se conservan.

También es una técnica de medicina indicada para parejas en la que uno de ellos puede perder su fertilidad por alguna enfermedad o tratamiento agresivo como la quimioterapia.

 

Riesgos de la congelación de embriones

No todos los embriones congelados evolucionan bien tras la descongelación. Solo entre un 50 y 70% sobreviven al proceso de descongelación.

Si bien, el tiempo que han estado congelados no afecta a la calidad embrionaria ni puede alterar sus cromosomas. 

 

¿Qué hacen con los embriones que no quiero transferirme?

Si una pareja decide no utilizar los embriones almacenados, bien porque no desea tener más hijos o embarazos, o bien porque no quiere continuar con el tratamiento de fertilidad, la ley prevé varios supuestos.

 

¿Qué dice la ley?

La legislación española permite la crioconservación de preembriones sobrantes de la aplicación de técnicas de fecundación in vitro que no sean transferidos a la mujer en un ciclo reproductivo.

La ley establece los destinos siguientes para los preembriones sobrantes:

1. Su utilización por la propia mujer.

2. La donación a otra mujer o pareja con fines reproductivos.

3. La donación con fines de investigación.

4. Su descongelación sin ningún otro fin posterior. Esta opción solo será aplicable si ha finalizado el plazo de conservación establecido y no se ha optado por ninguna de las opciones anteriores.

La decisión sobre estas posibilidades requiere el consentimiento de los dos interesados.

Además la ley establece que cada dos años, la mujer o la pareja deben renovar su consentimiento o modificarlo. Este requisito  pretende que los preembriones tengan un fin que no sea la mera crioconservación durante años cuando las posibilidades de que sean utilizados en la propia reproducción son muy escasas.


Glosario

<

<
Publicidad
Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamentepero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web nosustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a unaconsulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, yen ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×