¿Cómo saber si no puedes tener hijos?

¿Cómo saber si no puedes tener hijos?
comparte

Dentro de los planes de la mayoría de las familias está el tener hijos, pero a veces esto llega a complicarse hasta el punto de preguntarse: ¿cómo saber si no puedes tener hijos?

No te puedes perder ...

Para concebir un bebé, evidentemente hay que hacer el amor (sin anticonceptivo), los días que se corresponden con tu periodo de fertilidad, es decir, el periodo que corresponde con la ovulación, o lo que es lo mismo, el periodo que coincide con la liberación del ovocito por el ovario.

Este periodo depende de la duración de vuestros ciclos. Recordemos: un ciclo está comprendido entre el primer día de la menstruación y el primer día de la siguiente menstruación.

La fertilidad depende de varios criterios:

La edad - La fertilidad alcanza su punto máximo hacia los 25 años, y baja progresivamente a partir de los 26 y con mayor intensidad a partir de los 38. Es importante mencionar que esta tendencia varía mucho dependiendo de cada mujer. Así, algunas mujeres de 38 años pueden empezar la menopausia y otras esperan un bebé a los 45 años.

El peso – La anorexia es una causa de esterilidad. Inversamente, un exceso de sobrepeso o una importante variación de peso (efecto « yo-yo ») pueden provocar trastornos en la ovulación.

La higiene de vida – El consumo importante de tabaco o de alcohol puede originar una ovulación denominada “de mala calidad“. El consumo de tabaco o de alcohol también actúa de manera negativa en la fabricación de espermatozoides.

El estrés - Si te sientes particularmente angustiada, el estrés puede perjudicar a la ovulación, llegando incluso a impedirla.

La menstruación - En el caso de que no la tengas cada mes, podríamos estar hablando ya de un problema hormonal femenino. Hay mujeres que tienen la regla solo una vez o dos al año, y eso complica la posibilidad de quedar embarazada, porque eso significa que ovulas solo 1 o 2 veces al año, aunque eso no significa que sea imposible, pero sí que tu porcentaje es mucho más bajo.

Pero no solo es tema de las mujeres, los hombres también pueden tener problemas de fertilidad.

En el caso de los hombres podemos saber que hay problemas de fertilidad si existe alguna alteración en el momento de la eyaculación, por ejemplo, cuando la eyaculación es anormal, con muy poca cantidad de líquido, o tiene un color rojo o amarillo, o cuando se produce la eyaculación y provoca dolor, entonces es probable que tengas un problema en los testículos, en las glándulas seminales, o en la próstata.

Y, por supuesto, si existiera algún problema anatómico en el testículo, tipo varicocele, que es una variz en uno o los dos testículos, es probable que esté afectando a la calidad del esperma.

La erección también puede derivar en un problema de fertilidad, en cuyo caso se debe visitar al urólogo, porque puede estar enmascarando un problema mucho más serio y preocupante de salud.

Tanto en hombres como en mujeres, si existe una infección en la zona genital es probable que esté afectando la fertilidad.

Existen muchos síntomas que tú mismo y tú misma en casa puedes detectar para saber si tienes un problema, pero siempre siempre debes consultar con un experto.

En una pareja fértil, la tasa de concepción por ciclo es del orden del 20%, incluso si haces el amor en el momento en el que te encuentras más fértil, cuentas con una posibilidad entre cuatro de quedarte embarazada.

Por ello, la palabra clave es ¡paciencia! Sólo una pareja de cada cuatro concibe durante el primer mes que sigue a la interrupción de la contracepción y los dos tercios restantes lo consiguen en los siguientes seis meses.


Te puede interesar:
La calculadora de días fértiles de la mujer arroja como resultado los días centrales del ciclo menstrual donde se produce la ovulación y es posible quedar embarazada. Para averiguar los días fértiles de de una mujer con un ciclo irregular se deben identificar los síntomas de la ovulación.


Fecha de actualización: 25-07-2018

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>