Fertilidad masculina

Fertilidad masculina
comparte

La concepción es cosa de dos, por lo tanto, tan importante como la salud de la madre es la del padre, así como sus posibles problemas de infertilidad.

Causas de infertilidad del hombre

 

La mayoría de parejas consigue el embarazo a lo largo del primer año de intentarlo. Sin embargo, existe un 15% que es incapaz. Antes siempre se echaba la culpa a las mujeres, pero estudios recientes han puesto de manifiesto que en el 30-35% de los casos el problema reside solo en el hombre, el mismo porcentaje que encontramos para alteraciones exclusivas de la mujer, mientras que el resto se debe a anomalías en ambos.

 

La fertilidad de un hombre puede verse disminuida o alterada por los siguientes motivos:

 

1) Problemas en los espermatozoides: Es uno de los principales problemas de infertilidad. Se puede hablar de dos tipos de anomalías. Por un lado, bajo recuento de espermatozoides, es decir, si lo normal es que cada vez que un hombre eyacula suelte 20 millones por milímetro de semen, una persona con este problema tendrá muchos menos, disminuyendo así las posibilidades de que uno llegue a fecundar el óvulo. El otro problema relacionado es el de la falta de movilidad de los espermatozoides, cuando éstos son muy “vagos” y lentos, con lo que no llegan a alcanzar el óvulo.

 

2) Anomalías genéticas: Este tipo de trastornos se puede hallar en sus cromosomas o solo en los espermatozoides. En ambos casos, estas alteraciones pueden causar infertilidad, abortos espontáneos, anomalías genéticas en el feto, muerte fetal prematura…

 

3)Trastornos en la eyaculación: Muchas parejas piensan que hay que reservarse para los días fértiles y abstenerse de mantener relaciones fuera de ese periodo. Sin embargo, se ha comprobado que los periodos de abstinencia prolongados disminuyen el número de espermatozoides, mientras que en eyaculaciones frecuentes, este número aumenta.

 

La eyaculación precoz también puede dificultar la fecundación al impedir la correcta deposición del semen.

 

Otro problema es la eyaculación retrógrada, que consiste en que el semen retrocede hacia la vejiga en vez de pasar al organismo femenino. Esta alteración puede deberse a una diabetes mal controlada, al consumo de ciertos medicamentos, a un adenoma de próstata…

 

Asimismo, hay hombres que padecen aneyaculación (ausencia de eyaculación), causada por lesiones medulares o cirugías previas en la zona.

 

4) Trastornos hormonales: Una alteración en las hormonas producidas por el sistema endocrino también puede provocar infertilidad, por ejemplo, la producción excesiva de prolactina, el hipertiroidismo, el déficit de testosterona, la hiperplasia adrenal congénita, etc.

 

5) Infecciones en el aparato genital: Es una causa poco común y que desaparece en cuanto la infección es tratada con antibióticos. Una prostatitis, una epididimitis u otro tipo de infecciones son causa de infertilidad temporal.

 

6) Criptorquidia: Se produce cuando uno o los dos testículos no han descendido al escroto durante la infancia, y se encuentran ocultos a nivel abdominal. Normalmente, este problema se trata antes de la adolescencia, aunque puede dejar como secuela un menor número de espermatozoides.

 

7) Varicocele: Son varices en las venas del testículo, y causan un 30% de los problemas de fertilidad al aumentar la temperatura del escroto y así, disminuir la cantidad y calidad del semen.

 

8) Hábitos de vida poco saludables: Existen muchos factores externos que disminuyen la fertilidad: los malos hábitos alimenticios, la obesidad, una dieta pobre en antioxidantes, el consumo excesivo de alcohol, el tabaco, el estrés, la contaminación medioambiental, etc.

 

9) Infertilidad idiopática (de origen desconocido):En muchos hombres con problemas no se encuentra una causa concreta después de hacer todas las pruebas pertinentes.

 

Tratamientos para la fertilidad masculina

 

Para determinar la causa (o causas) concretas que provocan la infertilidad, es necesario realizar una serie de pruebas: un examen físico en busca de anomalías en el aparato reproductor; análisis de sangre, de orina y hormonal; un seminograma o análisis del semen (una de las pruebas más importantes, ya que con ella se comprueba la calidad y la cantidad de espermatozoides); una prueba poscoital, etc.

 

El tratamiento, por supuesto, depende de la causa:

 

- En los casos de problemas en los espermatozoides (ya sea por escasa cantidad o calidad), lo mejor es recurrir a la Fecundación in Vitro (FIV) o a la Inyección Intracitoplasmática (ICSI).

 

- Las anomalías genéticas requieren del Diagnóstico Genético Preimplantacional, una técnica que consiste en seleccionar genéticamente un embrión sano, libre de este tipo de anomalías, e implantarlo posteriormente en el útero. El DGP tiene que ser aprobado por la Comisión de Reproducción Asistida, quien da el visto bueno en función de la enfermedad de la que se trate (solo en casos graves).

 

- La mayoría de trastornos de eyaculación requieren de ayuda psicológica, excepto aquellos cuya causa es física, en cuyo caso deberá tratarse la enfermedad que los provoca.

 

- Los trastornos hormonales necesitan terapia hormonal hasta que el nivel de las mismas vuelva a la normalidad.

 

- Algunos medicamentos estimulan la producción de espermatozoides, como los andrógenos orales, las gonadotrofinas…

 

-  Puede ser necesario la cirugía para tratar ciertos problemas como el varicocele.

 

- Una alimentación sana y una vida saludable son fundamentales en cualquier caso: nada de alcohol ni tabaco, descansar y dormir bien, dieta variada y rica en antioxidantes y folatos…

 

Redacción: Irene García

Artículos relacionados

Pruebas de fertilidad masculina caseras

Pruebas de fertilidad masculina caseras

Los problemas de fertilidad de una pareja pueden deberse tanto al hombre como a la mujer, por eso es importante que ambos se realicen pruebas si tardan en quedarse embarazados. En las farmacias... (fertilidad masculina)

Desmontando los mitos más frecuentes de la fertilidad

Desmontando los mitos más frecuentes de la fertilidad

Ideas erróneas como que la fertilidad masculina no tiene fecha de caducidad o que la infertilidad es hereditaria puede dificultar la concepción, por lo que es muy importante que sepas exactamente lo que... (espermatozoides lentos y los abortos)

0 Comentarios

Escribe tu comentario

Para comentar este artículo debes iniciar sesión con tu cuenta o registrarte.

Utilizamos cookies para mejorar la calidad del servicio, medir la audiencia y ofrecerle publicidad que pueda ser de su interés. Si continua navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.