×
  • Buscar
Publicidad

Síntomas del óvulo fecundado

Síntomas del óvulo fecundado

¿Es posible notar cuándo se ha producido la fecundación? ¿Qué cambios se producen en el organismo desde un primer momento a causa de la concepción?

Publicidad

En cada ciclo menstrual, uno de los dos ovarios de la mujer libera un óvulo que se dirige hacia la trompa de Falopio correspondiente. Allí espera unas 24 horas a que un espermatozoide llegue hasta él y lo traspase para dar lugar a un cigoto que empezará a multiplicarse y dividirse rápidamente.

Además de empezar el desarrollo, cuando el óvulo es fecundado por un espermatozoide, inicia un viaje por las trompas de Falopio hacia el útero que dura entre 2 y 3 días. Una vez allí, anidará y empezará a crecer y desarrollarse pasando de ser un blastocisto a un embrión y, más tarde, un feto.

Desde el primer momento, se producen una serie de cambios en el organismo: el volumen de sangre aumenta, los niveles de ciertas hormonas se incrementan… No obstante, es difícil notar nada hasta pasados 10-15 días. En el momento en el que se produzca la fecundación, no notarás nada distinto, aunque algunas mujeres afirman que han sentido un dolor en la zona del útero, parecido al dolor de la regla, intenso y corto. Este dolor puede estar causado por la implantación del blastocisto en las paredes del útero, pero no siempre se experimenta.

No te puedes perder ...

Y tambien:

A los 10 días, más o menos, tendrás una ligera hemorragia que marca el sangrado de implantación, el momento en el que el embrión llega al útero y anida. Este sangrado es leve y de color rosado o marrón y está causado por las heridas que produce el embrión en la pared uterina al agarrarse a esta. No obstante, muchas mujeres no lo experimentan, no es algo que todas noten ya que no siempre se produce.

Después, empezará el resto de síntomas que marcan el inicio de la gestación: amenorrea, náuseas, mareos, etc. Una vez que empieces a sentir estos y, sobre todo, si no te baja la regla, podrás hacerte un test de embarazo casero que rastrea la hormona del embarazo o hGC en tu orina. Si esta está presente, estás embarazada. También puedes hacerte un análisis de sangre para confirmar el embarazo. 

 

 


Te puede interesar:

Cada mujer es diferente y no en todas se presentan síntomas del sangrado de implantación ya que resulta imperceptible. Para estos casos hay realizar algún un test de embarazo o bien esperar a que aparezcan otros síntomas del embarazo.

Fuente: Goetzl, Laura (2006), Concepción y embarazo a partir de los 35, Pearson Educación.

Victoria Verdú, clínica Ginefiv. 

Fecha de actualización: 26-03-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.